MENU

calefacción

¿Cómo ahorrar en energía este invierno?

Comparador de Tarifas de la Luz

Compara las mejores ofertas de electricidad
  • Los gastos aumentan con el mayor consumo de energía en los meses más fríos del año. En Kelisto analizamos las medidas energéticas para recortar en calefacción y electricidad este año.

Con la llegada del invierno, el consumo energético de los hogares aumenta: encendemos la calefacción, recurrimos más a la luz artificial, abusamos del agua caliente, pasamos más tiempo en casa y subimos la potencia de nuestros electrodomésticos para acondicionar la vivienda al frío… Al incremento estacional del consumo hay que sumar este año la falta de lluvia y viento, que ha contribuido a la subida del 7% en octubre de los precios de la electricidad.

Para que no notes en tus facturas las consecuencias del frío, repasamos las medidas de ahorro que te permitirán recortar en los gastos del hogar sin renunciar a la comodidad y a mantener tu vivienda acondicionada para el invierno.

¿Cómo ahorrar en calefacción?

  • Revisa el aislamiento de tu hogar. La pérdida de calor a través de las ventanas supone entre un 25% y un 30% de la calefacción que necesita un hogar, según datos del Instituto para la Diversificación y Ahorro de la Energía (IDAE). Además de asegurarte de que la vivienda no deja entrar el frío, cuando ventiles intenta aprovechar las horas de más calor y abrir durante el menor tiempo posible.
  • No abuses del calor. A la hora de establecer la temperatura de tu hogar, recuerda que con cada grado tus gastos se incrementan en 35 euros anuales. Con mantener una temperatura de 21ºC es suficiente para estar confortable. Para regular el consumo, puedes utilizar termostatos para la caldera y los radiadores que eviten que abuses de la calefacción.
  • Aprovecha las horas de sol para abrir las persianas y dejar que la casa se caliente. Por otro lado, evita usar la calefacción por las noches y bájala al mínimo cuando estés fuera de casa, lo suficiente para mantener una temperatura confortable en tu hogar.
  • No calientes las habitaciones vacías. Del mismo modo que si no estás en casa no es necesario tener puesta la calefacción, puedes ahorrarte el consumo de las habitaciones que permanezcan vacías cerrando los radiadores de las zonas de tu hogar que no suelas utilizar.
  • Revisa tu caldera. Mantener en buen estado tu caldera asegurará un buen rendimiento y evitará problemas en el futuro.  Algunas compañías incluyen en el contrato el servicio de mantenimiento de forma gratuita, recuerda realizarlo una vez al año para evitar sorpresas. Si tu caldera empieza a dar problemas y crees que es el momento de cambiarla, opta por una de bajo consumo. Aunque tendrás que realizar una mayor inversión, te ahorrará dinero en tus facturas. Comprueba si en tu comunidad existe actualmente un plan Renove de calderas y benefíciate de las ayudas disponibles.
  • Optimiza el rendimiento de los radiadores. Al comenzar el invierno, extrae el aire para evitar que se acumulen burbujas de aire que impidan el paso del calor. Además, evita colocar muebles demasiado cerca o cubrirlos con ropa húmeda, lo que dificulta su funcionamiento.

¿Cómo ahorrar en electricidad?

Aunque las medidas para ahorrar en electricidad son extensibles a cualquier época del año, moderar el consumo en invierno, cuando tienes que recurrir a más potencia y electrodomésticos, puede ayudarte en los meses más caros. Además de ajustar la luz a la actividad que realices y aprovechar las horas de iluminación natural, estos son algunos hábitos para reducir gastos este invierno:

