¿Qué es un depósito y cómo funciona?

Consigue la máxima rentabilidad por tus ahorros
Imagen de banner
Un depósito es un producto bancario que permite al cliente dejar su dinero inmovilizado durante un período de tiempo y, a cambio, disfrutar de ciertas ventajas que le ofrezca su entidad, como conseguir cierta remuneración.

TOP 1
Banca Sistema Depósito a 1 año
4,40% RENTABILIDAD ANUAL
Más datos de la oferta:
5.000€ INVERSIÓN MÍN.
12 meses PLAZO
TOP 2
Banca Farmafactoring Depósito Facto 12 meses
4,06% RENTABILIDAD ANUAL
Más datos de la oferta:
5.000€ INVERSIÓN MÍN.
12 meses PLAZO
TOP 3
Banca March Depósito Avantio a 12 meses
3,30% RENTABILIDAD ANUAL
Más datos de la oferta:
10.000€ INVERSIÓN MÍN.
12 meses PLAZO

Las ofertas que aparecen en este espacio son ofertas patrocinadas y, por tanto, su inclusión no responde a criterios editoriales.


Un depósito es el producto bancario más básico que puedes encontrar en la oferta de cualquier entidad. Se trata de un tipo de oferta que te permitirá dejar tu dinero en el banco durante un período de tiempo, a cambio de disfrutar de ciertas ventajas, como conseguir rentabilidad por tus ahorros o recompensas en forma de obsequios o de efectivo, como las de los bancos que regalan dinero.

Tras varios años en horas bajas, la subida de los tipos de interés ha permitido que la oferta de este tipo de productos mejore notablemente. Entre las propuestas más conservadoras -es decir, aquellas que están totalmente respaldadas por un fondo de garantía de depósitos, que son los depósitos a la vista (o cuentas) y los depósitos a plazo fijo- llevamos meses viendo importantes movimientos:

  • En lo que respecta a los depósitos a la vista (es decir, las cuentas bancarias), los bancos llevan meses librando una auténtica batalla por ofrecer la máxima remuneración del mercado. A día de hoy, las propuestas más jugosas ofrecen un interés del 5% TIN (Tipo de Interés Nomina), pero con truco: todas ellas te pedirán que domicilies la nómina para poder disfrutar de su rentabilidad y tienen un saldo máximo remunerado muy bajo (como máximo, de hasta 6.000 euros), como verás en nuestro ranking de mejores cuentas remuneradas.
  • Por su parte, los depósitos a plazo fijo más rentables del mercado se mueven actualmente en una horquilla que va del 3,35% al 3,61% TIN, cuando hace solo un año se movían entre el 1% y el 1,2%. Ahora bien, las ofertas más interesantes son las de los bancos extranjeros que comercializan sus productos en España a través de plataformas online como Raisin, mientras que las grandes entidades nacionales aún no se han animado a entrar en este mercado.

Con este panorama, es lógico que te hayas empezado a plantar si contratar un depósito puede ser una buena opción para sacar partido a tu dinero. Para que te quede claro cómo funcionan estos productos, qué tipos existen y qué diferencia hay entre las opciones más conservadoras y otras más arriesgadas, como los depósitos estructurados o los depósitos combinados, en Kelisto te damos todas las claves. Recuerda, además, que puedes consultar nuestro comparador de depósitos para buscar, por tu cuenta, la oferta que mejor se adapta a lo que necesitas.

¿Qué tipos de depósito existen?

Dentro de esta amplia categoría de productos de ahorro es importante que tengas claro que existen varios tipos de depósitos (o depósitos bancarios). Ordenados en base a su complejidad y al nivel de compromiso que adquieres con tu entidad, los tipos de depósitos más comunes son los depósitos a vista, a plazo fijo, combinados y estructurados.

