Préstamos rápidos sin nómina, ¿qué son y cómo funcionan?

¿Necesitas un préstamo?

Te ayudamos a conseguirlo de forma inmediata

Imagen de banner
Si necesitas ayuda para hacer frente gasto inesperado, los préstamos rápidos sin nómina pueden ser una solución a tu problema. En Kelisto te contamos sus claves

Hay muchas razones por las que puedes verte en la necesidad de solicitar financiación de manera imprevista, como, por ejemplo, un accidente, una multa o una factura inesperada. Hoy en día, existen varias alternativas para conseguir dinero rápido, pero tus opciones se verán limitadas si no dispones de ingresos regulares o no puedes domiciliarlos en una entidad por cualquier motivo. Si es tu caso, solicitar alguno de los préstamos rápidos sin nómina que hay en el mercado podría servirte para salir de un apuro.

¿Qué son los préstamos rápidos sin nómina?

Cuando hablamos de préstamos rápidos sin nómina nos estamos refiriendo a un tipo de préstamo al consumo, es decir, un producto de financiación que te permitirá conseguir una determinada cantidad de dinero a cambio de que te comprometas a devolverlo en un plazo determinado de tiempo, junto con el pago de unos intereses.

Eso sí, estos préstamos tienen algunas particularidades frente a otros productos de financiación: no te exigen que domicilies tus ingresos (como ocurre con otras ofertas bancarias, como las mejores cuentas remuneradas sin nómina), y puedes solicitarlos de forma rápida y sencilla a través de Internet. Sin embargo, esta flexibilidad no te saldrá gratis: al tener menos garantías, la entidad o empresa a la que los solicites te prestará menos dinero, a un interés más alto y con un plazo de devolución reducido.

¿Cómo funcionan los préstamos rápidos sin nómina?

Si hay un rasgo que caracterice a un préstamo rápido sin nómina, es la agilidad en su tramitación, dado que las empresas que los conceden operan íntegramente online o por teléfono. El procedimiento a seguir para solicitarlos es extremadamente sencillo: basta con entrar en su página web, seleccionar la cantidad deseada, indicar el plazo de devolución y solicitar el préstamo, aunque deberás haberte registrado o rellenado un formulario con datos personales previamente.

Una vez hayas enviado tu solicitud para conseguir un préstamo rápido sin nómina, deberás facilitar a la entidad tu DNI y el número de cuenta en el que deseas que te ingresen el dinero: basta con que escanees y envíes por correo electrónico el documento de identidad y la primera página de tu cartilla bancaria. Con estos documentos la entidad valorará tu caso y te responderá en uno o dos días.

Este procedimiento es algo más largo que el que tendrás que seguir para solicitar alguno de los mejores microcréditos del mercado, ya que las cantidades que te condeden son superiores y, por tanto, requieren una evaluación mayor. De hecho, incluso aunque algunos no requieran de una nómina, es posible que te pidan un justificante que acredite cuáles son tus ingresos para asegurarse de que podrás devolver el dinero, y que comprueben que no figuras en ningún fichero de morosos.

Una vez que recibas el dinero, todo funcionará como si hubieras solicitado un préstamo tradicional: podrás disfrutar de él durante el plazo acordado, y, una vez que venza, tendrás que devolver la cantidad inicial, más los intereses pactados y cualquier comisión adicional.

Ventajas e inconvenientes de los préstamos rápidos sin nómina

Si te interesa solicitar un préstamo rápido sin nómina, es importante que tengas en cuenta que estos productos tienen algunas peculiaridades que los definen, distinguiéndolos de otros productos de financiación más tradicionales. Algunas de estas peculiaridades constituyen ventajas, mientras que otras se pueden convertir en importantes inconvenientes. Te detallamos ambas categorías a continuación:

Ventajas de los préstamos rápidos sin nómina

  • Los préstamos rápidos sin nómina son bastante flexibles en cuanto a los requisitos de solvencia que exigen a los futuros prestatarios y ni siquiera requieren que se disponga de un salario.
  • Su tramitación se realiza exclusivamente online en la mayoría de los casos, es sencilla, requiere muy poca documentación y es muy rápida.
  • Los préstamos rápidos sin nómina no limitan la finalidad a la que puede destinarse el dinero solicitado.
  • Si pides un préstamo rápido sin nómina, no tendrás que abrir una cuenta en la entidad que te lo conceda, sino que bastará con que facilites el número de la tuya para que te pasen los pagos. Por tanto, si dispones de una de las mejores cuentas corrientes  o de las mejores cuentas sin comisiones del mercado, podrás mantenerla sin ningún problema.

Inconvenientes de los préstamos rápidos sin nómina

  • Las cantidades que ofrecen son pequeñas: el límite de las ofertas que hay en el mercado ronda los 10.000 euros, mientras que con algunos de los mejores préstamos personales del  mercado podrías llegar a conseguir hasta 90.000 euros.
  • El plazo de devolución suele ser menor que en otros productos de financiación: el máximo se sitúa en los cinco años.
  • Al tratarse de dinero urgente sin demasiados requisitos de solvencia, los préstamos y créditos rápidos sin nómina son caros, es decir, presentan unos intereses mucho más elevados que otro tipo de préstamos.

