Los españoles necesitarían ahorrar durante 32 años para poder comprar una vivienda

¿Necesitas una hipoteca?

Te ayudamos a conseguirla de forma inmediata
  • Las hipotecas comercializadas por los bancos permiten solicitar, de media, un 77% del valor de tasación de una vivienda1, lo que obliga a los compradores a disponer de unos ahorros equivalentes al 23% restante, más un 10% para gastos iniciales
  • El precio medio de una vivienda en España se sitúa en 161.179,20 euros, lo que provoca que los ahorros iniciales necesarios para afrontar una compra alcancen los 53.189 euros2
  • Teniendo en cuenta la capacidad media de ahorro de los españoles3, un ciudadano que quisiera contratar una hipoteca necesitaría un período de 32 años para conseguir el colchón inicial que requiere esta operación4
  • Los ahorros iniciales que se necesitan para comprar una vivienda varían notablemente entre comunidades: mientras que en el País Vasco harían falta más de 80.000 euros, en Extremadura bastaría con 30.0002

Los españoles tendrían que ahorrar durante una media de 32 años para conseguir el colchón necesario para comprar una vivienda4, que actualmente equivale al 33% del valor de un inmueble1. Así lo asegura un estudio de Kelisto en el que se analiza el tipo de hipotecas que conceden los bancos y la capacidad de los consumidores para poder acceder a estos préstamos, teniendo en cuenta sus ingresos.

A día de hoy, un 42,8% de los compradores de vivienda necesita recurrir a una hipoteca para poder afrontar esta operación5. Hasta el inicio de la crisis económica, era habitual que el consumidor consiguiera que el banco le dejara un 100% del valor de la casa que quería adquirir, o incluso un porcentaje superior. Sin embargo, con el inicio de la debacle económica, las entidades extremaron la prudencia y redujeron el loan to value de sus préstamos: es decir, el porcentaje del valor de tasación de un inmueble que conceden al consumidor en forma de préstamo.

Actualmente, las hipotecas que comercializan las entidades ofrecen, de media, un 77% del valor de tasación de la vivienda1, lo que obliga al consumidor a disponer de un importante colchón económico para poder afrontar la compra de una casa: el 23% restante para completar el valor de la casa que desea comprar, más de un 10% para pagar los gastos iniciales. En la práctica, esto se traduce en un importe medio de 53.189,14 euros2.

Teniendo en cuenta la realidad salarial del país, conseguir el colchón necesario para poder adquirir una vivienda se ha convertido en una tarea casi imposible, sobre todo si se afronta sin ningún tipo de ayuda. Así, tomando en consideración el salario más frecuente en nuestro país (16.490,8 euros6) y el ratio promedio de ahorro (10% anual3), un consumidor tendría que esperar 32 años para poder acceder a una hipoteca con la que comprar una casa4. Este plazo podría reducirse considerablemente si tuviera la posibilidad de aumentar su ratio de ahorro: 16 años si pudiera guardar el 20% de sus ingresos anuales y seis años si guardara el 50% de lo que gana al año4, un esfuerzo difícilmente asumible por la gran mayoría de los consumidores.

El plazo durante el que habría que ahorrar para poder acceder a una vivienda varía notablemente de una comunidad autónoma a otra. Madrid, con 50 años de media, País Vasco 45 años y Baleares 44 años son las tres regiones en las que haría falta más tiempo para conseguir el dinero necesario. En el extremo contrario se sitúan Extremadura y Castilla-La Mancha, ambas con 20 años, y La Rioja con 21 años4.

La radiografía autonómica demuestra que el esfuerzo que un ciudadano tiene que hacer para poder reunir el dinero necesario para comprar una vivienda es muy distinto en unas comunidades y en otras, lo que provoca fuertes desequilibrios. Por ejemplo, el sueldo más habitual en la Comunidad de Madrid (15.507,17 euros) es muy similar al registrado en Extremadura (15.503,63)6. En cambio, el precio medio del metro cuadrado de la primera (2.203,3 euros) casi triplica el registrado en la segunda (864,7)7.

Ver fuentes de la tabla en el apartado “Fuentes”.

