¿Cómo puedes conseguir una tarjeta de crédito gratuita?

Encuentra las mejores tarjetas

Imagen de banner
Las tarjetas de crédito gratuitas no solo te permitirán pagar tus compras en cómodos plazos sino que, además, te ahorrarás el coste de una cuota que, en algunos casos, podría llegar a superar los 100 euros al año.

Pagar tus compras en cómodos plazos a cambio de pagar intereses o una comisión fija es la gran ventaja de las tarjetas de crédito. Sin embargo, disfrutar de este producto de financiación puede llegar a salirte muy caro. Según datos de Kelisto, la cuota anual que los bancos y las empresas especializadas cobran por estos plásticos puede llegar a superar los 170 euros, aunque existen opciones para que  te libres de este gasto. Para ayudarte a encontrar tarjetas de crédito gratuitas, hemos analizado el mercado y te contamos cómo conseguirlas.

Formas de conseguir una tarjeta de crédito gratuita 

Para poder hacerte con una tarjeta de crédito gratis tienes dos alternativas: 

  • Domiciliar tu nómina en alguna entidad: con estas tarjetas, generalmente pagarás menos intereses por aplazar tus pagos, pero, eso sí, tendrás que vincularte a la entidad financiera ingresando cada mes tu salario.
  • Elegir una de las tarjetas de crédito sin cambiar de banco gratuitas: estos plásticos suelen cobrar más intereses, pero te permitirán gozar de más libertad, ya que pueden vincularse a cualquier cuenta bancaria de la que seas titular (en vez de tener que asociarse a un depósito a la vista de la entidad emisora de la tarjeta). 

Tarjetas de crédito gratis por domiciliar tu nómina

Domiciliar tu nómina en un banco suele ser la forma más sencilla de conseguir tarjetas de crédito gratis. A día de hoy, son muchas las cuentas nómina que te ofrecen uno de estos plásticos sin cobrarte una cuota anual, por solo domiciliar tu salario cada mes, como ocurre con seis de las 10 ofertas que encontrarás en nuestro ranking mensual de las mejores tarjetas de crédito

Imagen de banco Myinvestor
Tarjeta de crédito Myinvestor
Crédito-Débito
Imagen de banco Caja de Ingenieros
Visa Premier Caja de Ingenieros
Crédito
Imagen de banco Abanca
Tarjeta de crédito Visa Proyecta Abanca
Crédito
Imagen de banco Banco Santander
Tarjeta LaLiga Santander
Crédito
Imagen de banco Abanca
Tarjeta de crédito Visa Clip Abanca
Crédito
Imagen de banco Caja de Ingenieros
Visa Classic Caja de Ingenieros
Crédito

No obstante, existen excepciones: 

  • Algunas ofertas, como, por ejemplo, la Visa Tú de Abanca, son tarjetas de créditos gratuitas por domiciliar la nómina, pero solo durante el primer año. En este caso, a partir del segundo tendrás que cumplir con un requisito extra para librarte de las comisiones: realizar compras por un valor mínimo de 3.000 euros al año.
Imagen de banco Abanca
Tarjeta Tú Abanca
Crédito-Débito
  • En algunos casos, domiciliar el salario no será suficiente para conseguir tarjetas de crédito gratuitas. Por ejemplo, la Visa Medicus Mundi de Laboral Kutxa tiene una comisión de mantenimiento de 22 euros a partir del segundo año, sin importar si tienes el salario domiciliado en la entidad.
  • Si lo que buscas es una tarjeta de crédito premium, es muy probable que te toque pagar por ella. Por ejemplo, la tarjeta de crédito Diamond de Openbank forma parte de un pack que incluye dos tarjetas (de débito y crédito) y múltiples ventajas: permite sacar dinero a débito en cualquier cajero de España (con un tope de 24 extracciones al año), ofrece hasta 60.000 euros de límite de crédito, tiene un servicio de asistencia personalizada (con el que podrás reservar entradas, gestionar trámites en organismos oficiales, disponer de un cerrajero 24 horas, etc.) y múltiples seguros asociados (de viaje, protección, extensión de garantía, etc.). Conseguir este pack no tiene ningún coste pero, cada vez que quieras renovarlo, tendrás que apoquinar 135 euros al año, aunque tengas tu nómina en la entidad. 
Imagen de banco Openbank
Tarjeta de Crédito Diamond Openbank
Crédito
Imagen de banco Openbank
Tarjeta de Débito Diamond Openbank
Débito

Tarjetas de crédito gratis sin cambiar de banco

Conseguir una tarjeta de crédito gratis sin cambiar de banco es muy sencillo, ya que prácticamente todas las empresas especializadas en este tipo de plásticos los ofrecen sin cuota anual, como ocurre con la Tarjeta YOU de Advanzia Bank o la Tarjeta Wizink Plus de Wizink, entre otras muchas. 

Imagen de banco Advanzia Bank
Tarjeta YOU Advanzia Bank
Crédito
Imagen de banco WiZink
Tarjeta Wizink Plus
Crédito

La única excepción suele estar en las tarjetas sin vinculación que puedes conseguir a través de la banca tradicional. Por ejemplo, BBVA comercializa la Tarjeta Viajes, una tarjeta de crédito fácil de conseguir, ya que podrás hacerte con ella  sin tener tu nómina (o una cuenta) en el banco, pero que te cobra una cuota anual de 30 euros. 

