Cómo contratar el mejor seguro para jóvenes

Renault Twingo 2015

Tu opinión nos importa:

Puntúa y deja tu comentario.
Ahorra hasta un 65% en tu seguro de coche
COMPARA AHORA

Acabas de sacarte el carné de conducir y, además, tienes menos de 25 años. Ahora toca buscar coche y, antes de nada, elegir entre los seguros para jóvenes que ofrece el mercado. Encontrar una póliza a buen precio no suele ser tarea fácil. Y es que muchas aseguradoras no cuentan con seguros para jóvenes, ya que consideran a este colectivo de alto riesgo por el alto índice de siniestralidad que recae sobre ellos. Otras aseguradoras penalizan a este público con unas primas más elevadas que para el resto. Frente a esto, y pensando en estas dificultades, también hay compañías que han lanzado seguros para jóvenes específicos.

Como hemos dicho, la búsqueda de seguros para jóvenes o de seguros para noveles a buen precio puede resultar una labor complicada. Sin embargo, tengas la edad que tengas, no puedes circular con tu coche sin asegurar, ya que en España es obligatorio por ley tener suscrita una póliza que, como mínimo, tenga garantizada la llamada responsabilidad civil obligatoria, que permite cubrir los daños físicos y materiales que podamos ocasionar a otros vehículos o conductores.

Y es que, pese a la dificultad de encontrar un seguro barato para jóvenes, circular sin póliza no es la solución. En este sentido, hay que recordar que ir sin seguro es una infracción que puede tener consecuencias graves. Y no sólo por la multa económica que puede acarrear, sino por lo que podría pasar en caso de accidente. Y es que, si se tiene un siniestro y el seguro no está en orden, el conductor deberá responder con su patrimonio ante todos los gastos, lo que, dependiendo de la gravedad del mismo, puede suponer toda una ruina (llegando incluso a tener que enfrentarse a penas de prisión si hay personas heridas o fallecidas).

Con todo, pese a ser indispensable, las compañías no tienen obligación de ofrecer seguros para jóvenes ni seguros para noveles. Son contratos privados y, por tanto, una de las partes puede negarse a firmarlo (en este caso, la compañía de seguros). Además, cada empresa pone sus condiciones. Así, mientras que hay firmas que contemplan la posibilidad de contratar seguros para jóvenes o seguros para noveles con conductores de 18 años, en otros casos, los seguros para jóvenes requieren que la edad mínima del tomador sea 21, 26 o, incluso, de 27 años (además de un determinado tiempo de experiencia al volante).

Además, en el caso de que la aseguradora acepte tu petición, debes de recordar que las primas de los seguros para jóvenes suelen ser más altas que las dirigidas a conductores de más de 25 años. Y es que, en el caso de los seguros para jóvenes, igual que en el resto de modalidades, la prima del seguro se fija dependiendo del perfil del conductor, entre otras características. Las compañías consideran que el riesgo de asegurarte es mayor que el beneficio obtenido, con lo que es complicado encontrar un seguro barato para noveles.

Para explicar esta limitación en los seguros para jóvenes, las compañías apelan a las estadísticas, según las cuales, la imprudencia y la falta de experiencia al volante de los más jóvenes incrementan la probabilidad de que tengan un accidente de tráfico. De hecho, según un estudio elaborado por Kelisto, las primas de los seguros para jóvenes son un 101,5% más caras que las de los conductores de entre 26 y 35 años y un 145% más que un asegurado de entre 36 y 50 años.

Esa penalización en los seguros para jóvenes se detecta también en los seguros para noveles ya que afecta esencialmente a los conductores de entre 18 y 25 años. Una vez superada esa barrera, las diferencias se reducen notablemente y el sobrecoste varía dependiendo de las coberturas que deseemos contratar, ya sea un seguro a terceros, terceros ampliado o todo riesgo.

No obstante, conscientes de las dificultades que tiene este colectivo, hay compañías que han lanzado al mercado seguros para jóvenes, es decir, productos específicos para ellos con el fin de ofrecer un seguro barato para jóvenes. Es el caso del seguro YCAR de Mapfre, dirigido a conductores de entre 18 y 30 años. Mutua Madrileña, Balumba y Línea Directa, son otras de las aseguradoras que cuentan con una oferta de seguros para jóvenes.

Por otro lado, los conductores jóvenes pueden ser uno de los colectivos beneficiados con el desarrollo que están registrando los seguros Pay as you drive, que permiten fijar tu prima en función de la manera en la que conduces (del uso que hagas y del índice de siniestralidad) y no según unos valores estándar, que son los que aplican normalmente las compañías. Esto permite eliminar la discriminación por edad del conductor y encontrar seguros baratos para jóvenes.