Las futuras ayudas reducirán de 32 a 26 años el plazo de ahorro necesario para comprar una casa

El futuro Plan Estatal de Vivienda, que se prevé que entre en vigor el próximo 1 de enero de 2018, contempla ayudas de hasta 10.800 euros para la compra de vivienda a los menores 35 años que, como máximo, ganen el triple del Indicador Público de Renta de Efectos Públicos (es decir, 22.365,42 euros). Este dinero servirá para afrontar los gastos iniciales que supone la compra de un inmueble y no podrá sobrepasar el 20% del valor de la casa que se desee adquirir.

Según los cálculos de Kelisto, estas ayudas permitirían reducir de 32 a 26 años el plazo medio necesario para ahorrar el colchón inicial que se requiere para adquirir una vivienda, lo que supone un recorte de seis años (un 20,33% menos de plazo). Las regiones donde más se notaría el impacto de esta medida serían aquellas con un precio de medio de la vivienda más bajo (Extremadura y Castilla-La Mancha, con una reducción del plazo de entorno al 35%, mientras que en aquellas donde resulta más caro (Madrid y País Vasco) el efecto sería considerablemente menor (un 13% menos) 8.

Hacen falta 23 años de media para pagar una hipoteca

A día de hoy, los españoles dedican, de media, el 33,4% de sus ingresos para abonar su hipoteca9, un porcentaje que se sitúa dentro de lo recomendado para poder afrontar sin riesgos la devolución de un préstamo de estas características. En este contexto, y teniendo en cuenta el salario más frecuente del país6, un consumidor tardaría 23 años de media en devolver su deuda10, un dato que finalmente se reduce hasta los 18 años11 debido, entre otros motivos, a la mejora de las condiciones económicas del hipotecado con el paso del tiempo.

Por comunidades autónomas, también existen fuertes desequilibrios por lo que respecta al tiempo que, de media, tardaría un consumidor en devolver una hipoteca: mientras que en Madrid el plazo se alarga hasta los 35 años, y en el País Vasco y Baleares, hasta los 31, en regiones como Extremadura y Castilla-La Mancha, apenas se tardaría 14 años, un año menos de lo que haría falta en Murcia y La Rioja11.

