Seguros de coche con franquicia: ¿cómo funcionan?

Seguros con franquicia: ¿cómo funcionan?

Ahorra un 80% en tu Seguro de Coche

Imagen de banner
Si una póliza de coche a todo riesgo se escapa de tu presupuesto, una buena opción puede ser el contratar un seguro con franquicia. De esta manera, disfrutarás de las coberturas de la modalidad más completa a un precio mucho más asequible.

Los seguros de coche son pólizas obligatorias que debes contratar, al menos, en su modalidad de terceros básica. Sin embargo, en el mercado existen otro tipo de seguros con los que no solo protegerás a terceras personas a las que puedas perjudicar, sino que también podrás contar con una salvaguarda de tu vehículo, su conductor y sus ocupantes. Estas pólizas (las denominadas a todo riesgo) son las más caras del mercado  y su precio puede llegar a doblar o triplicar el de un seguro a terceros. Si no estás dispuesto a hacer este desembolso, pero buscas una protección completa, los seguros con franquicia son la mejor opción.

¿Qué es la franquicia en un seguro de coche?

La franquicia de un seguro de coche es una cantidad que tendrá que pagar el asegurado (en lugar de la aseguradora) en caso de que se produzca un siniestro. Esa cifra puede ser una cantidad fija en euros o un porcentaje del coste del siniestro y siempre se pacta previamente entre el consumidor y la compañía con la que contrata su póliza. Este reparto del riesgo entre usuarios y aseguradoras hace que el precio del seguro de coche sea mucho más barato que el que se tendría que abonar en caso de no establecerse este acuerdo, lo que te permitirá ahorrar en tu póliza y contar con las mejores coberturas.

En la práctica imagina que, por ejemplo, tu póliza a todo riesgo tiene una franquicia de 300 euros y sufres un percance cuya reparación asciende a 1.000 euros. En ese caso, tú tendrás que pagar los primeros 300 euros, mientras que de los otros 700 euros se hará cargo tu aseguradora. De esta manera, podrás acceder a coberturas de daños propios de tu vehículo a un precio más económico que en el caso de un seguro sin franquicia.

¿Cuáles son los mejores seguros a todo riesgo con franquicia?

Si crees que contar con una franquicia en tu seguro de coche  es la opción que mejor se adapta a tus necesidades, es la hora de saber cuáles son los seguros de coche a todo riesgo más baratos del mercado que ofrecen esta opción. En Kelisto podrás encontrar una serie de pólizas que te ofrecen las coberturas de un seguro completo a un precio asequible:

Imagen de proveedor Direct Seguros

FRANQUICIA DE 600 EUROS

PRIMA ANUAL

158€

Imagen de proveedor Axa

FRANQUICIA DE 600 EUROS

PRIMA ANUAL

166€

Imagen de proveedor Direct Seguros

FRANQUICIA DE 280 EUROS

PRIMA ANUAL

182€

Imagen de proveedor Axa

FRANQUICIA DE 280 EUROS

PRIMA ANUAL

191€

Imagen de proveedor Qualitas

FRANQUICIA DE 600 EUROS

PRIMA ANUAL

195€

Tarificación realizada en Kelisto.es a fecha de 27/10/2020. Perfil analizado: conductor de 35 años, administrativo, casado y sin hijos. Se sacó el carnet de conducir a los 18 años y tiene un Volkswagen Golf Plus de 110 CV, matriculado en 2017. El coche se guarda en garaje individual y se usa para trayectos cotidianos de menos de 12.000 kilómetros al año. El conductor ha estado asegurado más de 10 años y goza de un buen historial de siniestralidad.

Para un Volkswagen Golf Plus de 2009, la póliza de Direct Seguros es la que ofrece el mejor precio, con una prima anual de 158 euros y una franquicia de 600 euros. Sin embargo, su asistencia en carretera es una de las más básicas, ya que la mayoría de sus coberturas son de contratación opcional. En cuando a los daños propios, la aseguradora ofrece valor de nuevo durante los dos primeros años, mientras que dará valor venal mejorado el tercero año y valor venal a partir del cuarto. Axa (166 euros anuales) ofrece las mismas coberturas, ya que ambas aseguradoras pertenecen al mismo grupo.

Además de los seguros con franquicia de Direct y Axa (con pagos por parte del asegurado de hasta 600 y 250 euros), entre los mejores seguros de coche con franquicia se encuentra la póliza de Qualitas Auto con franquicia de 600 euros y una prima anual de 195 euros. En este caso, la asistencia en viaje es bastante más completa, y ofrece la siguiente cobertura en cuanto a daños propios: valor de nuevo durante los dos primeros años y venal mejorado en un 30% las siguientes anualidades.

