¿Por qué comprar un teléfono móvil?

 

Hoy en día los dispositivos móviles se han convertido en parte fundamental de nuestra vida diaria, tanto así que a veces es difícil concebir la vida sin ellos. Con el paso del tiempo los teléfonos móviles han dejado de ser simples herramientas de comunicación básica para convertirse en herramientas capaces de ayudarnos a hacer casi cualquier actividad cotidiana. El 63% de los usuarios, de hecho, asegura sentir ansiedad si se deja olvidado el teléfono móvil en casa por la mañana, y el porcentaje de adictos al teléfono va en aumento. De hecho, ya hay más teléfonos móviles que individuos en nuestro país, la dependencia es total y no hay prácticamente quien no lleve en su bolsillo uno de estos aparatos que hace sólo 20 años nos parecían cosa de ciencia ficción.

 

Es más, ahora mismo todo el mundo quiere tener un smartphone con capacidad de conectarse a Internet. Los teléfonos móviles inteligentes se han apoderado del mercado de la tecnología y no tener uno es estar prácticamente desconectado del mundo. El mercado de la telefonía móvil está abarrotado de todo tipo de dispositivos que se van renovando a gran velocidad, de modo que lo que ayer era una novedad, mañana ya es obsoleto.

 

Por ello, a la hora de comprar teléfonos móviles es fundamental saber a qué aspectos prestar atención para así adquirir uno que pueda ser más duradero. Sabemos que el presupuesto que tengamos también juega un papel importante, pero más allá de esto, existen otras características que son claves a la hora de escoger el mejor terminal para nosotros. Recuerda que en nuestra guía podrás ver las mejores ofertas de teléfonos móviles.

 

¿Es mejor un teléfono móvil de contrato o libre?

A la hora de hacernos con un teléfono móvil tenemos dos opciones fundamentales: podemos comprarlo nuevo y libre directamente al fabricante o a una operadora de telecomunicaciones o podemos adquirirlo mediante la suscripción de un contrato con la compañía telefónica.

Hasta hace unos años, esta segunda opción permitía beneficiarse de ciertas subvenciones que abarataban el precio de los terminales. A cambio de suscribir un contrato de permanencia, la operadora ofrecía el terminal a un precio reducido al usuario, que conseguía ahorrarse unos euros al comprarle el teléfono a la operadora en lugar de hacerlo en una tienda en el mercado libre.

¿Subvencionan las operadoras la compra de un teléfono móvil de contrato?

Sin embargo, desde hace unos años las operadoras ya no subvencionan los teléfonos móviles de contrato. Ahora, como mucho, lo que permiten es financiar su compra. Esto quiere decir que el usuario suele firmar un contrato de permanencia y, a cambio, puede hacerse con el dispositivo que desea pagándolo en cómodos plazos mensuales.

El importe de comprar un teléfono móvil de contrato se suma al importe de los servicios consumidos (llamadas telefónicas, conexión a Internet, etcétera) y así el consumidor se hace con su terminal de una forma más asequible que cuando lo debe pagar "a tocateja". En ocasiones, las operadoras pueden aplicar también algún pequeño descuento al importe del teléfono.

¿Qué permanencia implica la compra de un teléfono móvil de contrato?

Lo que hay que tener en cuenta es que al comprar un teléfono móvil de contrato estamos suscribiendo un periodo de permanencia y es necesario saber que éste puede ser de dos tipos:

- Permanencia con la operadora: Será el tiempo al que nos comprometemos a permanecer como clientes de la compañía, aunque podremos cambiar de tarifa si lo deseamos.

- Permanencia con la tarifa: Será el tiempo que tendremos que permanecer con una tarifa determinada. No podremos cambiarnos a otra ni siquiera dentro de las que ofrece la propia operadora de la que somos clientes.

Para poder beneficiarse de la financiación del teléfono móvil de contrato, el usuario debe respetar la permanencia firmada en su contrato con la operadora, si no lo hiciera, tendrá que enfrentarse a una penalización considerable que dependerá del tiempo que falte para la finalización del contrato firmado.

