Guerra entre las operadoras por los precios mayoristas de la fibra óptica

Precios Fibra Optica

Tu opinión nos importa:

Puntúa y deja tu comentario.
Ahorra hasta un 35% en tu ADSL

El mercado de la fibra óptica se anima. Hasta hace poco coto exclusivo de Movistar, el resto de operadoras se están moviendo para ofrecer fibra lo antes posible. Unos de los caminos es tender sus propios cables, el otro es llegar hasta los hogares a través del cableado tendido ya por Telefónica. La Comisión del Mercado de las Telecomunicaciones (CMT) acaba de fijar los precios que tendrán que pagar por hacerlo, lo que afectará a los usuarios.

El 99% de los apenas 340.000 españoles que tenían fibra óptica en 2012 eran clientes de Movistar, según datos de la CMT. Telefónica, cuya fibra llega en la actualidad a unos tres millones de hogares, lanzó sus productos Fusión y apostó fuerte por que sus clientes migraran del ADSL a la fibra. El éxito está siendo tal que el resto de operadoras quieren subirse (y cuanto antes) al carro de la fibra óptica, aunque no todas cuentan con la infraestructura necesaria para hacerlo.

Por este motivo, las operadoras necesitan llegar a acuerdos para compartir las infraestructuras y beneficiarse mutuamente. Así, en los últimos meses se han producido tres acuerdos entre las compañías para desplegar fibra: en octubre de 2012 lo firmaron Telefónica y Jazztel, en marzo de 2013 Vodafone y Orange y, el pasado 2 de julio Orange, Vodafone y Telefónica.

La CMT pone orden

El 12 de julio la CMT publicó los precios que deberán pagar Vodafone y Orange a Telefónica por usar su infraestructura. Aunque son provisionales y están pendientes de un informe en profundidad que ya está preparando el regulador, suponen, según la CMT, una bajada de entre el 18% y el 24% de lo que pedía Telefónica. Sin embargo, son todavía un 15,9% más altos que los acordados entre ésta y Jazztel, socios desde hace más de un año.

Las cifras concretas no se saben, porque las compañías las mantienen en secreto. La CMT habla de un ahorro, respecto de la oferta inicial de Telefónica, de entre 8 y 14 millones tanto para Vodafone como Orange. Pero la decisión no ha satisfecho a ninguna de las tres operadoras.

Para Telefónica, la rebaja no reconoce su esfuerzo inversor. Para Vodafone y Orange, no es justo que ellos paguen más que Jazztel por usar los conductos verticales de Telefónica. Pero desde la CMT explican el porqué de esta prima de riesgo: “son más altos porque tanto Telefónica como Jazztel asumen riesgos al desplegar fibra mientras que los otros operadores no se han comprometido a hacerlo en nuevas zonas sin cobertura”.

Los acuerdos de las operadoras al detalle

El desarrollo de fibra óptica es costoso. Por este motivo, las operadoras han venido desarrollando acuerdos para beneficiarse de los costes de infraestructura compartido.

El primero de ellos fue firmado en octubre de 2012 por Telefónica y Jazztel, que se marcaron como objetivo llevar la fibra óptica a tres millones de hogares. Cada compañía se encargará de tirar su propia red fibra hasta el hogar (red horizontal) e instalar el cableado dentro de los inmuebles (red vertical).

El segundo acuerdo se realizó en marzo de 2013. Vodafone y Orange anunciaban un compromiso similar al de Telefónica y Jazztel, pero, en este caso, su plan era más ambicioso ya que preveía alcanzar tres millones de hogares en 2015 y 6 millones en 2017, cubriendo más de 50 ciudades. Aunque la red desplegada pertenezca a uno de ellos, dará acceso al otro para meter su fibra óptica.

Pero ninguna de las dos compañías podía esperar tanto, de ahí que Orange y Vodafone, tras meses de negociaciones, firmaran un tercer acuerdo, esta vez con Telefónica, el pasado 2 de julio. En principio, parece similar a los otros dos. Los tres operadores podrán hacer uso de los despliegues de verticales de sus competidores. Pero en este convenio hay dos diferencias. Por un lado, no se acuerdan líneas a desplegar ni tampoco un precio por el uso de las canalizaciones verticales del otro. El precio que pedía Telefónica a Vodafone y Orange por usar la infraestructura ya desplegada les parecía excesivo y recurrieron a la CMT.

Nuestra opinión

Aunque pueda parecer un “lío entre operadoras”, la cuestión de los precios que se van a cobrar unas a otras afectarán a los usuarios. No se trata de que tenga un impacto directo en el precio de los productos que nos van a ofrecer. La cuestión es más de variedad en la oferta. Sin contar los proyectos piloto de Jazztel en Málaga, por ejemplo, o de Orange, si alguien quiere fibra óptica hoy no le queda más remedio que contratarla con Movistar. Dentro de unos meses todo puede cambiar.

Pero lo que no es seguro es la dirección del cambio. Si los planes de Jazztel y Telefónica se cumplen, el año que viene habrá más tres millones de hogares con dos opciones de fibra óptica. En el caso de los tendidos de Telefónica podrían ser tres: a de esta compañía y las de Vodafone y Orange. En teoría, eso significa más competencia y, por lo tanto, mejores ofertas.

Sin embargo, puede producirse una extraña combinación de muchas ofertas de fibra en unos sitios y de ninguna en otros. Mientras en el acuerdo entre Jazztel y Telefónica ambios se han comprometido a desplegar nueva fibra, lo que implica ampliar la cobertura, en el alcanzado entre la segunda y Orange y Vodafone no hay nada firmado por parte de éstas. Si se limitan a usar (y pagar por) la fibra vertical de Telefónica, puede que haya más competencia en un mismo edificio, pero que nunca llegue nueva fibra a otros barrios y ciudades.

Por el contrario, si optan por abrir nuevas conexiones, la fibra se extenderá por todo el país a lomos de las cuatro operadoras. Sólo así se podría cumplir el objetivo de la Agenda Digital de que el 50% de los españoles pueda tener fibra óptica en 2015.

Fuentes: CMT y operadoras.

¿Qué te parece? Otros usuarios ya están comentando este artículo. Deja tu opinión aquí
Ahorra hasta 172 euros en tu ADSL con Kelisto

Compara todas las ofertas de Adsl y fibra

Ver ofertas