Hipotecas y euríbor: ¿qué pasará con mi cuota si vuelve a subir?

¿Necesitas una hipoteca?

Con el comparador de hipotecas de Kelisto, encuentra la mejor hipoteca a tipo fijo, variable o mixto y ahorra hasta 1.353€ al año.

Imagen de banner
La relación entre hipotecas y euríbor es determinante para saber si la cuota de una hipoteca subirá o bajará. ¡Descubre cómo hacer cálculos para saber a qué atenerte!

La relación entre las hipotecas y el euríbor es algo sumamente importante para quienes tienen un préstamo hipotecario a tipo variable o para quienes están pensando en comprar una casa y todavía no han decidido si les conviene más una hipoteca fija o una variable. Para los primeros, saber cómo evolucionará este índice de referencia será clave para entender si la cuota que pagan cada mes subirá. Y para los segundos, entender las previsiones del euríbor les permitirá decidir si prefieren aprovecharse de los tipos tan bajos que se registran hoy en día o si, por el contrario, prefieren pagar algo más a cambio de la seguridad que les ofrece una hipoteca fija.

Para ayudar a unos y a otros a tomar decisiones, en Kelisto hemos analizado detenidamente la relación entre las hipotecas y el euríbor. Así podrás repasar todas las claves que debes saber y tendrás a mano ejemplos prácticos que te ayudarán a tomar decisiones.

Hipotecas y euríbor: ¿qué relación hay entre ellos?

La relación que existe entre hipotecas y euríbor es tan sencilla como crucial: este índice de referencia se utiliza para calcular el interés que pagarán quienes tengan contratada una hipoteca variable. Además, de la evolución que registre este indicador dependerá que la cuota de este tipo de préstamos suba, baje o se mantenga a lo largo del tiempo.

Para empezar por el principio, debes tener en cuenta tres cuestiones muy básicas en lo que respecta a la relación entre hipotecas y euríbor:

  • Este índice de referencia solo impacta en las hipotecas a tipo variable, que son aquellas cuyo interés se calcula sumando el euríbor más un diferencial, que es un porcentaje que fija cada banco según considera oportuno.
  • Las hipotecas variables se llaman así porque el valor del euríbor que se usa para calcular su interés se revisa periódicamente (cada seis o cada 12 meses, dependiendo del banco). Llegado ese momento, la entidad mirará cuál es el valor del euríbor del mes anterior y será esa cifra la que aplique para calcular el interés –y la cuota- que pagará el usuario. Por tanto, si el euríbor sube, la cuota también lo hará; y si baja, esta también se reducirá.
  • En España, la mayoría de hipotecas usan como referencia para el cálculo del interés el euríbor a 12 meses, aunque este indicador también existe para otros plazos (tres meses, seis meses, etc.), tal y como verás en nuestro análisis sobre el valor del euríbor hoy.

¿Cómo cambian las hipotecas con el euríbor de mayo de 2022?

Para entender cuáles son las consecuencias prácticas de la relación entre hipotecas y euríbor, basta con ver cómo cambiará la cuota de un préstamo con el euríbor de mayo de 2022, que es el último valor disponible. Para un usuario que tuviera una deuda pendiente con su banco de 100.000 euros, a 15 años, con un interés de euríbor+1,15% y que revisara su préstamo cada mes de junio (y, por tanto, con el dato de mayo del euríbor), la cuota que empezaría a pagar a partir de ahora sería de 615,67 euros, frente a los 584,05 euros que abonaba hasta ahora. Esto supondría una subida de 31,62 euros al mes o 379,44 euros al año. ¿La razón? El euríbor ha subido desde mayo de 2021 (cuando registró un valor de -0,481%) y mayo de 2022 (0,287%, su segundo valor positivo desde hace más de seis años), por lo que el impacto en la cuota mensual ha sido considerable.

¿Qué pasará con las hipotecas si el euríbor vuelve a su nivel máximo?

Si el euríbor volviera a su máximo histórico (el 5,393% registrado en julio de 2008), la cuota de las hipotecas variables experimentaría una subida extrema. Para un usuario con una deuda pendiente de 100.000 euros, a 15 años, con un diferencial del 1,15% y que hoy revisara el interés que paga, su cuota pasaría de 584,05 euros a 852,53 euros: es decir, pagaría un 45% más cada mes, lo que se traduciría en 3.200 euros más a lo largo de un año.