 

¿Qué teléfono móvil de contrato debo elegir?

Debemos ser conscientes que para elegir nuestro teléfono móvil de contrato es necesario, además de elegir la tarifa que más se ajuste a nuestras necesidades y asociar a ella el terminal, conocer nuestro comportamiento como usuarios, es decir, saber qué tipo de servicios usamos y cuáles nos interesan para así saber con mayor exactitud qué es lo que necesitamos en un equipo. Muchas personas suelen comprar teléfonos móviles de última generación solo por moda o por tener lo más nuevo del mercado, y al final de cuentas ni siquiera sacan el provecho que deberían a sus equipos.

 

La idea es que al formalizar un contrato puedas adquirir un teléfono móvil que te gusten pero que sea bueno y realmente útil. Por ello es importante no dejarnos llevar por nombres, publicidades o precios que nada tienen que ver con nuestro perfil de usuario. Existen muchos otros aspectos a los cuales prestar atención a la hora de comprar un teléfono móvil de contrato y son estos los que marcarán la diferencia entre un buen móvil y uno que no lo es. Al comprar tu teléfono móvil de contrato, mira qué debes tener en cuenta antes de ir a la tienda.

 

¿Qué tener en cuenta al adquirir un teléfono móvil de contrato?

 

Elegir un teléfono móvil de contrato no es trabajo fácil y mucho menos en el mercado de hoy día donde las opciones abundan. En el pasado, la mayor preocupación de los usuarios era elegir el color de su móvil, ahora es mucho más que eso. No solo hay teléfonos móviles de distintos tamaños, sino también con distintos sistemas operativos, procesadores, memorias, cámaras entre muchas otras características que dificultan cada vez más la elección. De entre todos los que te ofrezca tu operadora con la tarifa seleccionada, deberás elegir aquel que más se ajuste a tus necesidades de consumo. 

 

Seleccionar entre la variedad de teléfonos móviles que te ofrezcan no es una labor de minutos, hay que invertir algo de tiempo para poder escoger el más adecuado a nuestras necesidades. Sin embargo, dedicar tiempo a analizar las distintas opciones no es la única garantía para escoger un buen terminal, ya que también se necesita estar conscientes de cuáles son los elementos más importantes en los teléfonos móviles. Aquí puedes ver los mejores móviles nuevos del mercado.

 

Si somos conscientes de esto, hay menos posibilidades de equivocarse a la hora de escoger entre los teléfonos móviles disponibles a la hora de formalizar un contratoAntes de detenernos a mencionar cuáles son los aspectos a los que debes prestar atención para escoger teléfonos móviles, te diremos cuáles son los elementos que debes obviar para no equivocarte a la hora de comprar un móvil: Lo primero que no debes hacer es decidirte por un móvil teniendo en cuenta únicamente la cantidad de megapíxeles de la cámara. Esta característica no es tan relevante para el desempeño del terminal, por lo tanto, su calidad no es determinante para catalogar un dispositivo como bueno o malo.

 

 Teléfonos móviles

 

Pero, muy a pesar de esto, muchos usuarios aún creen que una cámara con muchos megapíxeles es sinónimo de un buen smartphone y por ello eligen uno en función de esta. Las compañías son muy conscientes de esta idea que se tiene sobre las cámaras y la aprovechan para llamar la atención de los usuarios y hacer que estos contraten sus tarifas y adquieran sus teléfonos móviles de contrato. Los fabricantes saben que cuantos más megapíxeles incluyan en las cámaras de sus dispositivos, harán que éstos parezcan mejores de lo que realmente son, razón por la cual en los últimos tiempos hemos visto grandes mejoras en este apartado. Pero recuerda que guiarse por la cámara de los teléfonos móviles para comprar uno es un gran error, ya que no es un factor determinante para el buen funcionamiento del teléfono como tal.

