MENU

comparativa

Samsung Galaxy S9 Plus, iPhone X o Google Pixel 2 XL: ¿cuál debería comprar?

Ahorra hasta un 75% en tu tarifa móvil

Compara las mejores ofertas de telefonía móvil
  • Analizamos las diferencias entre el Samsung Galaxy S9 Plus, el iPhone X y el Google Pixel 2XL para tratar de descubrir cuál de estos tres smartphones es el mejor móvil del año.

¿Cuál es el mejor móvil del mercado? La respuesta a esta pregunta es complicada y, por supuesto, siempre depende de las prioridades del usuario. Sin lugar a dudas, entre los mejores móviles de 2018 encontramos al Samsung Galaxy S9 Plus, al iPhone X y al Google Pixel 2 XL. Por eso, en Kelisto hemos realizado una comparativa en la que descubrirás las principales diferencias entre cada modelo, sus puntos fuertes y sus debilidades.

Como punto de partida de esta comparativa entre el Samsung Galaxy S9 Plus, el iPhone X y el Google Pixel 2 XL, hay que tener en cuenta que los tres son móviles de alta gama, con un rendimiento optimizado y un diseño espectacular. No obstante, presentan algunas diferencias que hay que tener en cuenta en función al uso que vayas a dar a cada uno de estos terminales.

Diseño y pantalla del Samsung Galaxy S9 Plus, el iPhone X y el Google Pixel 2 XL

Lo primero que siempre notamos en un móvil es su diseño, su tamaño, si sus acabados son elegantes y si es cómodo de usar. Por tanto, al comparar estos tres móviles, es necesario hablar de su tamaño: el más pequeño de todos es el iPhone X y también es el más delgado (143,6 x 70,9 x 7,7 mm). Por el contrario, el Samsung Galaxy S9 Plus es el más grande, con unas dimensiones de 158,1 x 73,8 x 8,5 mm, frente a los 157,9 x 76,7 x 7,9 mm del Google Pixel 2XL.

Sin embargo, hay que destacar que el tamaño del Samsung Galaxy S9 Plus se justifica por su gran pantalla. Es aquí también donde encontramos importantes diferencias entre los  tres terminales: el iPhone X cuenta con un panel de 5,8 pulgadas Super Retina HD, el Galaxy S9 Plus tiene una pantalla de 6,2 pulgadas quad HD Super AMOLED  (y en formato 18.5:9) y el Google Pixel 2XL tiene una pantalla pOLED de 6 pulgadas con resolución QHD 1440 x 2880 píxeles. En todo caso, la resolución en los tres terminales sigue siendo óptima. Todos cuentan con una excelente visualización, con colores nítidos y un brillo adecuado para ser usados sin problema, tanto en interiores como en exteriores.

Más allá del tamaño y resolución de las pantallas, hay que tener en cuenta que el año pasado comenzó una importante tendencia hacia la maximización: es decir, hacia la incorporación de pantallas más grandes gracias a la reducción de los marcos. De las tres marcas, la primera en avanzar en esta línea fue Samsung. El año pasado, su buque insignia (el Galaxy S8) destacó por la reducción de sus marcos con la llamada “pantalla infinita”, y lo mismos ha pasado este año con el Galaxy S9 y S9 Plus. Después le siguió Apple con el iPhone X, aunque en este caso había una diferencia importante en el diseño. Apple no introdujo un diseño simétrico en la parte superior, ya que decidió dejar un espacio especial para la cámara frontal.

En cualquier caso, tanto el terminal de Samsung como el de Apple cuentan con marcos reducidos, lo que no sucede con el teléfono de Google. Si bien el Pixel 2 XL no tiene demasiado marco del lado izquierdo y derecho, no se podría decir lo mismo de la parte superior e inferior: por eso, a nivel de diseño, no podríamos considerar que este modelo es un smartphone “sin marcos”.

Rendimiento del Samsung Galaxy S9 Plus, el iPhone X y el Google Pixel 2 XL

Aunque el iPhone X, el Galaxy S9 Plus y el Pixel 2XL no presentan demasiadas diferencias en cuanto a diseño, no podría decirse lo mismo, por ejemplo, de sus procesadores ya que cada terminal funciona con chips completamente diferentes. En el caso de Apple y Samsung, las compañías apuestan por modelos de fabricación propia. Mientras, Google, como la mayoría de los fabricantes, apuesta por los de Qualcomm.

