telefonos móviles segunda mano

Cinco claves para comprar móviles de segunda mano

Ahorra hasta un 75% en tu tarifa móvil

Compara las mejores ofertas de telefonía móvil
  • La oferta de teléfonos móviles cada vez es mayor, pero hacerte con un terminal de gama alta puede acabar costándote más de 500 euros. Adquirir un terminal usado es una forma de ahorrarse parte del precio original pero, para evitar disgustos, conviene conocer las claves para comprar un móvil de segunda mano.

Con la llegada de marcas más económicas al mercado de la telefonía móvil y la mejora en los dispositivos de gama media, que ya incluyen funcionalidades de última tecnología, entre los 10 mejores móviles más baratos puedes encontrar opciones interesantes para renovar tu teléfono por menos de 250 euros. Si le tienes el ojo echado al Samsung Galaxy Note 9, al iPhone X o a algún otro de los mejores móviles de 2018 y no puedes permitirte desembolsar más de 1.000 euros a tocateja, tienes varias opciones: por ejemplo, puedes financiar tu teléfono o pagarlo a plazos con las tarifas que ofrecen las telecos. El inconveniente es que esto te obligará a tener un contrato o a respetar una permanencia con tu operador, así que si lo único que buscas es una rebaja, te tocará comprar un móvil de segunda mano, lo que te dará la oportunidad de disfrutar de tecnología de calidad sin tener que dejarte el sueldo en ello.

La diferencia de precios entre los teléfonos móviles usados y los móviles nuevos es notable, pero hay que tener cuidado para evitar que la compra acabe costándonos más de la cuenta. Antes de comprarlo, merece la pena que eches un vistazo a las cinco claves para comprar con seguridad móviles de segunda mano que te detallamos a continuación:

Claves para comprar un móvil de segunda mano

1. Revisa los precios

Si repasamos las ventajas de comprar un móvil de segunda mano, el gran punto a favor es el precio. Al mismo tiempo, este será uno de los aspectos con los que más cuidado hay que tener y que más nos ayudará a valorar si nos compensa hacernos con el teléfono. En función del tipo de terminal y de su estado, nos puede salir entre un 25% y un 50% más barato escoger un teléfono usado en vez de uno nuevo.

Además, el coste de estos no siempre es definitivo, así que podrás negociar el precio de los móviles de segunda mano cuando trates con el propietario e intentar conseguir un descuento adicional. Por ejemplo, si detectas que el móvil tiene un pequeño rasguño en la pantalla o presenta signos de caídas, ya tienes argumentos para que te rebajen el precio.

Como ya hemos mencionado, al comprar móviles de segunda mano es más fácil dar con el llamado “salto de gama”, es decir, que si buscas cuidadosamente y fichas un buen terminal, puedes acabar llevándote a casa un teléfono móvil de alta gama (de segunda mano, claro está) a precio de un gama media o gama baja nuevo. ¿Compensa este cambio? Pues si se trata de móviles de segunda mano en buen estado sí que puede compensar, y mucho.

Entre tanta ventaja también  se cuelan algunas pegas: por ejemplo, uno de los principales problemas que tiene la compra de móviles de segunda mano tiene que ver con las averías ocultas, ya que no sabemos a ciencia cierta qué trato ha recibido el terminal, si ha sufrido caídas o accidentes que puedan haber afectado su funcionamiento aunque no sean evidentes a simple vista. En este caso, la mejor solución pasa por negociar con el vendedor la posibilidad de probar los teléfonos móviles usados con detenimiento: así podrás asegurarte de que sus funciones principales estén en buen estado.

Como es evidente, el uso y el paso del tiempo afectan a los móviles de segunda mano de forma distinta a los móviles nuevos: cuando adquieres un teléfono usado, aunque para ti sean nuevos, en realidad tienen un recorrido a sus espaldas y para nadie es un secreto que la obsolescencia programada existe. No se puede comparar, por ejemplo, lo que va a durar la batería de los móviles nuevos con lo que funcionará en el caso de los teléfonos móviles usados: es un deterioro propio del uso y hay que ser consciente de que existe. Por tanto,  al evaluar si nos conviene o no comprar móviles de segunda mano debemos tenerlo en cuenta.

Sobre el paso del tiempo hay otro aspecto importante a tener en cuenta: los accesorios y los repuestos de los móviles de segunda mano son más complicados de sustituir. No es lo mismo buscar una batería o una carcasa compatible con un teléfono de hace tres años que intentar comprar el mismo accesorio para uno nuevo.

2. Busca un vendedor de confianza

De la misma manera que uno compara todos los teléfonos en venta para elegir cuál es el que más le conviene, es aconsejable investigar al vendedor. En muchas ocasiones acabamos comprando este tipo de dispositivos a alguien de nuestro círculo de confianza que tiene un teléfono que ya no utiliza y quiere sacarse algo de dinero por él.

