Impuesto de la electricidad: ¿cuánto se paga y hasta cuándo durará su rebaja?

Ahorra hasta 110€ en tu factura de la luz

Imagen de banner
Descubre cuánto podrás ahorrar con la bajada del impuesto de la electricidad aprobado por el Gobierno y qué otras medidas entrarán en vigor para reducir el impacto de la subida del precio de la luz.

La imparable subida de la luz continúa su ascenso, con todo lo que ello conlleva para la ciudadanía. No solo la factura eléctrica se ha visto incrementada en casi un 70% con respecto al año anterior, sino que esto ha contribuido a la elevación del IPC del país. De hecho, según la OCU (Organización de Consumidores y Usuarios), solo en el mes de septiembre productos como la leche, los huevos o las carnes ya habían experimentado una subida superior al 5% como consecuencia de este encarecimiento en los precios de la energía. Con este panorama, el Gobierno ha aplicado varios paquetes de medidas que, entre otras cosas, afectan a impuestos como el  IVA de luz y el impuesto de la electricidad.

A todas estas iniciativas hay que sumar otras medidas pensadas para reducir el impacto que la subida del precio de la luz tiene para los consumidores que están tanto en el mercado libre como en el regulado. Las primeras llegaron el pasado mes de junio, continuaron en septiembre y siguieron en octubre, cuando el Ejecutivo aprobó nuevas iniciativas que, sobre todo, impactarán en los beneficiarios del bono social de la luz y del bono social térmico.

Para analizar qué es el impuesto de la electricidad, cuánto ha bajado este tributo y cuáles son el resto de las medidas que han recibido luz verde de cara a frenar la escalada de los precios de la electricidad, en Kelisto analizamos con lupa todas estas iniciativas.

¿Qué es el impuesto de la electricidad?

El impuesto de la electricidad –o impuesto eléctrico- es un tributo que grava el coste de fabricar electricidad y que tiene una particularidad esencial para tu bolsillo: se paga independientemente de que consumas energía o no. Este impuesto está fijado por ley, asciende al 5,11% (con la rebaja temporal aprobada por el Gobierno, ahora se sitúa en el 0,5%) y se aplica sobre dos conceptos: la potencia contratada y la energía consumida.

Para calcular el impuesto de la electricidad tan solo tendrás que coger tu factura de la luz y hacer unos cálculos:

Impuesto de la electricidad = (Coste de la potencia contratada + Coste de la energía facturada)-Alquiler del contador x 5,11%

Así, para un hogar que paga 25,50 euros por la potencia contratada y el pasado mes hubiera abonado 120 euros por la energía consumida –con un coste del alquiler del contador de 0,80 euros al mes-, este sería el cálculo de lo que pagaría por el impuesto de la electricidad:

(25,50 + 120)-0,80 x 5,11%=7,394€

No obstante, con la rebaja del impuesto de la electricidad aprobada por el Gobierno, esa cifra sería aún menor:

(25,50 + 120)-0,80 x 0,5%=0,5788€

¿Quiénes se benefician de la bajada del impuesto de la electricidad?

La bajada del impuesto de la electricidad del 5,11% al 0,5% beneficia a todos los consumidores y, además, lo hace tanto si consumen energía como si no lo hacen, ya que este impuesto no solo grava el consumo, sino también la potencia contratada. A día de hoy, solo existen contadas excepciones en las que este impuesto se paga con una reducción del 85%, como son los riegos agrícolas o aquellas actividades industriales en las que el consumo eléctrico represente más de la mitad del coste del producto que fabrican.

¿Cuándo entró en vigor la bajada del impuesto de la electricidad?

La entrada en vigor de la bajada del impuesto de la electricidad tuvo lugar el pasado 16 de septiembre de 2021, un día después de la publicación en el BOE (Boletín Oficial del Estado) del Real Decreto ley de medidas urgentes para mitigar el impacto de la escalada de precios del gas natural en los mercados minoristas de gas y electricidad.

¿Hasta cuándo estará vigente?

