MENU

Precio Luz

¿Por qué sube el precio de la luz?

Comparador de Tarifas de la Luz

Compara las mejores ofertas de electricidad
  • Tras las subidas en el precio de la luz de las últimas semanas, muchos consumidores temen la llegada de su factura. En Kelisto analizamos los factores que influyen en el precio de la electricidad y cómo puedes ahorrar energía

Sin duda, septiembre ha sido el mes del precio de la luz: en todos los periódicos, telediarios, blogs y redes sociales aparecían noticias sobre las subidas que se estaban produciendo, con el último máximo anual el pasado 28 de septiembre con 75,92 euros el megavatio hora. De media, el precio de la electricidad en el mercado mayorista alcanzó el mes pasado los 71,35 euros/MWh, acercándose al histórico mensual de enero 2006 con 73,14 euros/MWh. Pero, ¿por qué se dan estas subidas de precio? En Kelisto te explicamos qué está provocando el ascenso de la luz, algo que parece que continuará en los siguientes meses.

Cómo se fija el precio de la luz

En el mercado mayorista eléctrico, también conocido como pool o mercado diario, las empresas generadoras de energía lanzan sus ofertas para cada una de las horas del día siguiente. Estas ofertas de venta se cruzan con las ofertas de compra de los consumidores y comercializadores en un proceso llamado casación realizado por la empresa OMIE, que es la que gestiona la compra-venta de energía eléctrica en España.

En la casación, se ordenan las ofertas de las más baratas a las más caras y el precio de la última oferta que resulta “casada” o adjudicada es la que marca el llamado “precio marginal”. Este precio será el que reciban todas las generadoras y paguen todos los compradores que han resultado adjudicados en esa hora.

Por las particularidades del funcionamiento de este mercado, el precio del pool puede subir o bajar en función del precio que haya ofertado la última empresa que ha cubierto la demanda de los consumidores.

Factores que influyen en la subida de la luz

Las empresas generadoras de energía ofertan electricidad y para ello están dispuestas a venderla a un precio que no siempre es el mismo. Dependerá de los costes de producción que tengan en cada momento. Las centrales nucleares y renovables suelen ofertar energía a un precio muy barato, a veces incluso a cero euros. Pero las centrales de ciclo combinado de gas o carbón tienen costes de combustible que tienen que cubrir. Por lo tanto, el precio del gas o los combustibles fósiles influyen en el precio de la luz de forma considerable.

Para entender por qué sube el precio de la luz, hay que tener en cuenta dos factores. Por un lado, el precio de las materias primas, como el gas natural, el petróleo o el carbón. Si estos combustibles tienen un precio elevado, las generadoras se verán obligadas a subir el precio de sus ofertas de energía para poder cubrir los costes de la producción de electricidad.

Otro factor que se ha visto reflejado en el precio de la luz de estos últimos meses ha sido el incremento de los precios de los derechos de emisión de CO2 a la atmósfera, es decir, lo que pagan las centrales eléctricas de gas y carbón para poder contaminar. Al subir estos precios, las generadoras tienen que hacer frente a más gastos para poder producir energía.

Con respecto a los combustibles fósiles, el carbón tenía un precio de 53 euros por tonelada en 2016, mientras que en este año ha llegado a alcanzar los 85 euros, con una media anual de 76 euros la tonelada. El precio del gas se ha incrementado de 17 euros/MWh en 2016 a 24 euros/MWh en este año y ha llegado a alcanzar los 29 euros/MWh en las últimas semanas.  El precio del barril de Brent, que es el que marca el precio del petróleo en los mercados europeos, ha ascendido 28 dólares en este año con respecto a 2016 (de 44 dólares el barril a 72 dólares). Por su parte, el precio de la tonelada de CO2 ha pasado de los cinco euros en 2016 a los 20 euros que ha alcanzado en este año.

Finalmente, la demanda de los consumidores también influye mucho en los precios. En momentos de alta demanda como en olas de calor en verano o de frío en invierno es necesaria mayor producción de electricidad, por lo que se requiere que funcionen centrales con costes más altos.

Cómo ahorrar luz en casa

Después de saber cómo funciona el mercado mayorista eléctrico y qué factores intervienen en el precio de la luz, puede que pienses que no hay nada que puedas hacer para ahorrar en la factura de la luz. Pero en Kelisto podrás encontrar varios consejos muy útiles que harán que tu factura anual no sea tan abultada:

Ajusta la potencia

La potencia contratada hace referencia al máximo de electricidad que se puede consumir de forma simultánea. Cuanto mayor sea, más pagarás en tu factura, consumas o no la energía. Por eso, es mejor ajustarla para no tener una potencia contratada más alta de lo que en realidad necesitas. Recuerda que modificar la potencia tiene un coste de unos 10 euros.

Revisa el tipo de tarifa

Con las nuevas medidas del Gobierno para abaratar la factura de la luz, las comercializadoras que suministran la tarifa regulada están obligadas a informar a sus clientes de cuánto se ahorrarían si se acogieran a otras tarifas disponibles, como la tarifa de discriminación horaria.

Compara precios

Usar un comparador de electricidad puede ayudarte a ahorrar, ya que conocerás de primera mano las distintas ofertas que ponen a disposición de los clientes las comercializadoras.

Usa bombillas eficientes

Tras la prohibición de las bombillas halógenas, las bombillas LED son la mejor forma de iluminar tu hogar. Aunque estas luminarias son más caras a la hora de comprarlas, también son más eficientes con respecto al gasto de energía. Descubre cómo ahorrar en la factura de la luz gracias a las bombillas LED.

Otros artículos que pueden interesarte:

Tu opinión nos importa

Puntúa y deja tu comentario

Comparador de Tarifas de la Luz

Compara las mejores ofertas de electricidad