Cómo contratar Internet sin fijo: Todo lo que necesitas saber

Shutterstock 158080031

Tu opinión nos importa:

Puntúa y deja tu comentario.
Ahorra hasta un 35% en tu ADSL

Contar con un servicio de Internet en casa se ha convertido en algo fundamental: de alguna manera, quienes no interactúan en Internet hoy por hoy están como “desconectados” de la sociedad. No hablamos solo de socializar en las diferentes redes sociales que existen sino de transacciones bancarias, de asuntos de trabajo y de estudio, sin contar el entretenimiento.

Ahora bien, no todos los clientes de Internet son iguales, y por tanto, sus necesidades varían: hay quienes utilizan más un servicio que otro y, dependiendo de eso, lo más lógico es que contraten los que realmente necesitan para su día a día. Actualmente es muy común que los operadores ofrezcan paquetes donde se incluyen diferentes servicios como telefonía fija, móvil, Internet e incluso televisión, todo dentro de un mismo plan, pero y ¿qué pasa con quiénes solo quieren una conexión a Internet sin fijo?

Por la importancia que tiene el Internet en nuestras vidas que las opciones para contratar el servicio se han multiplicado: todos los operadores de telefonía ofrecen distintos planes para adaptarse a cualquier tipo de usuario y así atraer a un número mayor de clientes. Con tantas ofertas muchas veces es difícil elegir una tarifa específica, pero para poder tomar una decisión es fundamental saber qué es lo queremos y necesitamos según el tipo de usuario que seamos.

En el caso del Internet, por ejemplo, la mayoría de los operadores obligan a los clientes a contratar el servicio de teléfono fijo junto al Internet, aunque estos no lo requieran. Estos dos servicios son una especie de “combo” para muchas compañías telefónicas, sin embargo, es importante saber que aún existen algunas opciones para contratar Internet sin fijo, aunque son pocas.

Si bien es cierto que las llamadas ofertas convergentes, esas que incluyen todos los servicios de comunicación en una misma tarifa, ofrecen algunas ventajas, hay quienes prefieren contratar un servicio de Internet sin fijo y sin otros servicios adjuntos que les hagan pagar de más o pagar por algo que no necesitan o no quieren tener.

Internet sin fijo en el hogar

Ya no existe ningún tipo de excusa para no tener Internet en casa porque, más allá de las múltiples ofertas que existen en el mercado, también existen diversas tecnologías que hacen mucho más fácil y variado el proceso de tener una conexión en el hogar. Hoy en día contamos con tres tipos de tecnología para conectarnos a Internet en el hogar: ADSL, fibra óptica y 4G.

Estos tipos de conexiones difieren en varios aspectos técnicos y aunque en líneas generales ofrecen lo mismo -un servicio de Internet-, lo cierto es que la decisión de contratar una u otra tecnología puede depender de algunos factores como el lugar de residencia, el presupuesto e incluso de las necesidades particulares de cada usuario.

Hasta hace poco las únicas formas de contratar Internet en casa era por medio de ADSL o de fibra óptica, pero con el avance de la tecnología ha surgido una nueva forma: el 4G. Sí, aunque el 4G es una red móvil, los operadores le han sacado partido a sus beneficios y ahora ofrecen Internet en casa por medio de esta tecnología. El 4G se ha convertido en una alternativa para aquellos usuarios que no pueden o no quieren contratar ADSL o fibra y es una opción que de inicio permite contratar Internet sin fijo.

Ventajas de contratar Internet sin fijo

Los paquetes básicos de Internet que ofrecen la mayoría de los operadores incluye la contratación de una tarifa de telefonía fija, sin importar si el cliente quiere o no este servicio. Sin embargo, es importante saber que también existen opciones para contratar Internet sin fijo, que si bien son pocas, las hay.

A nadie le gusta que le impongan cosas, y mucho menos pagos, y esto es lo que sucede cuando las compañías no le ofrecen a los clientes la posibilidad de contratar Internet sin fijo. A pesar de los beneficios y las promociones que muchos operadores ofrecen a los clientes para que decidan contratar ofertas convergentes, lo cierto es que contratar Internet sin fijo también tiene sus ventajas.

Entre los beneficios de contratar Internet sin fijo podemos contar el ahorro mensual que supone el no tener otros servicios asociados. De esta manera solo contratamos el servicio puntual que necesitamos, que es el Internet, sin añadidos que no estamos buscando. Al hacerlo así, nos ahorramos el pago de la la cuota de línea telefónica que se suma al costo de la tarifa de Internet.