En un principio, la rebaja del impuesto de la electricidad estaría vigente hasta el próximo 31 de diciembre de 2021, pero el Gobierno ha decidido prorrogar esta y las otras medidas durante cuatro meses más. Por lo tanto, la rebaja de este impuesto, así como del IVA de la luz y la suspensión del impuesto a la generación eléctrica, se mantendrá hasta abril de 2022.

¿Cuánto ahorraré en mi factura con la bajada del impuesto de la electricidad?

Según las estimaciones del propio Gobierno, el paquete de medidas aprobado en septiembre –que es el que incluye la bajada del impuesto de la electricidad- permitirá un ahorro medio mensual del 22% de aquí a final de año. No obstante, la ministra de Transición Ecológica y Reto Demográfico ha estimado que esa reducción podría alcanzar el 30% si se suma este “plan de choque” a la reducción del IVA y la suspensión del impuesto a la generación eléctrica aplicado el pasado mes de junio.

En resumen: ¿qué nuevas medidas ha tomado el Gobierno para controlar el precio de la luz?

Desde el pasado mes de junio, el Gobierno ha ido aprobando varios paquetes de medidas para frenar el impacto que la subida del precio de la luz tiene en la factura que pagan los consumidores. Entre esas iniciativas figuran, por ejemplo, cambios fiscales (como la reducción del impuesto de la electricidad), iniciativas para limitar el beneficio de las empresas energéticas, cambios para acotar el aumento del precio de la factura del gas y modificaciones en el bono social de la luz y el bono social térmico, entre otras cuestiones.

A continuación te resumimos las más relevantes:

Medidas fiscales para controlar el precio de la luz

  • Bajada del IVA de la luz del 21% al 10%: para los consumidores con potencias contratadas hasta los 10 kW (domésticos y empresas), será efectiva los meses en los que el precio medio mensual de la luz en el mercado mayorista haya sido superior a los 45 euros el megavatio hora (MWh). En el caso de los consumidores domésticos considerados vulnerables severos (que son, juntos con los consumidores vulnerables, los que tienen la opción de acogerse al bono social), el IVA de la luz reducido se mantendrá independientemente del precio medio mensual del MWh y de la potencia contratada.
  • Suspensión temporal del Impuesto al Valor de la Producción de Energía Eléctrica (IVPEE): pasará del 7% al 0%.
  • Reducción del impuesto sobre la electricidad: pasa del 5,1% al 0,5%, el mínimo hasta el que la normativa europea permite reducirlo.

Medidas para controlar el precio de la luz que afectan al bono social

  • Ampliación de descuento del bono social de la luz: del 25% de rebaja actual, el descuento pasará a ser del 60% hasta final de año para los consumidores que se consideren vulnerables. En el caso de los hogares vulnerables severos, la reducción pasará del 40% al 70%.
  • Ampliación de la ayuda mínima del bono social térmico: la cuantía mínima que se puede recibir pasa de los 25 a los 35 euros al ampliarse el presupuesto para el bono social del gas hasta los 202,5 millones de euros. Según los cálculos del Gobierno, este aumento hace que, de media, los hogares acogidos a esta ayuda reciban 90 euros en un pago único.

Otras medidas para controlar el precio de la luz

El resto de medidas aprobadas por el Gobierno incluyen iniciativas como la creación de mecanismos para minorar el exceso de retribución que obtienen las compañías eléctricas por la subida del precio del gas, una limitación del impacto de la subida del precio del gas en la factura de este suministro (lo que supondrían una reducción de entre el 4,5% y 5% en los recibos de los consumidores con Tarifa de Último Recurso), la creación de nuevos modelos de fijación de precios en el mercado mayorista, la puesta en marcha de un Suministro Mínimo Vital para los consumidores que tengan bono social (que prolongaría seis meses más el período de prohibición de cortes en la luz y el gas) y una modificación de la ley de aguas para evitar el vaciado de embalses como los realizados por algunas compañías eléctricas este verano.

¿Cómo puedo ahorrar aún más en mi factura de la luz?

