Shutterstock 142544968

Cómo ahorrar electricidad en las empresas

Ahorra hasta 110€ en tu factura de la luz

  • El alto coste de la electricidad para las empresas hace que la mayoría de los empresarios se planteen reducir el gasto energético de sus negocios, algo que en los momentos actuales resulta esencial. Para ayudar en esta tarea, hemos elaborado una lista con sencillos consejos que permiten obtener importantes ahorros en el consumo de energía eléctrica.

Debido a la crisis del coronavirus que atraviesa el país, muchas empresas se han visto obligadas a parar su actividad, pero otros negocios deben continuar abiertos al ser considerados de “primera necesidad”. Si tu compañía está entre aquellas que siguen operativas a día de hoy, Kelisto te ofrece consejos para ahorrar luz en empresas con los que recortar gastos durante el estado de alarma.

Suspensión del pago de la luz debido a la crisis del coronavirus

El pasado 31 de marzo, el Gobierno aprobó unas medidas urgentes para seguir con la lucha contra el coronavirus. Dentro de las ayudas para pymes y autónomos se ha establecido que podrán acogerse a la suspensión del pago de las facturas de luz (y otros suministros como el gas y el agua) correspondientes a periodos de facturación con días integrados en el estado de alarma. Eso sí, los autónomos que se acojan a esta suspensión no podrán cambiar de compañía de luz hasta que no se haya completado la regularización de las facturas o hasta que hayan pasado seis meses tras la finalización del estado de alarma.   

¿Cómo ahorrar luz en las empresas?

Ya antes de que estallara la crisis del COVID-19, las pymes españolas habían reducido considerablemente su gasto energético, con el consiguiente beneficio para sus presupuestos, así como para el medio ambiente. Ahora, el ahorro de luz en negocios vuelve a ser relevante para aliviar los gastos que las pymes puedan experimentar durante este periodo.

Las medidas de ahorro energético varían de una empresa a otra, ya que cada compañía tiene unas características y necesidades distintas. Por ello, en muchas ocasiones lo ideal es contar con asesoramiento especializado que te ayude a identificar los diferentes puntos de mejora y encontrar las soluciones más acertadas para cada negocio.

En cualquier caso, recuerda que dado el elevado coste que puede tener la electricidad en la empresa, conviene contar con asesoramiento profesional como el que te ofrece Kelisto y analizar las mejores tarifas de luz para pymes y así encontrar la más adecuada para nuestro perfil de consumo.

En cualquier caso, algunas de las recomendaciones que se deben seguir para ahorrar luz en empresas son:

Mejorar los hábitos de consumo

Desconecta los aparatos electrónicos en lugar de dejarlos en stand-by. Se calcula que el ahorro estimado solo por apagar por completo los aparatos y no dejarlos en espera puede superar los 100 euros anuales, por lo que desconecta siempre los cargadores de teléfonos móviles, ordenadores, etc., cuando no se utilicen. Lo mismo ocurre con las luces de habitaciones u oficinas que no estén ocupadas en ese momento.

Optar por la iluminación eficiente

Para reducir el coste de la electricidad en empresas, aprovecha la luz solar manteniendo abiertas cortinas y persianas. Si es posible, instala tragaluces para aumentar dicha luz aun más.

Las bombillas LED o de bajo consumo también son una buena manera de ahorrar luz en tu negocio. Con ellas puedes ahorrar más de un 80% de la energía. También es recomendable limpiar habitualmente bombillas y lámparas, ya que el polvo puede bloquear la intensidad de su luz. 

Por último, procura que las paredes y techos estén pintados con tonos claros y luminosos. Esto hará que la iluminación se refleje y se distribuya mejor.

Ahorra en la climatización

Regula correctamente el termostato del aire acondicionado, así como el de la calefacción. Una temperatura de 21 grados en invierno y 26 grados en verano permitirá ahorrar costes y mantendrá un entorno de trabajo confortable.

Si quieres ahorrar en electricidad para empresas, cambia la instalación centralizada a una climatización zonificada. Así, en cada área o estancia se puede fijar la temperatura, dependiendo de factores como del tipo de trabajo que se realice en esa zona o el número de personas que se encuentren en cada estancia.

Considera la posibilidad de utilizar energía solar térmica si en tu empresa es necesario consumir agua caliente. Estas instalaciones suelen estar subvencionadas y solventan el problema de calentar agua con un bajo coste energético.

Revisa las características de la instalación eléctrica

Revisa la potencia contratada y comprueba que es la adecuada para tu empresa. Esta es una de las formas más sencillas y rápidas para ahorrar luz en negocios, por lo que debes analizar qué potencia realmente necesita tu empresa  según el equipamiento eléctrico del que dispongas.

También es conveniente revisar los equipos eléctricos y sustituir aquellos más antiguos que consuman más energía por otros de tecnología avanzada que sean más eficientes. Asegúrate de que las instalaciones eléctricas de tu empresa se encuentren en perfectas condiciones, ya que una instalación que no tenga el mantenimiento adecuado, además de peligrosa, puede disparar tu consumo eléctrico.

Si tienes una nave o el edificio de tu oficina es de tu propiedad debes comprobar si cuenta con un correcto aislamiento térmico, ya que esto puede suponer un ahorro del 30% en el consumo energético. Medidas como el doble acristalamiento, la correcta separación de las zonas frías de las zonas calientes, evitar las corrientes de aire o recubrir las tuberías y superficies que generan pérdidas de calor con material aislante, son algunas de las actuaciones que se deberían llevar a cabo.

Otros artículos que te pueden interesar:

Tu opinión nos importa

Puntúa y deja tu comentario

Ahorra hasta 110€ en tu factura de la luz