  • Haz un uso eficiente de los electrodomésticos. Lo más probable es que no necesites usar la máxima capacidad de los aparatos que más gastan, como la lavadora o el lavavajillas. Ponlos en marcha solo cuando estén llenos y reduce la temperatura del programa.
  • Evita el stand-by. Si no estás utilizando un aparato es mejor que lo apagues en lugar de dejarlo en espera para evitar que siga consumiendo mientras no lo necesitas. Si necesitas renovar tus electrodomésticos, guíate por las etiquetas A+, A++ y A+++, que sirven para indicar un mayor rendimiento y ahorro en su funcionamiento.
  • Revisa si tu factura aplica discriminación horaria. En caso de tenerla, organiza tus hábitos de consumo para aprovechar las horas de menor gasto. Según los datos del último Panel de Hogares elaborado por la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC), un 58% de los hogares con contador digital no tienen en cuenta las horas en sus hábitos de consumo, mientras que dentro de los que cuentan con una tarifa con discriminación horaria, solo en 16% ignoraba las horas.
  • Mantén tus electrodomésticos en buen estado, ya que el polvo y la suciedad obstruyen los aparatos y dificultan su rendimiento.
  • Regula la temperatura del frigorífico y ahorra energía mientras cocinas. Otro de los electrodomésticos más necesarios, pero que más consumen, es el frigorífico. Con mantenerlo a una temperatura de entre 3ºC y 7ºC basta para que los alimentos se conserven bien, mientras que para el congelador son suficientes entre -20ºC y -18ºC. Además, hay que intentar tenerlo limpio de hielo. Mientras cocinas, intenta reducir el tiempo de cocción y, si tienes vitro, apaga antes de acabar para aprovechar el calor residual, algo que puedes aplicar también al horno. Otra forma de ahorrar es elegir el fuego en función del tamaño del recipiente que vas a utilizar.

¿Cómo contratar la mejor tarifa para tu hogar?

Las operadoras energéticas cuentan con tarifas adaptadas a distintos niveles de potencia y consumo. Antes de contratar una oferta, valora las necesidades de tu hogar y evita contratar una potencia limitada o por encima de lo que necesitas. Si no conoces las características de tu tarifa, solo tienes que echar un vistazo a tu última factura. En la primera página debe aparecer especificada la potencia contratada, si se te aplica la discriminación horaria y si los precios que pagas son fijos o si varían mensualmente.

  • ¿Cómo calcular la potencia que necesita tu hogar?

El consumo medio de una vivienda se sitúa en los 4,4kW, pero esta cifra no es exacta y depende del tamaño del hogar y los electrodomésticos con los que está equipado. El uso que hagas de cada aparato también determina qué tarifa es la más adecuada para tu casa. Por ejemplo, una lavadora, uno de los electrodomésticos con consumo más alto, puede necesitar una potencia de entre 1,5kW y 2,2kW, pero si la usas con un programa frío solo utilizará una capacidad del 10%.

Para calcular la potencia que necesitas de forma sencilla, puedes sumar el consumo de los electrodomésticos que normalmente tienes enchufados a la vez, dejando un margen de 1kW para iluminación y aparatos de bajo consumo.

Si te planteas cambiar la potencia que tienes contratada, este servicio suele tener un coste aproximado de 10 euros, pero teniendo en cuenta que podrías ahorrar hasta 52,14 euros por cada tramo que bajes en la tarifa de último recurso (TUR) según el IDAE, que calcula para cada hogar un consumo medio de 3487 KWh, es un coste mínimo que a la larga merece la pena.

Como te explicamos en nuestra guía para reducir la potencia contratada, si no sufres cortes de electricidad, generalmente no tendrás problemas para bajar al menos un tramo tu potencia. Si al año siguiente sigues sin tener problemas, puedes probar con otro tramo.

  • Compara ofertas

Cuando vayas a contratar una tarifa de luz o gas, ten en cuenta las condiciones que imponen las operadoras de energía. Algunas exigen compromiso de permanencia a sus clientes o cuentan con promociones de las que solo podrás beneficiarte en función del método de contratación que utilices.

Estudia si aplican discriminación horaria, una opción que puede ahorrarte dinero si haces un uso eficiente de los aparatos del hogar en los momentos más baratos del día para el consumo.

Las diferencias de precio entre compañías varían según las necesidades del hogar, así que merece la pena comparar las tarifas de electricidad y de gas para encontrar la más barata. Recuerda que elegir la oferta más económica para tu vivienda puede ahorrarte hasta 260 euros al año en las facturas del hogar.

Tu opinión nos importa

Puntúa y deja tu comentario

Comparador de Tarifas de la Luz

Compara las mejores ofertas de electricidad