Junto con las medidas adoptadas por el Gobierno para ahorrar en la factura de la luz, como consumidor también debes tener en cuenta estos consejos con los que poder rebajar tu recibo:

  • Analiza el mercado en busca de las tarifas de luz más baratas: el primer paso para intentar ahorrar en tu factura es asegurarte de que tienes una de las ofertas más económicas del mercado. Mientras el precio en el mercado regulado sigue desbocado, este puede ser un buen momento para utilizar un comparador de electricidad como el de Kelisto para encontrar las tarifas más baratas en el mercado libre. Este mes, las ofertas más económicas son las siguientes:
Imagen de proveedor Gana energía
2.0TD SIN MÁS PRECIO ANUAL 420,62€
Imagen de proveedor OVO Energy
TARIFA VERDE PRECIO ANUAL 461,57€
Imagen de proveedor Fortuluz
TARIFA 2.0TD PRECIO ANUAL 480,81€
Imagen de proveedor Pepeenergy
TARIFA ECO PRECIO ANUAL 510,95€
Imagen de proveedor Lucera
TARIFA INDEXADA PRECIO ANUAL 530,00€
Imagen de proveedor Alterna
TARIFA INWATTIBLE PRECIO ANUAL 590,16€

Fuente: páginas de las comercializadoras, comparador de la CNMC y comparador de Kelisto. Ofertas con precio de la luz indexado o revisable. Se muestra la media al sumar los distintos precios del kWh para cada periodo horario. Los precios ofrecidos por las compañías son las medias de los últimos 12 meses, por lo que el coste del kWh puede no coincidir con el mes en curso. Fecha de tarificación 09/12/2021. El perfil analizado es el de un consumidor medio según la CNMC, con una potencia contratada de 4,1 kW para ambos periodos y un consumo anual de 2.250 kWh. Los precios incluyen el impuesto de la electricidad (0,5%), el IVA (10%) y el alquiler del contador (9,72 euros).

  • Comprueba la potencia contratada: es importante que tengas una potencia contratada adecuada a tu vivienda. Por ejemplo, para un hogar pequeño en el que solo viva una persona, con una potencia de 3,3 kW puede ser suficiente. Sin embargo, si tu casa es una vivienda unifamiliar donde habitan unas cuatro personas, puede que necesites una potencia de 5,1 kW. Por lo tanto, es posible que tengas contratada una potencia eléctrica superior a lo que te corresponde, con el sobrepago que esto conlleva. Eso sí, recuerda que cambiar tu potencia conlleva un coste (de 9 euros si es para bajarla y de unos 30 si decides subirla), por lo que asegúrate primero que merece la pena la modificación.
  • Ajusta tu consumo a los nuevos tramos horarios: con las nuevas tarifas de la luz se han establecido tres tramos horarios distintos: las horas punta (las más caras), las horas llano (con un precio intermedio) y las horas valle (las más baratas). Si realizas la mayor parte de tu consumo en las horas llano y valle, entonces te interesa contratar una tarifa con precio indexado o discriminación horaria para beneficiarte de un precio más bajo. Si, por el contrario, no vas a poder ajustar tu consumo, entonces te conviene optar por una tarifa de precio fijo las 24 horas del día.
  • No abuses de la calefacción o el aire acondicionado: en tiempos de mucho frío o mucho calor, estos dos aparatos suelen ser los mejores aliados, pero también pueden hacer que la factura de la luz se dispare. Recuerda mantener una temperatura agradable para no gastar kWh de más. En el caso de la calefacción, se recomienda una temperatura de entre 19 y 21 ºC, mientras que en el del aire acondicionado, se debe mantener entre los 24 y 26 ºC.
  • Cuidado con el consumo “vampiro”: dejar la televisión en stand-by o el cargador del móvil enchufado a la corriente puede hacer que tu consumo aumente, lo que se traduce en una factura de la luz más abultada. De hecho, según el IDAE (Instituto para la Diversificación y Ahorro de Energía), el consumo “vampiro” o “fantasma” puede suponer entre el 7 y el 11% del consumo anual total.

Ahorra hasta 110€ en tu factura de la luz

Imagen de banner

Noticias relacionadas

Descubre más noticias de
Energía
Te contamos la última hora
Consejos y Análisis

Comentarios