Después de más de seis años con el euríbor en negativo, el euríbor volvió a positivo en el mes de abril de 2022. Aunque los organismos y entidades que emiten previsiones sobre este índice de referencia ya estimaban que esto ocurriría a lo largo del año, nada hacía prever que sobrepasara el cero tan pronto. Por tanto, ahora la gran incógnita es hasta dónde subirá el euríbor a lo largo del 2022 y cómo impactará esto en la cuota de las hipotecas variables. En este contexto, tanto si estás pensando en contratar una hipoteca variable como si ya tienes una, es importante que hagas cuentas. Para ayudarte, en Kelisto ponemos a tu disposición un simulador de hipoteca con el que podrás, en pocos segundos, ver cómo evolucionaría tu hipoteca si el euríbor volviera a máximos, de forma que puedas cerciorarte de que tu economía familiar puede soportar una subida en la cuota de semejante calibre.

¿Cómo proteger tu hipoteca de la subida del euríbor?

Dado que la relación entre hipotecas y euríbor puede ser tanto positiva como negativa, es importante que sepas que existen dos maneras de proteger tu préstamo si este índice sigue subiendo: si tienes claro que no quieres asumir riesgos, puedes optar por contratar una hipoteca fija; y si ya tienes una hipoteca variable, siempre puedes cambiar tu banco de entidad y optar por un préstamo a tipo fijo para protegerte de posibles subidas en tu cuota.

Si lo que buscas es la mejor hipoteca fija del mercado para convertirte en propietario por primera vez, en Kelisto te ofrecemos cada mes un ranking mensual con las ofertas más atractivas del mercado. Como el interés de este tipo de préstamos varía en función del plazo de devolución que elijas, seleccionamos las mejores propuestas para el plazo más habitual entre los que solicitan financiación en España: 25 años, según datos del Instituto Nacional de Estadística (INE). Para este perfil, el top 5 de mejores hipotecas fijas de este mes está liderado por la Hipoteca CasaFácil Fijo de CaixaBank (al 1,35%).

La mejor hipoteca fija de junio de 2022

Imagen de banco Caixabank
CasaFácil Fijo
Imagen de banco Grupo Kutxabank
Hipoteca Fija
Imagen de banco Evo Banco
Hipoteca Inteligente a tipo fijo
Imagen de banco COINC
Hipoteca Fija
Imagen de banco Unicaja
Hipoteca Real Madrid

Fuente: Kelisto.es con datos de las páginas web de las entidades financieras (análisis elaborado el 01/06/2022). La tabla muestra las cinco hipotecas fijas con el interés más bajo a un plazo de hasta 25 años. Se toma como referencia este plazo porque, según datos del INE de abril de 2021; últimos datos disponibles) el plazo medio al que se piden las hipotecas sobre viviendas es de 24 años. En caso de empate, se dará prioridad a las ofertas con mejores condiciones con respecto a varios criterios: 1º) Comisión de apertura; 2º) % máximo sobre el valor de tasación que permite financiar; 3º) Reembolso parcial o total. La no disponibilidad de información siempre penaliza a una oferta frente a otra para la que su entidad sí muestre datos al respecto. Si una entidad no dispusiera de oferta para el plazo elegido, se ha tenido en cuenta el siguiente tramo para el que sí tuviera oferta. Este ranking solo incluye información de hipotecas para cualquier tipo de vivienda, por lo que las llamadas «hipotecas verdes» (que premian con un interés más bajo las ofertas de viviendas con calificación energética A) quedan excluidas..

En caso de que ya tengas una hipoteca variable y quieras cambiarla por una fija, existen dos opciones: hacerlo mediante una novación (es decir, pidiendo a tu propio banco un cambio en el tipo de interés que aplica, para que pase de variable a fijo) o hacerlo mediante una subrogación (es decir, cambiando tu hipoteca de banco y aprovechando el movimiento para cambiar el tipo de tu hipoteca).

Como ya te contamos en nuestro análisis sobre cuánto cuesta cambiar una hipoteca variable a fija, hasta hace no mucho tiempo este trámite no salía muy a cuenta porque:

  • Las hipotecas fijas eran muy caras.
  • Y el trámite de cambiar de tipo variable a fijo era muy costoso.

Sin embargo, con la aprobación de la nueva ley hipotecaria en 2019 los gastos vinculados a la novación y a la subrogación –si lo que quiere el cliente es cambiar de un tipo variable a uno fijo- se han reducido notablemente. Por tanto, aunque siempre es necesario que hagas números detenidamente, es muy probable que este cambio pueda salirte a cuenta, sobre todo si estás en los primeros años de vida de tu hipoteca.

¿Necesitas una hipoteca?

Con el comparador de hipotecas de Kelisto, encuentra la mejor hipoteca a tipo fijo, variable o mixto y ahorra hasta 1.353€ al año.

Imagen de banner

Noticias relacionadas

Descubre más noticias de
Finanzas
Te contamos la última hora
Consejos y Análisis

Comentarios