  • Depósitos a la vista: es la forma genérica de referirse a productos como las cuentas corrientes, las cuentas nómina o las cuentas remuneradas. Se trata, por tanto, de depósitos donde puedes dejar tu dinero indefinidamente, recuperarlo siempre que quieras y con los que puedes disfrutar de un amplio abanico de ventajas, que van desde esquivar las principales comisiones a conseguir una alta rentabilidad por tu dinero u obsequios como los regalos por domiciliar la nómina que ofrecen algunos bancos. 
  • Depósitos a plazo fijo: es el producto de ahorro más conservador y seguro que puedes encontrar, junto con las cuentas remuneradas. Te permite depositar tu dinero en una entidad durante un período de tiempo previamente pactado, a cambio de recibir una determinada rentabilidad que conoces de antemano cuando lo contratas.
  • Depósitos combinados: es un producto de ahorro en el que se combinan un depósito a plazo fijo con un fondo de inversión.
  • Depósitos estructurados: este producto de ahorro combina un depósito a plazo fijo con un depósito cuya rentabilidad está vinculada a la evolución de un activo subyacente (por ejemplo, a la evolución de las acciones de una empresa o de un índice bursátil).

En resumen: tipos de depósitos que puedes contratar

TIPOS DE DEPÓSITOSVENTAJASLIQUIDEZPROTECCIÓN¿TE GARANTIZA      QUE RECUPERARÁS EL 100% DE LO INVERTIDO?
Depósito a la vistaEsquivar las comisiones, regalos, rentabilidad, etc.Total: puedes recuperar tu dinero cuando quierasFondo de Garantía de Depósitos
Depósito a plazo fijoRentabilidadParcial: si recuperas tu dinero antes de tiempo, te pueden aplicar una penalización.Fondo de Garantía de Depósitos
Depósito combinadoRentabilidadParcial: si recuperas tu dinero antes de tiempo, te pueden aplicar una penalización.Fondo de Garantía de Depósitos (solo para la parte correspondiente al depósito)NO
Depósito estructuradoRentabilidadParcial: si recuperas tu dinero antes de tiempo, te pueden aplicar una penalización.Fondo de Garantía de DepósitosNO

Fuente: Kelisto.es a 17/03/2023

¿Es lo mismo un depósito que un depósito bancario?

Sí, hablar de depósito y de depósito bancario es lo mismo. Ambos términos hacen referencia a un tipo de producto en el que puedes dejar tu dinero –de forma indefinida o durante un tiempo pactado con tu entidad- a cambio de disfrutar de ciertas ventajas: desde esquivar las comisiones, a conseguir cierta rentabilidad, pasando por obsequios o regalos en forma de dinero.

¿Es lo mismo un depósito que un depósito a plazo fijo?

No, un depósito a plazo fijo es, en realidad, un tipo de depósito (o de depósito bancario). Con los plazos fijos, tu entidad te ofrecerá cierta rentabilidad a cambio de que dejes inmovilizado tu dinero durante un cierto período de tiempo. La rentabilidad de un plazo fijo está garantizada siempre que no retires dinero antes de tiempo. Si fueras así, el banco podría penalizar y, entre otras cosas, quitarte la remuneración que hubieras conseguido hasta el momento de la cancelación. Eso sí, lo que sí te garantiza un plazo fijo es que, como mínimo, recuperarás el dinero que hubieras invertido.

¿Qué debo tener en cuenta al contratar un depósito?

Si nos centramos en las dos opciones más sencillas (los depósitos a la vista y los depósitos a plazo fijo), lo que siempre debes analizar al contratar uno de estos productos es las ventajas que te ofrece, la rentabilidad (si la hubiera) y el plazo durante el cual tienes que tener tu dinero inmovilizado, la liquidez, la protección y los gastos o comisiones.