El iPhone X incorpora un procesador A11 de 6 núcleos, acompañado por una memoria RAM de 3 GB. El Galaxy S9 Plus, por su parte, cuenta con un chip 10 nm, 64 bits, Octa-core (2,8 GHz Quad + 1,7 GHz Quad), acompañado por una memoria RAM de 6 GB. En el caso del Pixel 2XL, Google ha apostado por el Snapdragon 835 de ocho núcleos con 4 GB de memoria RAM.

En este apartado hay varios elementos a destacar. Por un lado, si bien el chip A11 de Apple es el más reciente de los de Cupertino, este procesador puede equipararse al Exynos 8895, que es el que incluía el Galaxy Note 8 del año pasado. Así, por lógica, el modelo que incluye el Galaxy S9 Plus debería ser superior, lo que significa que hay posibilidades de que el nuevo buque insignia de la coreana supere en algunos aspectos al rendimiento del iPhone X.

El que se queda aún más atrás es el Pixel 2XL de Google. Este terminal incorpora el procesador Snapdragon 835 y, si bien se trata de un chip muy potente, es el mismo que incluyeron en algunos modelos del Galaxy S8: es decir, que el predecesor del S9 ya trabajaba con este misma potencia.

Cámaras del Samsung Galaxy S9 Plus, el iPhone X y el Google Pixel 2 XL

De los tres smartphones de nuestra comparativa, tanto el Samsung Galaxy S9 Plus como el iPhone X cuentan con cámara doble, una tendencia cada vez más presente en los móviles actuales y que, sin embargo, no se ha incorporado en el  Pixel 2XL. ¿Significa entonces que la cámara del Pixel 2XL no es tan buena como la de los otros dos modelos? No necesariamente. Hay que recordar que, hasta hace unos años, Apple apostó siempre por las cámaras sencillas y nunca le fue mal. En el caso del equipo de Google, no hay problema con que tenga un único sensor de 12,2 MP, ya que la responsabilidad de la fotografía es del sensor que tiene apertura f/1.8.

Ahora bien, el más innovador de los tres móviles que comparamos es el Galaxy S9 Plus. Más allá de contar con una cámara doble, este terminal cuenta con la primera cámara móvil con apertura variable desde f1.5 hasta f2.4, además de autoenfoque. En el caso del iPhone X, dispone de una cámara dual de 12 MP con una apertura de f/1.8 y f/2.4 y zoom óptico 2X.

Otras especificaciones del Samsung Galaxy S9 Plus, el iPhone X y el Google Pixel 2 XL

Entre el resto de especificaciones de los tres smartphones que merece la pena destacar está el sistema operativo. Tanto el Google Pixel 2XL como el Samsung Galaxy S9 Plus corren con Android 8.0 Oreo, mientras que el iPhone X trabaja con iOS 11.

Por otro lado, una de las novedades más importantes del iPhone X fue la eliminación del famoso botón de inicio del equipo, que hacía las veces de lector de huellas dactilares. En su lugar, la compañía incorporó la tecnología FaceID, un mecanismo biométrico para la autenticación. En el caso de los equipos de Google y el de Samsung, no se produjeron cambios en este sentido y ambos continúan teniendo el tradicional botón para el lector de huellas en la parte posterior del terminal.

Por lo demás, los tres terminales cuentan con certificación IP que los hace resistentes al agua y al polvo. El iPhone X y el Google Pixel 2XL están categorizados con IP67 y Galaxy S9 Plus, con IP68. La diferencia entre ambas categorías reside en que los dos primeros soportan inmersiones a un metro durante 30 minutos y el S9 Plus, a más de un metro y durante un tiempo superior a 30 minutos.

Precios del Samsung Galaxy S9 Plus, el iPhone X y el Google Pixel 2 XL

Elegir entre un Samsung Galaxy S9 Plus, un iPhone X y un Google Pixel 2XL resulta complicado, ya que los tres tienen características premium. Para los que den prioridad al precio, hay que tener en cuenta que el terminal de Apple –como suele ser habitual- es el más caro, seguido por el de Samsung y el de Google:

 

 

 

Tu opinión nos importa

Puntúa y deja tu comentario

Ahorra hasta un 75% en tu tarifa móvil

Compara las mejores ofertas de telefonía móvil

Ahorra hasta un 75% en tu tarifa móvil

Ver ofertas