En última instancia, los préstamos rápidos sin nómina pueden ser una alternativa muy útil para gastos imprevistos si trabajas a temporadas o eres un trabajador autónomo sin ingresos regulares, por ejemplo. Sin embargo, la financiación urgente es cara, por lo que no debes hacer de ella un recurso habitual. A fin de evitar el sobreendeudamiento, lo ideal es que solo acudas a este tipo de préstamos de forma esporádica cuando realmente lo necesites, pero no para costear caprichos; y, sobre todo, solo si estás completamente seguro de que podrás saldar la deuda en el periodo de tiempo acordado.

Claves para solicitar los mejores préstamos rápidos sin nómina

Si quieres encontrar los mejores préstamos rápidos sin nómina, es fundamental que leas bien todas sus características, incluida la letra pequeña, y te asegures de comprender bien las condiciones que te ofrece cada entidad. En particular, debes prestar atención a las siguientes cuestiones:

  • El interés: el dinero que te presta una entidad tiene un precio, y ese precio es el interés. En los préstamos rápidos está expresado en forma del Tipo de Interés Nominal (TIN) y de Tasa Anual Equivalente (TAE), dos magnitudes que debes tener en cuenta para realizar el cálculo de intereses que pagarás. Ésta última (la TAE) es la que indica lo que realmente pagarás, ya que se calcula teniendo en cuenta el TIN más las comisiones y el plazo de amortización.
  • El plazo de amortización: es el periodo de tiempo en el cual te comprometes a reintegrar a la entidad el dinero prestado junto con los intereses de los préstamos rápidos sin nómina. Ten presente que cuanto mayor sea el plazo, mayores serán los intereses que tendrás que abonar.
  • El importe máximo: es la cantidad límite que permite solicitar cada préstamo. Como te hemos contado, en los préstamos rápidos sin nómina el importe máximo ofertado suele ser mucho más reducido que en los préstamos tradicionales.
  • Las comisiones: un préstamo con un interés bajo puede ser más caro que otro con un tipo mayor debido a las comisiones. Por ello no debes pasarlas por alto. Las más habituales son las de apertura y estudio y las de cancelación anticipada, aunque lo cierto es que no todos los préstamos rápidos sin nómina las aplican.
  • Los demás requisitos: aunque no requieran un contrato indefinido al prestatario, los préstamos rápidos sin nómina que alcanzan importes más elevados pueden exigir que justifiques cuáles son tus ingresos para darte financiación. También es habitual que comprueben que no formes parte de ficheros de morosos, como Asnef, antes de concedértelos.

Las mejores alternativas a los préstamos rápidos sin nómina

Los préstamos rápidos sin nómina pueden ser una buena opción para sacarte de un apuro, pero es importante que no recurras a ellos de manera habitual si no quieres que los sobrecostes acaben pasándote factura. Dependiendo de tu situación, hay otros productos de financiación que podrían resultarte más ventajosos. Te los detallamos a continuación:

  • Si necesitas dinero rápido y no dispones de ingresos o figuras en un listado de morosos, tu única opción para conseguir financiación será solicitar un microcrédito. Este tipo de minipréstamos tienen las mismas desventajas que los préstamos rápidos sin nómina, y, además, te concederán una cantidad de dinero menor, pero sus requisitos de acceso son aún más laxos, así que podrás conseguirlos aunque te encuentres en una situación difícil.
  • Si necesitas financiar una compra puntual, pero no quieres domiciliar tus ingresos, puedes recurrir a una de las mejores tarjetas de crédito sin cambiar de banco. Algunos de estos plásticos no tienen cuota de emisión ni de mantenimiento, y, si las utilizas de modo puntual, pueden resultarte más económicas que los préstamos sin nómina.
  • Si necesitas una cantidad de dinero pequeña, pero no quieres pagar intereses elevados por ella, podría convenirte solicitar uno de los mejores préstamos de 1.000 euros. Con esta modalidad de financiación, tardarás más en conseguir dinero que si pides un préstamo urgente, pero podrás disfrutar de unos intereses más bajos y un plazo de devolución más largo.
  • Si necesitas una cantidad elevada de dinero y no te importa domiciliar tus ingresos, tu mejor alternativa son los préstamos personales tradicionales. Aunque los requisitos de vinculación para conseguirlos son más elevados que los de los préstamos sin nómina, en última instancia te permitirán acceder a una mayor financiación, a un plazo de amortización más extenso y a un tipo de interés menor.

Más allá de todas estas claves, recuerda que puedes cotejar las características de todas las ofertas del mercado y contratar la que más te interese a través de nuestro comparador de préstamos personales.

¿Necesitas un préstamo?

Te ayudamos a conseguirlo de forma inmediata

Imagen de banner

Noticias relacionadas

Descubre más noticias de
Finanzas
Te contamos la última hora
Consejos y Análisis

Comentarios