FUENTES (I): 1 Según los datos de Kelisto.es a 01/04/2017 (a partir de la información sobre hipotecas que cada entidad ofrece en su página web), la media del porcentaje sobre el valor de tasación que ofrecen los bancos es del 77%. 2 Para llegar a estos datos, se parte del 33% que necesita tener ahorrado un consumidor para poder pedir una hipoteca (el 23% que no concede el banco más un 10% para gastos iniciales). Este porcentaje se aplica al valor medio de una vivienda en España. Dicho valor se ha calculado teniendo en cuenta el precio medio por metro cuadrado según los datos del Ministerio de Fomento, IV Trimestre de 2016 (Precio tasado medio de la vivienda libre). Según datos del Ministerio de Fomento a cierre de 2016, la superficie media de las viviendas en bloque es de 106,6 metros cuadrados. Dado que, según datos de Eurostat de 2016, más del 66% de los españoles vive en pisos, se ha usado esta medida como referencia para calcular el valor medio de una vivienda en España y la cifra a la que equivale el 33%. Estos cálculos se han realizado a nivel nacional, autonómico y provincial, con los valores correspondientes para cada uno. 3 Según datos de Vente Privée (octubre 2016), la mayoría de los españoles ahorra un 10% de su sueldo (41%). El 20% ahorra el 20% del sueldo; el 16% ahorra el 30% del sueldo; un 10% no ahorra nada. Por tanto, se ha tomado como referencia un ahorro medio del 10%, aunque el estudio también analiza el panorama para otros escenarios de ahorro. 4 Para realizar este cálculo se tienen en cuenta varios datos: la cantidad media que se debe ahorrar para poder comprar una casa (ver fuente 2), la capacidad media de ahorro (ver fuente 3) y el salario más frecuente en España: Datos del Instituto Nacional de Estadística (INE). Últimos datos disponibles (cierre de 2014, publicados en 2016). Para el análisis por CC.AA, el INE ha facilitado datos en la clasificación NUTS1 (de Eurostat) dado que la existencia de tamaños muestrales pequeños para las CC.AA uniprovinciales provocaría que los datos autonómicos no se pudieran difundir. De esta manera, se solventan los problemas de representatividad y los datos disponen de la calidad adecuada para ser publicados. Los datos de cada CC.AA se han usado para las distintas provincias que componen cada una (en el caso de las que tienen varias provincias). 5 Datos del Consejo General del Notariado correspondientes a febrero de 2017 6 Datos del salario más frecuente en España del INE (últimos datos disponibles, correspondientes a 2014 y publicados en 2016). Para el análisis por CC.AA, el INE ha facilitado datos en la clasificación NUTS1 (de Eurostat) dado que la existencia de tamaños muestrales pequeños para las CC.AA uniprovinciales provocaría que los datos autonómicos no se pudieran difundir. De esta manera, se solventan los problemas de representatividad y los datos disponen de la calidad adecuada para ser publicados. Los datos de cada CC.AA se han usado para las distintas provincias que componen cada una (en el caso de las que tienen varias provincias). 7 Datos del Ministerio de Fomento, IV Trimestre de 2016 (Precio tasado medio de la vivienda libre). 8 Para llegar a este resultado se ha partido de varios datos: primero, el ahorro necesario para poder comprar una vivienda (ver fuente 2) al que se le han restado los 10.800 euros de ayuda máxima. Dado que esa ayuda no puede sobrepasar el 20% del valor de la vivienda, también se ha calculado dicha cifra para comprobar que no es superior (más información en anexo). Con la cifra obtenida, teniendo en cuenta la capacidad de ahorro medio (ver fuente 3) y el salario más frecuente (ver fuente 4) se ha calculado el período necesario para ahorrar el colchón inicial y la diferencia con el plazo necesario en caso de no tener ninguna ayuda. 9 Banco de España, datos del IV Trimestre de 2016 10 Para calcular esta cifra, se parte del importe medio que concede el banco en concepto de hipoteca. Para ello, se tiene en cuenta el precio medio por metro cuadrado según los datos del Ministerio de Fomento, IV Trimestre de 2016 (Precio tasado medio de la vivienda libre). Según datos del Ministerio de Fomento a cierre de 2016, la superficie media de las viviendas en bloque es de 106,6 metros cuadrados,. Dado que, según datos de Eurostat de 2016, más del 66% de los españoles vive en pisos, se ha usado esta medida como referencia para calcular el valor medio de una vivienda en España. Obtenida esta cifra calcula el 77% de la misma, que es la cantidad que concederá el banco (ver fuente 1). Para calcular el número de años, se divide el importe de la hipoteca entre el 33,4% de los ingresos medios del hipotecado (ver fuente 7): dicho 33,4% es el esfuerzo teórico anual que realiza un hipotecado para abonar su deuda, según los datos del Banco de España del IV Trimestre de 2016. 11 Datos de la Asociación Hipotecaria Española (AHE), abril 2017.
Fuentes de la tabla: El valor medio de una vivienda en España se ha calculado teniendo en cuenta el precio medio por metro cuadrado según los datos del Ministerio de Fomento, IV Trimestre de 2016 (Precio tasado medio de la vivienda libre). Según datos del Ministerio de Fomento a cierre de 2016, la superficie media de las viviendas en bloque es de 106,6 metros cuadrados. Dado que, según datos de Eurostat de 2016, más del 66% de los españoles vive en pisos, se ha usado esta medida como referencia para calcular el valor medio de una vivienda en España. Estos cálculos se han realizado a nivel nacional, autonómico y provincial, con los valores correspondientes para cada uno. Para calcular los ahorros necesarios se ha calculado, primero, el porcentaje sobre el valor de tasación que conceden las hipotecas comercializadas por la banca. Según datos de Kelisto.es a 01/04/17, con información de las páginas web de las entidades, ese valor equivale al 77%, por lo el consumidor tendría que aportar: el 23% restante y un 10% más para gastos iniciales. El salario más frecuente en España se obtiene de datos del Instituto Nacional de Estadística (INE). Últimos datos disponibles (cierre de 2014, publicados en 2016). Para calcular los años de ahorro se tienen en cuenta varios datos: la cantidad media que se debe ahorrar para poder comprar una casa, la capacidad media de ahorro (un 10%, según datos de Vente Privée de octubre de 2016) y el salario más frecuente en España (según datos del INE).

¿Necesitas una hipoteca?

Te ayudamos a conseguirla de forma inmediata