6 aspectos que todo consumidor de electricidad debería conocer

Shutterstock 170631170

Tu opinión nos importa:

Puntúa y deja tu comentario.
Ahorra hasta 194€ en tu factura de la luz
COMPARA AHORA

En los últimos meses el mercado de la electricidad ha experimentado numerosos cambios y muchos consumidores desconocen aspectos fundamentales sobre los tipos de tarifas existentes, los distintos tipos de compañías o las opciones para los colectivos más vulnerables. En Kelisto te contamos algunos aspectos clave que debes conocer como consumidor de electricidad.

Los últimos cambios en el mercado eléctrico han provocado que muchos consumidores tengan  dudas sobre el tipo de tarifas que pueden contratar, qué información incluyen sus facturas o si cuentan con la oferta más adecuada para su consumo habitual en el hogar.

Por ello, en Kelisto te contamos algunos conceptos esenciales que debe conocer todo consumidor de electricidad.

1. ¿Qué modalidades de tarifas eléctricas existen en el mercado?

Actualmente son tres las modalidades que hay en el mercado para los consumidores con una potencia inferior a 10 kW:

  • Precio Voluntario del Pequeño Consumidor (PVPC): es la antigua tarifa TUR (Tarifa de Último Recurso) o tarifa regulada con la que el precio que se paga depende de la media de los precios del mercado eléctrico durante los meses de facturación. Esta tarifa eléctrica está dirigida a todos los que tengan una potencia contratada igual o menor a 10 kW y que no tengan problema con la incertidumbre que ofrece la volatilidad de los precios de la energía en el mercado
  • Ofertas alternativas con precios fijos durante todo un año: con este tipo de tarifa se elimina la incertidumbre de la posible variación de los precios. Estas ofertas establecen un precio fijo por kilovatio/hora pero es posible aunque, tal  y como te contamos en Kelisto, por lo general no compensan.
  • Ofertas del mercado libre: tratan de garantizar precios estables durante todo el año aunque la cuantía puede variar respecto al precio estimado.

A la hora de contratar la oferta que mejor se adecua a tu consumo eléctrico, recuerda que debes tener en cuenta aspectos como la permanencia durante 12 meses que te exigen los contratos de las ofertas de precios fijos. Si la incumples te aplicarán una penalización, lo que no ocurre con la mayoría de las tarifas del mercado libre. También debes comprobar si la oferta exige la contratación de otros servicios adicionales, ya que estos pueden incrementar el precio de tu factura a final de mes.

2. ¿Qué es el bono social?

El bono social de la luz es una tarifa con descuento a la que no le afectan las subidas de precio del mercado eléctrico y que está destinada a colectivos vulnerables que necesitan un servicio eléctrico con un precio reducido.

En un principio el precio de la tarifa del bono social, la antigua TUR, es el mismo que tenía la Tarifa Regulada del Gobierno de julio del año 2009, ya que no sufría ninguna modificación desde entonces. Pero la reestructuración del mercado eléctrico ha cambiado el Bono Social y actualmente se calcula aplicando un 25% de descuento sobre la factura, lo que ha perjudicado a los consumidores que pueden acogerse a esta tarifa ya que con unos precios de la energía tan elevados, tienen que abonar un importe mayor respecto al precio que pagaban en años anteriores.

3. ¿Cómo contratar el bono social?

Para poder solicitar el bono social es básico cumplir alguno de los siguientes requisitos:

  • Tener una potencia contratada inferior a 3 kW
  • Ser pensionista y cobrar la prestación mínima
  • Ser familia numerosa
  • Ser familia y tener todos los miembros en situación de desempleo

Otra exigencia para acceder al bono social es que la renta del cabeza de familia no puede superar el 120% del salario mínimo interprofesional. En caso de que existan varias fuentes de ingresos, los ingresos de la segunda persona no pueden superar el 70% del salario interprofesional y el resto el 50%.

Si estás interesado en adherirte al bono social y cumples con los requerimientos establecidos, lo que debes hacer es ponerte en contacto con una de las cinco compañías eléctricas que ofrecen este producto: Endesa, Iberdrola, Gas Natural Fenosa, E.ON y EDP. A continuación, debes presentar toda la documentación necesaria y esperar a que la compañía acepte tu solicitud.

4. ¿Se puede cambiar de suministradora eléctrica en cualquier momento?

Cualquier consumidor puede cambiar de compañía suministradora de gas o electricidad, bien por encontrar una oferta mejor en el mercado o bien porque no esté satisfecho con el servicio que recibe. Normalmente, la nueva suministradora suele encargarse de todo, por lo que lo único que tiene que hacer el usuario es ponerse en contacto con la compañía con la que quiera contratar y ella se encargará de los trámites.

Recuerda que si tu actual contrato de electricidad tiene clausulas de permanencia y lo anulas antes de que finalice tendrás que pagar la penalización correspondiente.

5. ¿Se puede pasar de una tarifa del mercado libre a la tarifa regulada y viceversa?

En el caso de que te estén suministrando electricidad a través de una oferta del mercado libre puedes acceder a una tarifa regulada a través de una comercializadora de referencia y ocurre lo mismo si deseas dejar el PVPC. Se trata simplemente de un cambio de contrato entre compañías eléctricas.

6. ¿Cómo puedo saber si la tarifa que tengo contratada es la mejor para mí?

Optes por una tarifa del mercado libre, por una tarifa de precio fijo o por el PVPC es importante que analices cuál es tu consumo energético para ver cuál es la opción que mejor se adapta a tus necesidades. Para ello es importante que utilices herramientas como los comparadores, que te permiten encontrar las mejores ofertas al mejor precio. Además, puedes consultar las mejores tarifas de cada mes en nuestro ranking mensual.

Fuentes: CNMC

¿Qué te parece? Otros usuarios ya están comentando este artículo. Deja tu opinión aquí
Ahorra 168 euros en tu factura de la luz
COMPARA AHORA