Mapfre, Zurich o Generali son algunas de las compañías que comercializan este tipo de seguros inteligentes, en los que un dispositivo telemático instalado en el vehículo es el protagonista principal. Este aparato –cuya instalación no supone realizar ninguna modificación en el vehículo- se encarga de almacenar toda la información relativa a la manera de conducir del asegurado. De esta manera, se puede crear  un seguro barato para noveles, ya que la prima se adapta a las características de cada usuario.

En todo caso, el mercado es amplio y elegir un seguro de coche puede convertirse en una decisión muy compleja. Además, es posible que te encuentres con una elevada diferencia de precio entre los seguros para jóvenes de las distintas compañías. Por lo que es importante no quedarse con la primera opción y comparar las ofertas de varias aseguradoras. La mejor alternativa para encontrar todos los seguros para jóvenes o los seguros para noveles que ofrece el mercado es usar un comparador que, de una manera rápida y sencilla, te ofrece la información de los distintos seguros para jóvenes existentes y te evita tener que ir preguntando aseguradora por aseguradora. Además, calcula la póliza más barata para ti, dependiendo de tus características y las de tu coche.

Con todo, no te quedes únicamente con el precio. Analiza con detalle las coberturas de la póliza para comprobar que incluye todo lo que necesitas o puedes necesitar en un futuro. No siempre hay que decantarse por los seguros para jóvenes más baratos, ya que una pequeña diferencia de precio puede estar justificada si el seguro dispone de coberturas más amplias. Además, siguiendo algunos consejos, es posible reducir la prima de los seguros para jóvenes, sin renunciar a coberturas necesarias.

  • Se recomienda adaptar el vehículo al perfil del conductor. Para un conductor joven, un coche de menor cilindrada e incluso de segunda mano permitirá pagar menos por el seguro. Si el turismo elegido es diésel o gasolina también influye en el precio. Normalmente asegurar un coche diésel es algo más caro que si es de gasolina, aunque dependerá de la aseguradora. Los accesorios que incorpores a tu vehículo, no sólo encarecerán su precio, también el de la póliza del seguro. Opta sólo por los que necesites.
  • La prima varía sustancialmente dependiendo de la modalidad que contratemos. Si bien el seguro a terceros o terceros ampliado presenta un precio asumible, la prima del seguro para noveles a todo riesgo alcanza en algunos productos un coste prohibitivo para un conductor joven. La mayor parte de los siniestros en los que se ven envueltos los jóvenes son leves, por lo que si se trata de un vehículo de segunda mano y con cierta antigüedad, quizá convenga optar por soluciones de aseguramiento más básicas.
  • Si el conductor habitual del coche tiene entre 18 y 25 años, aunque la prima sea alta, no es recomendable incluir a un familiar con experiencia al volante como conductor principal, porque, si se ve involucrado en un accidente, la aseguradora podría interpretar el engaño como mala fe y, como consecuencia, suprimir el efecto del seguro, por lo que el conductor se deberá hacer cargo de todos los gastos e indemnizaciones que se deriven del siniestro.

Si no hay suerte con los seguros para jóvenes y no consigues que ninguna compañía te asegure, no desesperes. Todavía hay solución. Una posibilidad es que te dirijas el Consorcio de Compensación de Seguros, que pertenece al Estado y que se encarga de acoger a todos aquellos que no son admitidos en ninguna aseguradora privada. Eso sí, deberás demostrar que has solicitado seguros para jóvenes, al menos, a dos entidades que te aseguren y que ambas han denegado tu solicitud.

No obstante, tienes que tener en cuenta que las coberturas que ofrece el Consorcio son más básicas que las de una aseguradora. De hecho, la póliza que suscribas con este organismo tendrá las coberturas mínimas imprescindibles y obligatorias. Es decir, que si se te rompen las lunas, te roban el coche o sufres daños en un accidente, tu póliza no lo cubrirá.

Por último, si vas a ser conductor ocasional y no eres el propietario del coche, la mejor opción es que te asegures como segundo conductor del vehículo que vayas a conducir. Así, estarás cubierto frente a cualquier siniestro y podrás conducir tranquilo. La prima será más barata, ya que el titular es un conductor veterano, aunque es muy probable que le apliquen cierto sobreprecio. Esta alternativa también tiene su contrapartida y es que, al no aparecer como conductor, no podrás disfrutar en un futuro de las bonificaciones por buena conducción.  Además, si tienes algún siniestro, se lo adjudicarán al tomador del seguro, lo que perjudicará su historial.

 

Ahorra 120 euros en tu seguro de coche con Kelisto
COMPARA AHORA
Logo seguros home