Seguro Vida Hipoteca

¿Es rentable contratar un seguro de vida con la hipoteca?

Ahorra hasta un 40% en tu seguro de vida

Llámanos al 91 122 14 03

  • Los expertos en seguros e hipotecas de Kelisto te cuentan qué debes de tener en cuenta a la hora de vincular un seguro de vida a tu préstamo hipotecario.

La mayoría de los bancos ofrecen un seguro de vida vinculado a la hipoteca con el que el cliente conseguirá una reducción en el interés del préstamo. Pero, ¿realmente te interesa este seguro? En Kelisto te contamos de la mano de nuestros expertos todo lo que debes de saber sobre contratar una póliza de vida con el banco de tu hipoteca.

¿Es obligatorio contratar un seguro de vida con la hipoteca?

Antes que nada, hay que tener claro que contratar un seguro de vida con la hipoteca NO es obligatorio. Según la nueva ley hipotecaria, que será aprobada en marzo, los bancos no podrán obligar a los clientes a contratar productos vinculados, entre los que se encuentran estas pólizas. Aunque esto todavía no esté en vigor, las entidades bancarias ya están realizando esta práctica.

Sin embargo, los bancos pueden encarecer el interés de las hipotecas si no se contratan este tipo de productos. Por lo general, las entidades suelen ofrecer estas pólizas cuando se está negociando la hipoteca, aunque el cliente en ningún momento estará obligado a contratarlas. A pesar de esto, sí hay un seguro que los bancos suelen “vender” como obligatorio: el seguro contra incendios. Ahora bien, según la Dirección General de Seguros, la contratación de este tipo de póliza, con una suma asegurada que coincida con el valor de tasación de la vivienda, es un requisito que la ley impone a los bancos para que estos puedan otorgar una hipoteca. Por lo tanto, es posible que la hipoteca que quieras firmar tenga como condición contratar el seguro de hogar contra incendios, ya sea con la misma entidad o con otra aseguradora, y que el banco decida no concedértela si no aceptas dicha contratación.

Aunque no es obligatorio, las entidades sí que suelen dar incentivos para que el cliente se decante por contratar este tipo de productos. Lo más habitual es ofrecer un descuento en el interés que tendrás que pagar por tu hipoteca. Por ejemplo, en la hipoteca Sin Más de Bakinter se ofrece una reducción del 0,6% del interés si contratas el seguro de vida con este préstamo hipotecario. En el caso de la  hipoteca Mari Carmen de Abanca, el descuento es del 0.25%.

¿Qué cubre el seguro de vida de la hipoteca?

Los seguros de vida de la hipoteca suelen ser seguros de vida riesgo, por lo que cubrirán el importe del préstamo hipotecario en caso de que el asegurado (que suele ser el titular o los titulares de la hipoteca) fallezca o sufra algún accidente.

No todos los seguros de vida con la hipoteca cubren lo mismo. Hay algunos que solo cubrirán el capital del préstamo en caso de fallecimiento del titular. Otros, además, pueden cubrir casos de invalidez permanente o, incluso, temporal. Si vas a contratar esta póliza con el banco, es recomendable que antes te asegures de los casos en los que te cubre, si responderán por la totalidad o solo una parte de la deuda o hasta qué fecha estarás asegurado.

El beneficiario suele ser el banco, ya que, en caso de fallecimiento o invalidez del titular o titulares de la hipoteca, recibirá una indemnización que cancelará la totalidad o parcialidad de la deuda. Por eso, es importante que todos los titulares de la hipoteca suscriban la póliza para que, si le ocurre algo a alguno, el otro no tenga que cargar con la duda.

¿Es rentable contratar un seguro de vida con tu hipoteca?

A pesar de la rebaja en los intereses que ofrecen los bancos por contratar un seguro de vida vinculado a una hipoteca, no siempre es rentable suscribir esta póliza con el banco.

Según los expertos de Kelisto, para saber si es rentable o no contratar un seguro de vida con la hipoteca hay que tener en cuenta dos aspectos: el sistema de amortización de las hipotecas que se usa en España, que normalmente es el francés, y la edad del titular.

  • Sistema de amortización de las hipotecas: el sistema francés que usa nuestro país es un mecanismo de cuotas constantes. Debido a esto, cada mes el banco recibe los intereses en función del capital que tengas pendiente de devolver. Por ello, durante los primeros años de la hipoteca se paga una cantidad mayor de intereses que de capital y, en cambio, durante el periodo final del préstamo se abona más capital y menos intereses.
  • La edad del titular de la hipoteca: el cliente debe tener en cuenta que los seguros de vida tienen una prima natural, por lo que su precio se irá incrementando conforme vaya cumpliendo años, ya que el riesgo será mayor.

