conducir coche

Los conductores pierden hasta 450 euros al año por no contratar una franquicia en sus seguros a todo riesgo

Ahorra un 80% en tu seguro de coche

  • El seguro a todo riesgo tiene un precio medio de 1.068,33 euros, 635,14 euros más (+146%) que un seguro a todo riesgo con franquicia  
  • Un conductor debe sufrir un mínimo de 1,25 siniestros al año para que merezca la pena asumir el sobrecoste de un seguro a todo riesgo sin franquicia
  • De los 635,14 euros de diferencia que existen entre una póliza a todo riesgo con y sin franquicia, solo se amortizan 188,52 euros, según las estadísticas de siniestralidad (0,37 siniestros al año por vehículo)
  • El 83% de los conductores afirma no haber sufrido siniestros en los últimos cinco años, por lo que la mayoría de quienes tienen contratado un seguro a todo riesgo podrían haber ahorrado más de 2.233 euros al contratar una franquicia.

Los conductores pierden hasta 446,62 euros al año por tener contratado un seguro a todo riesgo en lugar de optar por uno con franquicia, una fórmula que permite reducir la prima a cambio de asumir parte del coste de aquellos siniestros en los que el titular tiene la culpa, según un informe de Kelisto.

El precio medio del seguro a todo riesgo se sitúa en 1.068,33 euros, 635,14 euros más (+146,62%) que el todo riesgo con franquicia, que cuesta 433,18 euros de media. Para cubrir esa diferencia y que elegir un todo riesgo sin franquicia resulte rentable, considerando que la franquicia media se sitúa en los 509,53 euros para las compañías analizadas, los conductores tendrían que dar 1,25 partes al año.

Si tenemos en cuenta que, según las estadísticas, cada vehículo sufre una media de 0,37 siniestros al año, de la diferencia que hay entre contratar un seguro con o sin franquicia (635,14 euros al año) solo se “aprovechan” 188,52 euros: es decir, los conductores pagan 446,62 euros de más por sus primas.

En este contexto, los seguros a todo riesgo con franquicia se perfilan como una opción para contribuir al ahorro, especialmente si tenemos en cuenta que la mayoría de conductores no amortiza la diferencia de precios entre contratar una póliza con y sin franquicia. Ante el inconveniente de tener que hacerse cargo de los gastos en caso de siniestro, hay que tener en cuenta que solo tendrá que asumirse la franquicia en aquellos accidentes en los que el conductor es culpable de los daños producidos en su propio vehículo.

El 83% de los conductores no declara partes en los últimos cinco años

El 83% de los conductores que utilizaron el comparador de Kelisto.es afirmaron no haber tenido ningún tipo de accidente en los últimos cinco años, con lo que la mayoría de conductores con un seguro a todo riesgo habría perdido más de 2.233 euros en ese periodo al tener contratado un seguro a todo riesgo sin franquicia.

Muchos conductores no conocen las posibilidades de ahorro que ofrecen los seguros con franquicia, lo que explica que muchos opten por otro tipo de protección. Otro de los motivos que explica que el índice de contratación de franquicias no esté más extendido es el miedo a que ocurra un accidente y se tenga que asumir parte de los costes por los daños, especialmente si recientemente se ha sufrido un siniestro. Este temor hace que la mayoría de asegurados opte por la modalidad de todo riesgo, aunque en algunos casos esto les suponga asumir una prima más cara. Sin embargo, actualmente existen en el mercado seguros a todo riesgo con franquicia más baratos que los de terceros ampliados que, en caso de siniestro con culpa del conductor, se harán cargo del coste de la reparación que exceda el importe de la franquicia.

Consejos para ahorrar al contratar un seguro de coche

El importe de las pólizas para automóviles ha experimentado una subida en los últimos meses debido, principalmente, al aumento de la movilidad en carretera y el aumento de los índices de accidentalidad. Solo entre junio y septiembre, el precio medio del seguro se disparó un 9,17%, según el Índice de precios de Kelisto.es, que destaca también un incremento interanual del 1,32% al comparar los precios registrados el pasado mes de septiembre con los del mismo mes de 2016.