Otra opción habitual es recurrir a tiendas especializadas en la venta de móviles de segunda mano que, incluso, permiten que pruebes en persona los teléfonos. Además, hay tiendas online que venden dispositivos usados de particulares y te ofrecerán la posibilidad de consultar datos como la reputación del vendedor, el tiempo que ha estado dado de alta en la página, la cantidad de artículos que ha vendido y, sobre todo, las opiniones de otros compradores. 

3. Elige opciones con garantía

Que vayas a comprar un móvil de segunda mano no siempre implica que tengas renunciar a la garantía. De hecho, algunas de las tiendas especializadas en la venta de móviles de segunda mano que hemos mencionado antes incluyen garantías en la compra de este tipo de terminales.

Si finalmente te decides por este tipo de establecimientos en lugar de comprarle el móvil a un particular, recuerda que al comprar móviles de segunda mano a operadores o tiendas de telefonía que ofrezcan este servicio los dispositivos en venta habrán sido revisados previamente por sus técnicos, lo que te da la tranquilidad de saber que están en buenas condiciones.

4. Evalúa el estado del teléfono

La clave para comprar un móvil de segunda mano sin llevarte disgustos está en tener paciencia: cuando hayas elegido el modelo con el que quieres hacerte, no te dejes llevar por las apariencias, piensa en frío y, si tienes oportunidad, prueba y compara las funciones del terminal para asegurarte de que está completamente operativo.

Lo primero que debes evaluar son los aspectos del exterior: recuerda que las marcas externas pueden dar cuenta de daños internos así que, aunque a simple vista una raya o un golpe en la pantalla te pueda parecer insignificante, analiza en profundidad si existe un daño oculto. Si el móvil puede desmontarse, revisa que el interior está intacto, introduce la SIM y observa que esté liberado para utilizar sin problemas con tu operador; revisa que la cámara funcione correctamente; cambia la tarjeta microSD (si lleva) para garantizar que la reconoce, etc. 

5. Cuidado a la hora de realizar el pago

Si la compra se hace a través de Internet, intenta evitar el pago por adelantado. A la hora de hacer la operación, intenta utilizar conexiones seguras e instala previamente un software de seguridad o un antivirus en el ordenador. Además, recuerda que no debes compartir datos bancarios a través de correos electrónicos con la tienda online, ni suministrar el PIN o clave de seguridad, aunque sí es frecuente que se solicite el número de seguridad de la tarjeta (CVV), que se encuentra al dorso de la misma. Una vez hayas hecho el pago, guarda toda la documentación relacionada con la transacción por si tienes que hacer una reclamación.

Cómo conseguir dinero por tu móvil usado

Muchos usuarios cambian de móvil sin que el que tienen haya dejado de funcionar así que, ¿por qué no intentar ganar dinero con él? Varios operadores tienen planes para los usuarios que quieren deshacerse de sus viejos teléfonos. Por ejemplo, desde este verano Vodafone te ofrece hasta 450 euros por tu móvil antiguo gracias a su “Plan Re-estrena”, aunque para conseguir tanto dinero tendrás que vender un iPhone X o un Samsung Galaxy S9.

Además, Movistar ofrece el plan “Renueva y Recicla tu móvil”, con el que directamente recibirás un bono para cambiar tu antiguo teléfono por otro y, de hecho, puedes canjear varios móviles y así disponer de más dinero para comprar el nuevo dispositivo. Por último, en tiendas de Yoigo y Orange también podrás vender tu teléfono de segunda mano.

También puedes vender el teléfono por tu cuenta, para lo que tendrás que evaluar el precio que tiene tu móvil en el mercado y el estado en el que se encuentra para, en función de eso, fijar un precio atractivo, tomando en consideración, además, que los portales de compra/venta suelen cobrar comisiones. Así que junto a los gastos de envío, ten presente este importe a la hora de calcular el precio al que ofrecerás tu móvil viejo.

Cuando tengas el móvil de segunda mano, te tocará elegir una tarifa acorde al uso que le vayas a dar el dispositivo. Ya que has recortado los gastos en la compra del teléfono, puedes ahorrar si contratas una oferta que, dentro de lo que necesitas, te ofrezca un precio bajo, como las que encontrarás si utilizas un comparador de tarifas de telefonía móvil como el de Kelisto.

Tu opinión nos importa

Puntúa y deja tu comentario

Ahorra hasta un 75% en tu tarifa móvil

Compara las mejores ofertas de telefonía móvil

Ahorra hasta un 75% en tu tarifa móvil

Ver ofertas