Sin embargo, vale tener en cuenta que el ahorro de contratar Internet sin fijo es algo relativo ya que todo depende del uso que le demos a los servicios de comunicación. Es decir, si no somos el tipo de usuario que utiliza la telefonía fija, quizá no valga la pena contratar este tipo de paquetes de Internet+fijo porque estaríamos gastando en algo que no necesitamos. Pero si por el contrario, le damos un uso intenso al teléfono fijo, sería conveniente contratar un paquete que incluya ambos servicios o inclusive una oferta convergente que también incluya el móvil. Por esta razón es importante analizar nuestros hábitos de consumo, ya que el ahorro depende en gran medida del tipo de usuario.

Otra de las ventajas de contratar Internet sin fijo y sin otros servicios añadidos es que tus comunicaciones no dependen de un solo operador. Así, en caso de que los servicios de la compañía fallen, no se verán afectadas todas tus comunicaciones sino uno solo: el de Internet.

Opciones de Internet sin fijo

Al buscar opciones en el mercado para contratar Internet sin fijo, notamos que las ofertas son muy pocas. Parece que la mayoría de los operadores no está interesado en ofrecer un servicio de Internet sin fijo sino más bien paquetes que incluyan muchos más servicios. Sin embargo, al analizar las opciones encontramos unas cuantas compañías que ofrecen el servicio en solitario.

Si has decidido contratar Internet sin fijo, ya sea para ahorrar o por otras razones, existen cuatro opciones en el mercado que vienen de la mano de Orange, Amena y Pepephone. Estas opciones se ofrecen con varias tecnologías: unas con ADSL, otras con fibra y otras con 4G.

Una opción para contratar Internet sin fijo es Orange, que ofrece el servicio gracias a su red 4G. El operador ofrece una velocidad de 35 GB, los cuales una vez superados se reducirán a 64 Kpbs. Este servicio tiene un costo mensual de 23,96 euros durante seis meses y de 29,95 euros después de este tiempo. Esta oferta de Internet sin fijo de Orange incluye el módem WiFi 4G gratis y no tiene gastos de alta, aunque sí supone una permanencia de un año.

Amena también ofrece una oferta de Internet sin fijo con su tarifa Amena en casa 4G. Este operador utiliza la red 4G de Orange para ofrecer Internet, por ello la velocidad, la cobertura y la calidad del servicio es bastante parecida. Sin embargo, sí existen otras diferencias en cuanto a lo que ofrece. Amena en casa 4G ofrece 100 GB para navegar y 5 GB para hacer descargas, todo con una velocidad de 150 Mbps. Al superar las cantidades otorgadas, la velocidad se reducirá a 128 Kb/s.

Este servicio de Internet sin fijo tiene un costo mensual de 29,95 y a diferencia de Orange no comporta ningún compromiso de permanencia. Sin embargo, en este caso el router no está incluído en los pagos que se realizan y el cliente está en la obligación de comprar el router WiFi 4G que cuenta alrededor de 59 euros.

La última opción de la que disponemos en el mercado para contratar Internet sin fijo es el ADSL de Pepephone, el cual ofrece el servicio gracias a la red de Vodafone con una velocidad de hasta 20 MB. Esta tarifa es una de las más atractivas que podemos encontrar en los operadores, ya que tiene un costo mensual de 23,6 euros con línea incluida. Sin embargo, como punto negativo, al igual que Amena, en Pepephone el cliente debe contar con un router propio ya que ellos ni los regalan ni los alquilan. El alta también tiene un costo con este operador, por lo que el cliente deberá pagar 42,35 euros en caso de que venga de otro operador o 90,75 euros en el caso de que haya que instalar una línea nueva.

Ahora, si bien es cierto que las opciones para contratar Internet sin fijo son pocas, queda claro que sí es posible conseguir algunas. El inconveniente en este caso puede ser el costo de este servicio en comparación con otras tarifas que ofrecen otros servicios, ya que contratar el Internet solo muchas veces puede ser más costoso que contratarlo junto a la telefonía fija. Por ello, la conclusión es que, aunque no seas de los que utiliza mucho el teléfono fijo, es importante que valores todas las opciones para así identificar cuál merece la pena y cuál no para no terminar pagando más por menos servicios.

 

Palabras clave: Guía Internet adsl
Ahorra hasta 172 euros en tu ADSL con Kelisto

Compara todas las ofertas de Adsl y fibra

Ver ofertas