Teniendo en cuenta estas premisas, para una persona joven será más recomendable contratar este tipo de póliza con la entidad bancaria de su hipoteca, sobre todo en los primeros años de vida de su préstamo: la prima del seguro no será muy alta y, si su banco le hace una rebaja en los intereses, la cantidad que se ahorrará al comienzo será muy elevada.

Sin embargo, con el paso de los años, te será más rentable dejar la póliza de vida que tienes contratada con tu hipoteca: cuando te quede ya poco por devolver a tu entidad, los intereses que tendrás que pagar serán mucho menores. Por ello, aunque tu banco te subiera el interés que pagas, apenas lo notarías en la cuota que pagas cada mes. A cambio, tendrías libertad para moverte a cualquier aseguradora, de forma que pudieras dar con el precio más competitivo para  tu perfil.

Por lo tanto, en líneas generales nuestros expertos indican que lo “ideal” sería contratar una hipoteca con poca vinculación, o directamente sin ninguna vinculación. Hay hipotecas, como la de COINC, Openbank y Banco Pichincha, que no te piden vincular ningún producto o, como mucho, solo tendrás que domiciliar la nómina.

Aun así, si lo que quieres es pedir una hipoteca con vinculación, desde Kelisto te recomendamos que eches cuentas para saber si va a ser rentable o no. Para ayudarte a entender el proceso que hay que seguir, hemos elaborado estos dos ejemplos para una hipoteca variable a 25 años con un importe de 150.000 euros. Para hacerlo más sencillo, solo hemos analizado la cuota del primer año variable.

En el primer ejemplo que hemos analizado es la hipoteca SIN de Bankinter, que tiene un interés variable de euríbor +0,89% si contratas todas las vinculaciones que te exige la entidad. Sin embargo, si decides no contar con el seguro de vida que el banco te propone, tendrías que pagar un interés más alto, en concreto, el euríbor +1,49%: es decir, pasarías de pagar una cuota mensual de 549,29 euros a una de 590,23 (40,94 euros más).

Hipoteca bankinter seguro vida

*Calculado con el euríbor a 12 meses a cierre de diciembre 2018

Ahora bien, ¿merece la pena aceptar esa subida ante la opción de conseguir un seguro de vida más barato que el que la entidad propone? En este caso es complicado, porque la rebaja que aplica Bankinter por contratar una póliza con ellos es muy alta. Hagamos números para comprobar en cuánto se quedaría la cuota anual tanto si incluimos la póliza de vida de Bankinter como si no.

Bankinter ofrece un seguro de vida para una persona de 30 años con un capital de 150.000 euros, que tiene una prima anual de 190,86 euros, por lo que el coste total que deberías asumir cada año sería de 6.782,34 euros. Esa cifra aumentaría considerablemente si contratas la póliza con una aseguradora independiente, incluso si eliges la oferta más barata del mercado: el coste total del primer año sería de 7.146,76 euros sin contratas un seguro básico mientras que, con una póliza más completa, el coste se dispararía hasta 7.175,76 euros.

Analicemos ahora el caso de la hipoteca Mari Carmen de Abanca. En este caso, la hipoteca tiene un interés variable del euríbor +0,99% al contratar todas las vinculaciones. Si no quieres contratar el seguro de vida con esta entidad, el interés sería del euríbor +1,24%. Por lo tanto, pasarías de pagar una cuota de 555,99 euros al mes con el seguro de vida vinculado a tu hipoteca a abonar 575,95 euros mensuales si decidieras no vincular tu póliza, lo que equivale a una subida de 16,96 euros.

Hipoteca abanca seguro vida

*Calculado con el euríbor a 12 meses a cierre de diciembre 2018

En el caso de la hipoteca Mari Carmen, contratar el seguro de vida con una aseguradora será 11,16 euros más caro, en el caso del seguro de fallecimiento e invalidez que es el que ofrece dicho banco. Por lo tanto, puedes comprobar que no siempre será más rentable contratar el seguro de vida con una compañía ajena a tu banco. 

Como puedes comprobar, si contratas el seguro de vida con una aseguradora independiente la cuota anual de tu hipoteca sería de 17,84 euros más barato. Sin embargo, Abanca ofrece un seguro de vida completo, es decir, con cobertura de fallecimiento e invalidez tanto permanente como absoluta. En este caso, el seguro de vida sería de 11,16 euros más caro si lo contratas con tu hipoteca.

Como has podido comprobar, es importante que eches números para calcular si el seguro de vida de tu hipoteca es conveniente o no, teniendo en cuenta tu perfil de cliente y tus hábitos de vida. De todas maneras, en Kelisto te recomendamos que, aunque contrates la póliza con tu banco, cuando te quede poco que pagar del préstamo hipotecario cambies a una aseguradora particular, ya que el interés será más bajo y podrás ahorrar en la prima anual de dicho seguro.

Otros artículos que pueden interesarte

Tu opinión nos importa

Puntúa y deja tu comentario

Ahorra hasta un 40% en tu seguro de vida

Llámanos al 91 122 14 03