Contratar un seguro con franquicia: qué tener en cuenta

El funcionamiento de los seguros con franquicia es bastante sencillo: si sufres un siniestro y es culpa tuya, tendrás que hacerte cargo de los costes que estos conlleven, sin pasar de la cantidad acordada con tu aseguradora, es decir, la franquicia.

¿Cuánto se ahorra al contratar una franquicia?

Para ver el ahorro en el seguro de coche que supone contratar una póliza con franquicia, vamos a analizar la póliza de Mapfre. En su modalidad de todo riesgo, este seguro tiene una prima anual de 525 euros. Si contratas la póliza con una franquicia de 600 euros, el precio que pagarás al año por tu seguro será de 267 euros. Por lo tanto, al contratar la franquicia estarás ahorrando 258 euros al año, casi la mitad de lo que cuesta la póliza a todo riesgo estándar.

Si comparamos la póliza con franquicia con el seguro a terceros ampliado, encontramos que este seguro es 136 euros más barato, pero no te cubrirá los daños propios de tu vehículo cuando el siniestro sea culpa tuya. Por lo tanto, por poco más de 130 euros al año, podrás tener acceso a las coberturas más completas de los seguros de coche.

Además, las aseguradoras suelen dar varias opciones a sus clientes a la hora de contratar la franquicia de su seguro. Por ejemplo, Mapfre o Qualitas Auto tienen franquicias que pueden ser de 600, 390 o 300 euros, para que elijas la que mejor se ajuste a tu bolsillo. De esta manera, podrás negociar con tu aseguradora la franquicia que deseas pagar, pero recuerda que cuanto menor sea la franquicia de tu seguro, mayor será el coste anual de la prima.

¿Qué pasa si la cantidad a pagar no supera la cantidad de la franquicia?

Para que la franquicia de tu seguro de coche se ponga en marcha solo tendrás que dar parte a tu aseguradora sobre el siniestro que haya acontecido. Si la cantidad a pagar por la reparación es inferior a la franquicia contratada, tendrás que hacerte cargo tú mismo de los gastos del taller. Es decir, pongamos como ejemplo que, como resultado de un accidente, tienes que pagar un arreglo de 150 euros y tienes una franquicia de 300 euros. En este caso, la aseguradora no se hará cargo de ningún coste. Si, por el contrario, el coste supera los 500 euros, tú te harás cargo de los primeros 300 y luego la aseguradora pagará los 200 restantes.

Cada aseguradora puede aplicar criterios distintos a la hora de cobrar la franquicia: es posible que tengas que abonar la cantidad franquiciada directamente o, que en otros casos, la aseguradora se haga cargo del total de la reparación y luego te cobre la parte que te toca. Por ello, es importante leer la letra pequeña de tu póliza para saber las condiciones que estás aceptando.

¿Tendrás que pagar franquicia por todas las coberturas?

Aunque pueda parecer que tendrás que pagar esa cantidad por cualquier siniestro que tengas, la franquicia de un seguro de coche solo se activará en el caso de daños propios. Así, los daños por responsabilidad civil o las coberturas relacionadas con la asistencia en carretera correrán a cargo de la aseguradora en su totalidad.

Tampoco se activará la franquicia en el caso de que los daños que haya podido sufrir tu vehículo no hayan sido culpa tuya. En ese caso, será el seguro del otro conductor quien se tenga que hacer cargo de los costes. Si tuvieras un accidente de tráfico con un coche sin seguro, la reclamación y posterior indemnización correrá a cargo del Consorcio de Compensación de Seguros, si la culpa no es tuya.

Por último, la franquicia tampoco se aplicará en caso de que el vehículo sea declarado siniestro total: en esta situación, la aseguradora te pagará la indemnización que corresponda sin que se descuente la parte de la franquicia.

¿Es conveniente para todo conductor?

Al contrario de lo que pueda parecer, un seguro con franquicia puede acabar costándote más que contratar un seguro a todo riesgo. Por ejemplo, si tu coche es ya algo viejo y suele sufrir varias averías al año, quizás lo que te conviene es contratar un seguro a terceros: pagarás una prima más barata que si tuvieras franquicia, evitando así pagar de más al sumar las reparaciones. Tampoco suele ser un seguro conveniente para conductores que tienen un historial de siniestralidad elevado.

Ahorra un 80% en tu Seguro de Coche

Imagen de banner

Noticias relacionadas

Descubre más noticias de
Seguros
Te contamos la última hora
Consejos y Análisis

Comentarios