 

¿Es importante la marca al elegir un teléfono móvil de contrato?

 

Otro de los aspectos con los que tienes que ser cuidadoso a la hora de escoger teléfonos móviles es no dejarte llevar por las marcas. Son muchas las empresas con grandes nombres que fabrican smartphones, que son publicitados como los mejores del mundo. Samsung, Apple, Sony, LG, HTC y Motorola figuran entre las marcas de teléfonos móviles más populares y muchos de ellos venden más por su fama que por sus prestaciones. Las operadoras lo saben y tratarán de ofrecerte teléfonos móviles de contrato de estas compañías para llamar tu atención a la hora de formalizar tu tarifa.

 

No se trata de que los teléfonos móviles que fabrican estas compañías sean malos, al contrario, ciertamente pueden ser catalogados como los mejores del mundo, pero es importante no creernos todo lo que dicen sus publicidades o eslóganes porque a final de cuentas todo se trata de marketing. La idea es no dejarte guiar por marcas y recordar que más allá de la fama siempre es necesario investigar los diferentes teléfonos móviles para elegir el modelo que mejor se adapte a tí. Puede que tu operadora te esté ofreciendo un teléfono móvil de contrato de otras marcas cuando vayas a suscribir tu tarifa que sea más adecuado a tus necesidades.

 

Después de tener claro cuáles son los aspectos a los que no debemos dar mayor importancia a la hora de escoger teléfonos móviles de contrato, debes saber cuáles son los que realmente importan y hacen la diferencia entre un buen móvil y uno no tan bueno.

 

 ¿Qué procesador y memoria debe tener mi teléfono móvil de contrato?

 

Si atendemos a estas características por orden de importancia, el primero que debemos nombrar es el procesador. Sí, el procesador es el corazón de los teléfonos móviles y todo su funcionamiento depende prácticamente de él. No hay nada más importante que la velocidad y la fluidez de los terminales, y el procesador es el factor determinante de esto.

 

Para saber si es bueno el procesador del teléfono móvil de contrato que te están ofreciendo es necesario saber cuáles son las novedades del mercado respecto a este apartado. Los procesadores de los teléfonos móviles, como todo lo relacionado con la tecnología, cambia constantemente, por lo que en poco tiempo se van dando actualizaciones que van dejando atrás lo que ayer era lo último en tecnología. Si quieres saber cuál es el mejor procesador, debes averiguar cuál es el que tienen los teléfonos móviles más recientes del mercado y en función a eso comparar.

 

En la actualidad, los teléfonos móviles de gama alta incorporan procesadores de ocho núcleos, por lo que lo mínimo que deberías considerar en un teléfono móvil de contrato es uno de cuatro núcleos, que son los anteriores. Con lo rápido que cambia la tecnología, es probable que en poco tiempo, lo que tienes ya no sea suficiente y debas cambiar de móvil por las exigencias del mercado, por ello es mejor tratar de encontrar opciones que sean más duraderas.

 

Otro de los aspectos que hay que tener en cuenta a la hora de decidirte entre los distintos teléfonos móviles de contrato que te ofrezca tu compañía es la memoria RAM, una característica a la que los fabricantes no le dan mayor peso en su publicidad a pesar de su gran importancia. Pocos saben que la memoria RAM es realmente un punto clave en los teléfonos móviles y que la eficiencia depende en gran medida de su capacidad. Esta memoria es la que se encarga de almacenar los datos de las aplicaciones que se encuentran activas y es la que permite la ejecución al mismo tiempo de varias aplicaciones, razón por la cual su capacidad influye directamente en el desempeño del dispositivo.

 

Al igual como sucede con el procesador, para saber cómo debe ser la memoria RAM de los teléfonos móviles, debemos observar lo que hay en el mercado. Con el paso del tiempo los sistemas operativos y las aplicaciones son cada vez más exigentes, por lo cual la capacidad de esta memoria ha ido en aumento. En el pasado podíamos encontrar teléfonos móviles con memoria RAM de 512MB y de 1GB como máximo, pero hoy día esas cantidades se han vuelto completamente insuficientes. Los teléfonos móviles más recientes del mercado incluyen una memoria RAM de hasta 4GB, por lo que esta debería ser nuestra base para elegir un tipo.

