Cómo calcular el capital asegurado en tu seguro de vida

Familia Cesped

Tu opinión nos importa:

Puntúa y deja tu comentario.
Ahorra hasta un 40% en tu seguro de vida
COMPARA AHORA

El capital que aseguramos en nuestro seguro de vida será lo que reciban los beneficiarios en caso de siniestro. Pero ¿cómo saber cuánto será suficiente? Te ayudamos a calcularlo.

Contratar un seguro de vida es importante para proteger a nuestra familia de un posible siniestro, pero hacerlo de forma adecuada no es sencillo. En Kelisto te ayudamos a calcular qué importe es conveniente asegurar, cuánto cuesta, quién puede contratarlo y qué errores debemos evitar.

¿Qué hay que tener en cuenta para calcular el capital asegurado de un seguro de vida?

Un seguro de vida es un contrato que firmamos con una compañía, a la cual pagamos anualmente una cantidad para garantizarnos que, en caso de fallecimiento o de que suframos algún tipo de incapacidad, los beneficiarios del seguro recibirán una indemnización.

Lo habitual es asegurarse de que, si ocurre algo, nuestra familia tenga cubiertas sus necesidades básicas. Es decir, que si tenemos una hipoteca, el seguro se haga cargo de los pagos, o de que nuestros hijos puedan seguir estudiando. Si, además, el asegurado tiene una profesión de riesgo, es decir, con mayores probabilidades de sufrir un accidente, es recomendable suscribir un seguro de vida que también incluya la invalidez permanente.

¿Cómo se calcula la cantidad asegurada?

Lo primero que hay que hacer es un análisis de nuestras circunstancias personales y familiares, tomar nota de los ingresos con los que cuenta la unidad familiar y, lo más importante, a qué gastos tenemos que hacer frente:

  • Gastos corrientes: agua, luz, gas teléfono, alimentos, etc.
  • Vehículos y su mantenimiento, revisiones, combustible, uso de transporte público
  • Si se tienen hijos, el gasto en colegios, matrículas, actividades extraescolares, libros…
  • Deudas: hipotecas, tarjetas de crédito, créditos personales
  • Cotizaciones a la seguridad social y otros seguros, como el de hogar, el del coche, el seguro médico
  • Impuestos: sucesiones, testamento…

En definitiva, se deben calcular por un lado los ingresos actuales y futuros y, por otro, los gastos, y tratar de compensar la diferencia entre ambos una vez desaparecido el asegurado.

Para comenzar se recomienda calcular una cantidad cinco veces mayor que nuestro salario neto anual, aunque esto dependerá del número de miembros de la familia, si se cuenta con un nivel de vida medio o alto, etc. Por ejemplo, alguien que cobre 30.000 euros netos, podría contratar un seguro de vida de 150.000 euros. Si tenemos pendiente una hipoteca, conviene añadir el capital que aún nos quede pendiente. En cualquier caso, sólo nosotros conocemos nuestra situación real y cuáles son y serán en el futuro las necesidades de nuestra familia.

¿Puedo asegurar el capital que quiera?

Sí, aunque a mayor capital asegurado, mayor será la prima. Además, hay que tener en cuenta que debemos justificar el por qué de esa cantidad, con lo que debe ir acorde con nuestra situación actual y nuestro nivel de vida.

Si la aseguradora no encuentra justificación para asegurar una cantidad concreta, no querrá asumir el riesgo. Normalmente, a partir de 500.000 euros la compañía pedirá un informe financiero y de solvencia, también de patrimonio, con el fin de justificar la pérdida económica real que supondría el fallecimiento.

¿Se puede estar sobreasegurado en el seguro de vida? ¿E infraasegurado?

No, porque no es posible establecer cuánto vale una vida, o su pérdida. Estos conceptos, de infraseguros y sobreseguros, se aplican sólo a seguros de daños, nunca a personas. Podemos establecer el valor de mercado de un coche, una casa o un objeto artístico, pero no el de una persona, de la que se puede valorar su situación patrimonial y financiera pero no aplicarle la fórmula que permite establecer si el valor de un bien se corresponde con un valor real.

Las primas del seguro de vida

A modo de ejemplo, te mostramos una comparativa de precios del seguro de vida para un hombre de 40 años, administrativo, casado y con dos hijos, en tres supuestos diferentes, según quisiera asegurar 60.000, 100.000 o 180.000 euros.

¿Qué te parece? Otros usuarios ya están comentando este artículo. Deja tu opinión aquí
Ahorra hasta un 40% en tu seguro de vida con Kelisto
COMPARA AHORA
Seguros salud