Pese al incremento general de las primas, hay una serie de medidas que pueden contribuir al ahorro en la póliza y que te conviene tener en cuenta antes de contratar tu seguro de coche o renovar el actual:

  • Valora las necesidades de tu vehículo: antes de contratar cualquier seguro, es conveniente que te plantees tus prioridades. Los interesados en buscar una prima muy ajustada, por ejemplo, encontrarán muchas compañías con pólizas básicas y baratas, pero hay que tener en cuenta que contar con una cobertura completa puede suponer un importante ahorro en caso de que el vehículo sufra algún daño. Para desechar y prevenir gastos innecesarios, lo mejor es que estudies las condiciones de las diferentes ofertas del mercado y contrates solo las coberturas que puedan serte realmente útiles.
  • Ten cuidado con las promociones: la mayoría de los descuentos que ofrecen las aseguradoras a sus nuevos clientes solo se mantienen durante el primer año de contrato, así que antes de renovar tu póliza asegúrate de conocer las posibles subidas de la prima, además de estudiar otras ofertas que puedan resultarte más económicas. Si quieres cambiar de compañía, tendrás que notificar la decisión a tu actual aseguradora al menos un mes antes de la fecha de vencimiento.
  • Estudia las consecuencias de fraccionar el pago: aunque dividir los gastos del seguro puede parecer la mejor opción para optimizar el desembolso de dinero que supone proteger tu coche, muchas compañías incrementan el precio a los clientes que fraccionan la prima. Antes de decidir la forma de pago, analiza las condiciones de tu póliza para evitar pagar más de lo necesario.
  • Recuerda que los extras aumentan la prima: el coste del seguro aumenta en función del precio del vehículo, así que cualquier extra que añadas al equipo de serie del coche generalmente aumenta tus gastos. Por ello, antes de incorporar un equipo de música o techo solar, te recomendamos que analices lo que supondrá en el coste de la prima y si realmente merece la pena.
  • Mantén un historial de conducción limpio: no cometer infracciones y conservar todos los puntos de tu carnet puede abaratar los precios de tu seguro. La mayoría de las compañías premian a los clientes que conducen bien con descuentos y, por el contrario, acumular multas y partes por accidentes puede hacer que te suban la prima. Además, uno de los factores que las aseguradoras tienen en cuenta a la hora de establecer sus primas es el riesgo de siniestro en función del perfil del conductor, así que contribuir a reducirlo manteniendo un historial limpio puede ahorrarte dinero.
  • Reduce al máximo el riesgo de robos:   aparcar el coche en un lugar seguro y guardarlo en un garaje reducirá el precio del seguro.
  • No mientas a la aseguradora sobre el uso del vehículo: es muy común la tentación de intentar abaratar costes en la prima a la hora de declarar quiénes serán los conductores del coche asegurado. Sin embargo, añadir a un conductor ocasional no aumenta notoriamente los costes de la póliza y puede ahorrarte disgustos en caso de accidente. Esto cambia si la persona a la que queremos asegurar es menor de 25 años o se ha sacado el carnet hace menos de dos años y, por lo tanto, pertenece a los perfiles que las compañías consideran con mayor riesgo de sufrir un accidente. Por este motivo, es recomendable valorar si es realmente necesario incluir un conductor ocasional y el coste que puede suponer hacerlo.
  • Compara ofertas: utilizar una herramienta de comparación es una forma sencilla y rápida de ahorrar en el seguro de coche, ya que en menos de cinco minutos y contestando a unas sencillas preguntas es posible conocer las características y precios de los seguros de las principales compañías. Comparar las ofertas de las distintas entidades puede permitir ahorrar hasta un 80% en el seguro de coche.

Tu opinión nos importa

Puntúa y deja tu comentario

Ahorra un 80% en tu seguro de coche