 

Podemos descender un nivel y comprar un equipo con una memoria de 3GB e incluso podemos escoger uno con una RAM de 2 GB. Técnicamente un equipo con una memoria RAM de 2GB o incluso de 1GB aún puede hacer funcionar bien las aplicaciones y hacer que el móvil trabaje con fluidez, el problema es que con lo rápido que avanza la tecnología, las aplicaciones y los sistemas operativos también deben adaptarse a las nuevas características, por lo que los teléfonos móviles con tan RAM, pronto no soportarán las exigencias requeridas.

 

La memoria interna también es una característica importante en la que hay que fijarse a la hora de decidir qué teléfono móvil de contrato elegir. Si bien es cierto que esta memoria puede expandirse gracias a las tarjetas microSD, esta solución no ayuda en todos los casos. Por un lado, aunque hay aplicaciones que pueden instalarse en dicha tarjeta, algunas de ellas también instalan datos en la memoria principal del teléfono, además de que el propio sistema operativo se reserva una parte de esta memoria para poder funcionar.

 

De esta manera, mientras más espacio tengamos ocupado, el móvil funcionará más lento. Por esta razón es vital contar con una memoria interna de gran capacidad ya que solo así el smartphone tendrá el desempeño correcto. Los teléfonos móviles con una memoria de 8 GB podrían ser suficientes para la mayoría de los usuarios, en especial para quienes no instalen demasiadas aplicaciones. Lo que no es recomendable es tener uno inferior ya que podría ser insuficiente y solo nos permitiría tener unas pocas aplicaciones básicas como WhatsApp, Facebook, Twitter y Candy Crush. En este caso, al instalar más aplicaciones, el terminal comenzaría a ralentizarse.

 

Teléfonos móviles

 

En el mercado disponemos de teléfonos con memorias internas de hasta 128 GB, obviamente los de gama alta. Aunque esta capacidad podría ser exagerada para los usuarios medios, lo cierto es que el hecho de que existan equipos con tales capacidades no da una idea de la importancia que representa la memoria interna en el buen funcionamiento de los teléfonos móviles.

 

El procesador, la memoria RAM y la memoria interna son los tres aspectos más importantes a los cuales debemos prestar atención a la hora de elegir un teléfono móvil de contrato. Las demás características pueden ser importantes pero no son factores determinantes en los terminales inteligentes, más bien son especificaciones que pueden depender más de gustos que de otra cosa.

 

Uno de estos aspectos importantes, aunque no tan esenciales, es la interfaz del fabricante. Si bien es cierto que este detalle tiene su importancia para algunos usuarios, es de esos aspectos que tiene que ver un poco con el gusto personal. Existen usuarios que prefieren la interfaz nativa de Google, mientras que hay otros que prefieren la de Samsung o la de Sony. Por lo general la interfaz del dispositivo no aparece reflejada en las fichas técnicas, por lo que para saber cuál tiene un teléfono en particular, es necesario estar familiarizados con los distintos sistemas que existen.

 

¿Qué cámara debe tener mi nuevo móvil de contrato?

 

La mayoría de los teléfonos móviles de contrato que ofrecen las compañías incorporan potentes cámaras frontales debido a la afición de los usuarios por las fotografías y en especial por la moda de las selfies o autofotos. Los fabricantes dedican bastante tiempo a mejorar este apartado precisamente porque es una de las maneras de atraer a los clientes, pero como ya lo decíamos, la calidad de la cámara no está directamente relacionada con el potencial real del equipo. Una buena cámara no siempre garantiza un buen desempeño del equipo, por ello es vital identificar qué aspectos tienen más valor para nosotros.