Imagen de banco BBVA
Tarjeta Viajes BBVA
Crédito-Débito

¿Cómo puedes conseguir tarjetas de crédito online gratis?

Conseguir una tarjeta de crédito gratis online es, incluso, más fácil que hacerlo de manera presencial. Tanto si quieres un plástico vinculado a tu cuenta nómina, como si prefieres hacerte con uno que no te exija cambiar de banco, la gran mayoría de las entidades que emiten este tipo de productos tienen opciones que se pueden contratar por Internet: 

  • Si buscas tarjetas de crédito online gratis vinculadas a una cuenta nómina, tienes muchas alternativas en el mercado: desde la banca online de las entidades tradicionales (Openbank, de Banco Santander; imaginBank, de Caixabank; o Activobank, de Banco Sabadell) hasta las entidades puramente digitales, como ING o EVO Banco
  • En caso de que prefieras tarjetas de crédito gratis online sin cambiar de banco, la gran mayoría de las entidades que las emiten permiten su contratación online. Si quieres hacerte con una tarjeta de crédito fácil de conseguir, recuerda que todas las ofertas que encontrarás en nuestro top 10 de las mejores tarjetas de crédito online pueden contratarse en apenas unos minutos a través de Internet. 

¿Existen tarjetas Visa gratis?

A la hora de buscar un plástico con el que pagar a plazos, es posible que te plantees que la mejor opción puede ser conseguir una tarjeta de crédito gratis de Visa. La gran ventaja de este tipo de productos de financiación es que te ofrecen la garantía de que podrás pagar con ellos en la mayoría de los comercios de todo el mundo, lo que te dará una enorme flexibilidad, sobre todo, a la hora de viajar. 

Para conseguir una tarjeta Visa gratis podrás recurrir tanto a los bancos tradicionales como a las empresas que te ofrecen plásticos sin vinculación: la Visa Shopping db de Deutsche Bank o la Visa Clip de Abanca son buenos ejemplos de las opciones que tienes a tu alcance. 

Imagen de banco Deutsche Bank
Tarjeta Visa Shopping db Deutsche Bank
Crédito
Imagen de banco Abanca
Tarjeta de crédito Visa Clip Abanca
Crédito

¿Hay tarjetas de crédito que no te cobren por aplazar las compras?

Las tarjetas gratuitas son aquellas que no cobran una cuota anual a sus clientes, pero eso no quiere decir que estos plásticos ofrezcan financiación sin intereses. Es importante que tengas en cuenta que las tarjetas de crédito disponen de tres modalidades de pago, y que solo una de ellas está realmente exenta de intereses:

  • Pago a fin de mes: en primer lugar, con una tarjeta de crédito puedes pagar todas tus compras, de golpe, a final de mes o principios del mes siguiente. Si lo haces, la entidad emisora de la tarjeta no te cobrará intereses por tus compras, es decir, la operación te saldrá gratis (tanto el Tipo de Interés Nominal o TIN como la Tasa Anual Equivalente o TAE serán del 0%). En el mercado es posible encontrar ofertas, como la Tarjeta YOU de Advanzia Bank, que te permiten aplazar tus compras, incluso, durante siete semanas sin comisiones ni intereses.
Imagen de banco Advanzia Bank
Tarjeta YOU Advanzia Bank
Crédito
  • Pago aplazado: tu segunda opción es aplazar el pago de tus compras en varias cuotas, de forma similar a lo que sucede cuando pides un préstamo personal. En este caso, tendrás que pagar intereses y/o comisiones. 
  • Pago con cuota fija o revolving: si tienes una tarjeta revolving, puedes elegir qué porcentaje de tu deuda o qué cantidad fija en euros quieres pagar cada mes hasta saldar lo que debes. Esta modalidad también conlleva el pago de intereses.  

Las mejores tarjetas de crédito gratis

Si después de leer el artículo aún te preguntas cuáles son las mejores tarjetas de crédito gratis, queremos recordarte que no existe una respuesta única. Como te hemos contado, no es lo mismo querer contratar una tarjeta de crédito sin cambiar de banco que uno de los plásticos que obtendrás por domiciliar tu salario en una entidad. Además, que una tarjeta de crédito no cobre comisión de emisión o mantenimiento no quiere decir que sea gratuita en el día a día, ya que lo más habitual es que tengas que hacer frente al pago de intereses y/o comisiones si quieres aplazar tus compras.

Por último, más allá de las comisiones de las tarjetas de crédito, es importante que tengas claro para qué quieres utilizar tu tarjeta, ya que un cliente que busque tarjetas con descuentos en gasolina no tendrá que fijarse en los mismos aspectos que uno que quiera hacerse con una de las mejores tarjetas para viajar al extranjero.

Si quieres comparar entre las distintas tarjetas de crédito gratuitas del mercado, cotejar sus características y contratar la que mejor se adapte a lo que necesitas, te recomendamos que visites nuestro comparador de tarjetas de crédito

Encuentra las mejores tarjetas

Imagen de banner

Noticias relacionadas

Descubre más noticias de
Finanzas
Te contamos la última hora
Consejos y Análisis

Comentarios