MENU

cuota-hipoteca-productos-vinculados

¿Cómo serán las hipotecas en 2018?

¿Necesitas una hipoteca?

Te ayudamos a conseguirla de forma inmediata
  • La nueva ley hipotecaria abaratará algunas comisiones y mejorará la información que recibe el ciudadano, pero podría provocar un encarecimiento de las hipotecas.

El mercado hipotecario cierra 2017 con muchas novedades y con numerosos frentes abiertos que se tendrán que ir resolviendo a lo largo de 2018. Los protagonistas del año que termina han sido, sin duda, los tribunales y sus decisiones judiciales sobre cuestiones como las cláusulas suelo o el IRPH, y los cambios en la regulación sobre hipotecas, con la nueva Ley de Contratos de Crédito Inmobiliario en el punto de mira.

El pasado mes de enero comenzaba con una noticia muy esperada: la aprobación del decreto de devolución de las cláusulas suelo, una solución que evitaba que los afectados tuvieran que asumir los costes que, hasta el momento, suponía optar por acudir a los tribunales. En paralelo, el Gobierno continuaba con la redacción de la que será la nueva ley hipoteca: la Ley de Contratos de Crédito Inmobiliario, una normativa que durante este 2017 ha recibido las sugerencias de banca, consumidores y otros agentes implicados, así como las consideraciones del Consejo de Estado, y que, a día de hoy, está a la espera de su llegada al Congreso de los Diputados para su aprobación definitiva, que podría suceder en los primeros meses de 2018.

Con la llegada del verano, las hipotecas fijas acapararon todo el protagonismo: su contratación se situaba en máximos históricos, rondando el 40% de los nuevos contratos firmados, al tiempo que el euríbor continuaba en negativo. El índice de referencia de la mayoría de las hipotecas variables en España ha marcado este año varios mínimos históricos, mientras en la Unión Europea se seguía debatiendo sobre la creación del nuevo índice que le sustituirá, una decisión que ha vuelto a posponerse, como mínimo, hasta 2020.

Con este panorama, ¿qué podemos esperar de 2018 en materia de hipotecas? ¿Cómo afectarán todos estos elementos a la oferta de los bancos para financiar la compra de una vivienda? ¿Serán más caras o más baratas que hasta ahora? ¿Estarán los consumidores más protegidos? En Kelisto hemos tratado de darte respuesta a estas cuestiones para que sepas qué puede suceder en los próximos 12 meses.

¿Se abaratarán las hipotecas en 2018 o serán más caras que este año?

Para los expertos no hay duda: las hipotecas se encarecerán el próximo año como consecuencia, fundamentalmente, de los cambios que traerá la nueva ley hipotecaria. Desde el Instituto de Estudios Económicos (IEE) avanzan que el abaratamiento de las comisiones de cancelación anticipada y las limitaciones a cláusulas como la de reembolso anticipado –previstas en la nueva norma- provocarán que suba el interés de las hipotecas. El motivo es simple: en pocas palabras, si las entidades dejan de ingresar dinero por ciertos conceptos, tendrán que hacerlo por otros.

Eso sí, desde el IEE explican que esa subida “debe interpretarse positivamente” porque la nueva ley también permitirá que el cliente conozca de forma más transparente el coste real de su hipoteca, lo que le capacitará para tomar decisiones de una forma más “consciente” que hasta ahora.

¿Cómo serán las hipotecas en 2018?

Teniendo en cuenta los cambios que traerá la reforma de la ley hipotecaria, es posible hacerse una idea de cómo podrían ser los préstamos del futuro o, al menos, los que se podrán contratar cuando la nueva norma entre en vigor:

  • Las nuevas hipotecas tendrán unas comisiones de cancelación anticipada más baratas que las actuales y, como máximo, se podrán aplicar hasta el sexto año de vida del préstamo. A partir de ese momento, no se podrá cobrar nada por este concepto.
  • Tanto los nuevos préstamos como los antiguos lo tendrán mucho más fácil para pasar del tipo variable al fijo porque los costes de realizar este cambio se abaratarán considerablemente
  • La posibilidad de desahucio será menor dado que los requisitos para llegar a la ejecución hipotecaria se endurecerán
  • Los intereses por retrasarse en el pago de las cuotas de la hipoteca nunca podrán ser superiores a tres veces el interés legal del dinero

¿Estarán más protegidos los consumidores cuando contraten una hipoteca?

La nueva ley hipotecaria buscaba, entre otras cosas, mejorar la transparencia y aumentar la protección del consumidor para, por ejemplo, evitar situaciones abusivas como la provocada por las cláusulas suelo. Para conseguirlo, la norma establece una serie de medidas, como por ejemplo:

  • Obligar a pasar dos veces por el notario antes de la firma de la hipoteca: estas visitas servirán para que el consumidor reciba toda la información que marca la ley y para que plantee todas las dudas que pudiera tener antes de la firma del contrato
  • La mejora de la información precontractual que recibe el consumidor: entre los nuevos documentos que recibirá el consumidor está una nueva ficha  de información que será igual en toda la Unión Europea y un documento que le informará de las cláusulas o el contenido sensible de su contrato.
  • Obligar a que los empleados de banca cuenten con una formación específica y que, además, no puedan cobrar por el número de hipotecas que vendan
  • Establecer un modelo de contrato hipotecario estándar que se podrá a disposición de bancos  y clientes, aunque no será de uso obligatorio

La teoría dice que estas medidas ayudarán a que el consumidor esté más protegido que antes. Sin embargo, los detalles de muchas de estas cuestiones no se concretarán en la nueva ley hipotecaria. Habrá que esperar a que se desarrollen nuevas normas para que ciertas cuestiones, como la nueva información precontractual, se empiecen a aplicar.

¿Continuará el auge de las hipotecas fijas?

Sí, pero siempre y cuando los bancos no suban sus precios, cosa que aún está por ver. Como te explicamos en nuestro análisis de las hipotecas fijas más baratas del mercado, a día de hoy todavía es posible conseguir uno de estos préstamos por un interés que va del 1,55% al 2,35%, unos precios nunca vistos.

Sin embargo, en los últimos meses, las entidades han empezado a realizar algunos movimientos al alza, que podrían continuar a lo largo de 2018. Aunque todavía habría mucho margen hasta llegar al 4% o 5% que las hipotecas fijas cobraban hace solo un par de años, lo cierto es que las subidas en este tipo de ofertas podrían provocar que cada vez menos consumidores se decantaran por ellas. 

Tu opinión nos importa

Puntúa y deja tu comentario

¿Necesitas una hipoteca?

Te ayudamos a conseguirla de forma inmediata