  • Rentabilidad: los depósitos suelen ofrecer cierta rentabilidad por los ahorros, sobre todo si contratas un depósito a plazo fijo o una cuenta remunerada (que es un tipo de depósito a la vista). Obviamente, cuanto más alta sea, mejor será la oferta, pero para entender bien si estás ante una propuesta realmente atractiva, tendrías que analizar su TIN (Tipo de Interés Nominal) y su TAE (Tasa Anual Equivalente), tal y como te explicamos en nuestro análisis sobre cómo calcular los intereses que te pagarán por tus ahorros
  • Plazo: esto solo aplica a los depósitos a plazo fijo. En ese caso, es importante que sepas cuánto tiempo debes tener tu dinero inmovilizado para conseguir la rentabilidad que prometen ya que, si retiras tu dinero antes de tiempo, lo normal es que te apliquen algún tipo de penalización.
  • Liquidez: es la capacidad de volver a recuperar el dinero (o parte de él) en cualquier momento. Con los depósitos a la vista, la liquidez es total, ya que puedes disponer de tus ahorros siempre que quieras. En un plazo fijo, en cambio, es parcial ya que si retiras tus ahorros antes de  tiempo te aplicarán una penalización. Eso sí, esa penalización nunca podría ser superior al dinero que hubieas cobrado en forma de intereses, por lo que siempre tendrás las garantías de que, como mínimo, recuperarás lo invertido.
  • Protección: en las cuentas bancarias y en los plazos fijo siempre es la misma. Estos productos cuentan con el respaldo del Fondo de Garantía de Depósitos, que protege hasta 100.000 euros por banco y tutular en caso de que una entidad quebrara. Por tanto, lo más recomendable es que no depósites más de esa cifra en un mismo banco o que, al menos, no lo hagas solo a nombre de un titular.
  • Gastos o comisiones: los plazo fijos no suelen tener gastos asociados, pero en un depósito a la vista (por ejemplo, en una cuenta nómina), la cosa resulta algo más compleja. En este tipo de productos, es habitual que el banco te pida cumplir con algunos requisitos para esquivar esos gastos. Por tanto, debes analizar detenidamente si serás capaz de cumplirlos para no tener que hacer frente al pago de comisiones en ningún momento.

¿Cuándo me conviene contratarlo?

Obviamente, contratar un depósito suele ser una opción conveniente para los ahorradores más conservadores: es decir, los que quieren correr menos riesgos y quieren saber, con seguridad, que ventajas y/o rentabilidad pueden conseguir por su dinero. Ahora bien, incluso en sus versiones más simples, hay que tener en cuenta un par de cuestiones:

  • Los depósitos a la vista te convienen cuando buscas un producto para tus operaciones bancarias habituales (cuentas corrientes y cuentas nómina) o si necesitas un producto que te ofrezca cierta rentabilidad, pero con tu dinero siempre disponible (cuentas remuneradas).
  • Los depósitos a plazo fijo, en cambio, te pueden interesar si buscas un producto con el que sacar algo de partido a tus ahorros, pero sabiendo de antemano qué rentabilidad vas a obtener desde el primer momento y con la total seguridad que ofrece el Fondo de Garantía de Depósitos.

¿Cuáles son las mejores ofertas del mercado?

En lo que respecta a los plazos fijos, si tu máxima prioridad es la rentabilidad, sin importar el plazo durante el que tengas que tener tu dinero inmovilizado, BlurOr Bank (3,61% TIN a tres años) y Banca Progetto (3,60% TIN a tres años) las ofertas más interesantes que puedes encontar a día de hoy.

¿Cuáles son los 10 depósitos más rentables?

Interés
3.61%
anual
Interés
3.60%
anual
Interés
3.55%
anual
Interés
3.51%
anual
Interés
3.50%
anual
Interés
3.50%
anual
Interés
3.50%
anual
Interés
3.40%
anual
Interés
3.40%
anual
Interés
3.35%
anual

Fuente: Kelisto.es con datos de las páginas web de los bancos y otras empresas especializadas a 06/03/2023. Las ofertas de la tabla se ordenan en base a los siguientes criterios 1º) Tipo de Interés Nominal (TIN) independientemente del plazo; a igual TIN, se priorizan las ofertas con un plazo menor; 2º) Cantidad mínima que exige depositar (cuanto más baja, más arriba en la tabla). Quedan fuera del ranking las ofertas que exijan contratar productos extra, más allá del propio depósito y de una cuenta corriente vinculada.

Si prefieres estar al día de las ofertas más atractivas en función de su plazo, consulta nuestro ranking mensual de los mejores depósitos bancarios a plazo fijo

.

Si lo que estás buscando es un depósito a la vista, recuerda que también disponemos de rankings mensuales donde puedes encontrar las mejores ofertas del mercado ordenadas en base a criterios objetivos:

Consigue la máxima rentabilidad por tus ahorros
Imagen de banner
Noticias relacionadas
Descubre más noticias de
Finanzas
Te contamos la última hora
Consejos y Análisis
Comentarios