 

Por otro lado, la pantalla también es un aspecto que llama la atención en los teléfonos móviles y una característica que determina en un principio el escoger uno u otro móvil. Sin embargo, el tamaño de la pantalla de un móvil no tiene nada que ver con hecho de que sea bueno o malo, es más bien una cuestión de gustos. Lo mismo sucede con el sistema operativo. Tener Android, iOS o Windows Phone, que son los más populares del mercado, depende muchas veces de los intereses de los usuarios y de lo cómodo que se sientan manejando uno u otro sistema, así como de la cantidad de aplicaciones disponibles en uno u otro sistema.

 

La batería en cambio sí puede ser un aspecto un poco más importante: es conveniente que integre una de capacidad alta en relación con la pantalla que tiene. Lo más aceptable sería tener una batería con una capacidad entre 2.500 y 3.000 mAh, en el caso de los gama alta, y de 1.600 mAh o más en los gama media.  También es importante que el smartphone disponga de un sistema de ahorro de batería, lo que podría ayudar en caso de que esta no sea suficiente.

 

¿Cuáles son las cuatro claves para elegir el mejor teléfono móvil de contrato?

Elegir los mejores teléfonos móviles de contrato puede ser una odisea si no sabe qué buscar en un teléfono. Por ello es fundamental que antes de escoger un móvil identifiquemos cuáles son nuestras necesidades como usuario para poder comprar el que mejor se adapte a nosotros. En el mercado existe una gran variedad de opciones, por lo que no cabe duda de que existe un equipo ideal para cada persona sin importar gustos o presupuesto.

 

Es importante que los usuarios tengan en cuenta que es posible elegir distintos teléfonos móviles con cada contrato, y todo ellos tendrán buenas prestaciones, aunque para conseguirlos deben ser conscientes de las opciones que tienen a disposición.

 

Una de las claves para elegir los mejores teléfonos móviles de contrato a buen precio es seleccionar modelos anteriores que sean buenos y que se adecuen a tu perfil de usuario. No es necesario comprar el móvil  más nuevo que haya en el mercado si puedes conseguir uno igual de bueno pero a un precio menos elevado. Por ejemplo, puede que tras el lanzamiento del iPhone 6S, muchos lo quieran, pero debes saber que no es necesario gastar tanto dinero si puedes comprar el iPhone 6 a menor precio y con casi el mismo rendimiento.

 

Otra de las claves para conseguir equipos baratos al formalizar un contrato es decantarse por teléfonos móviles chinos. Últimamente los fabricantes chinos destacan cada vez más en el competitivo mundo de los smartphones gracias a que ofrecen buenos equipos, con novedosas prestaciones, a un buen precio.

 

 Teléfonos móviles

 

Aunque el mercado de la telefonía móvil está abarrotado y las opciones son múltiples, los móviles chinos son sin duda alguna una de las mejores opciones que tienen los usuarios para ahorrar dinero al hacerse con un nuevo dispositivo. Claro que no todas las ofertas de móviles chinos son buenas, en este caso también hace falta hacer una comparación entre marcas y prestaciones para escoger el que mejor se adapte a nuestras necesidades. Los teléfonos móviles de Huawei y ZTE, por ejemplo, son algunos de los más interesantes que podemos encontrar en el mercado ya que ofrecen terminales con diseños y prestaciones muy parecidas a la de los grandes fabricantes. Muchas operadoras ya ofrecen móviles chinos de contrato a los clientes que suscriben una nueva oferta.

 

Si bien es cierto que los compromisos de permanencia no son muy agradables para muchos usuarios, lo cierto es que es suscribir una es una buena manera de conseguir teléfonos móviles de contrato a buen precio. O, al menos, a un precio también elevado pero financiándolo mes a mes. Comprar terminales por esta vía tiene varias ventajas y una de ellas es que pueden adquirirse sin un coste inicial y pagarse en cuotas que se cargan en el recibo mensual junto a la tarifa contratada.

Ver más...