Extracto bancario: ¿qué información te ofrece y cómo obtenerlo?

Consigue las cuentas con más ventajas y menos comisiones

Imagen de banner
Un extracto bancario te permitirá conocer en detalle los movimientos de tu cuenta y, aunque los bancos ya no suelen enviarlo a sus clientes por correo postal, sus plataformas digitales permiten obtenerlo en solo unos segundos y de forma totalmente personalizada. Descubre cómo acceder a este documento, para qué te puede servir y si sacarlo tiene algún coste.

Un extracto bancario te permitirá saber qué movimientos se han efectuado en una cuenta durante un período determinado de  tiempo. Para obtenerlo puedes acudir a una sucursal de tu banco o ayudarte de Internet para descargarlo y personalizarlo  como tú quieras, aunque en función de la fórmula que elijas y de lo que diga el contrato que tengas con tu banco, esta operación podría llegar a costarte dinero. Descubre cómo puedes conseguirlo gratis y para qué te puede resultar útil la información que ofrece este documento.  

¿Qué es un extracto bancario? 

El extracto de una cuenta bancaria es un documento que te ofrece información sobre los movimientos de saldo que hayas tenido durante un período concreto de tiempo: es decir, los gastos que hayas efectuado y los ingresos que hayas recibido. 

¿Quién puede pedir un extracto bancario?

Si te preguntas quién puede pedir un extracto bancario, has de saber que este documento está al alcance de cualquier titular o autorizado en una cuenta bancaria. Tradicionalmente, el extracto bancario era un documento que las entidades enviaban a sus clientes por correo postal y con una periodicidad determinada: normalmente, una vez al mes. 

Sin embargo, con el avance de la banca digital, lo más habitual es que puedas consultarlo, en cualquier momento, a través de la página web de tu entidad. Es más, gracias a las plataformas digitales de los bancos, la mayoría permite sacar un extracto bancario de tu cuenta personalizado: es decir, eligiendo la fecha para la que quieres conocer los movimientos e, incluso, permitiéndote escoger el tipo de operación que quieres ver (por ejemplo, ingresos, cargos de recibos domiciliados, etc.).

Según la normativa vigente, los bancos tienen el deber de  guardar el registro de tus movimientos durante un plazo mínimo de cinco años y uno máximo de 20 años, por lo que      podrás sacar un extracto bancario correspondiente a meses o incluso años anteriores.  

¿Qué datos aparecen en un extracto bancario?

En lo que respecta a la información que ofrece, lo primero que debes saber cuando vayas a leer un extracto de cuentas bancarias es que la información del principio corresponde al nombre del titular y el número de cuenta (o IBAN, por sus siglas en inglés). Este código hace referencia al número de tu cuenta bancaria y, junto a este, aparece la fecha de emisión del extracto bancario, que indica el día en que se efectuó este documento.  

Una vez hayas comprobado que tus datos personales estén correctos, el siguiente paso es comprender la tabla que verás a continuación, formada por columnas y filas, en la que te aparece toda la información relacionada a tus movimientos bancarios. Las columnas que forman el extracto de tu cuenta bancaria son:

  1. La fecha: este dato es muy importante, pues la función del extracto bancario es mostrar los movimientos bancarios que se realicen en un periodo de tiempo determinado. En esta columna se mostrará el día, mes y año en el que se ha realizado el gasto o cobro correspondiente al plazo de tiempo que selecciones. 
  2. El concepto de la operación: en este apartado se indica si el movimiento del extracto de tu cuenta bancaria ha sido positivo para la cuenta bancaria: cobro, ingreso a la cuenta…  O si ha sido negativo: gastos, cargos, reintegro de cajero…Además, en los extractos digitales, el nivel de detalle, incluso, ha aumentado, porque podrás ver información adicional como el establecimiento donde has hecho un gasto.
  3. Fecha valor de la operación: este campo muestra la fecha valor de la operación, que es el día en el que realmente se hace efectivo el movimiento. Por ejemplo: si realizas una transferencia a tu madre el 1 de octubre, para que tu madre sepa cuándo puede contar con el dinero, tendrá que fijarse en la fecha valor, que puede ser el día 5 de octubre. Por tanto, debes tener cuidado con no confundirla con la fecha de la primera columna, que lo que indica es que el banco ha registrado el movimiento. 
  4. El importe de la operación: este dato muestra si la operación ha sido positiva (cobros) o negativa (gastos y pagos). 
  5. El saldo disponible: en la última columna puedes ver el saldo que había antes de un movimiento y el saldo que tienes justo después.
Ejemplo de extracto bancario

¿Qué tipos de movimientos bancarios aparecen en un extracto?

Los tipos de movimientos que puedes encontrar en tu extracto bancario pueden ser de dos tipos: de ingreso de dinero o de retirada. Los que indican un ingreso de dinero en una cuenta son, por ejemplo, la domiciliación de la nómina o pensión, el ingreso de efectivo, las transferencias recibidas o la liquidación de intereses. Por su parte, entre los movimientos de

retirada de dinero en una cuenta figuran la retirada de efectivo en cajeros, la domiciliación de recibos, el pago de comisiones, las transferencias bancarias y el pago de adeudos, como el pago mensual de una hipoteca o de un préstamo

¿Para qué sirve un extracto bancario?

A la hora de llevar un control exhaustivo de tus finanzas personales, la utilidad de un extracto bancario es incuestionable, ya que este documento incluye todos los movimientos de saldo que se hayan realizado en una cuenta en un período de tiempo determinado, como los ingresos de nómina, el cargo de recibos domiciliados, el pago de adeudos… 

Consultar tu extracto bancario no solo te permitirá estar al día de tus ingresos y gastos, sino también detectar fácilmente cualquier transacción fraudulenta que algún tercero haya hecho con tus fondos (lo que sucedería, por ejemplo, si has usado tu tarjeta de crédito online en una web poco segura y se han clonado sus datos). 

La utilidad de un extracto bancario no se limita a eso: algunos bancos y financieras podrían solicitártelo cuando analicen tu perfil financiero para decidir si te conceden una hipoteca o préstamo. Eso sí, aunque esta práctica es legal, asegúrate de que la entidad que lo solicite se compromete a no utilizar la información contenida en el extracto para nada más que comprobar tu solvencia, y que no cederá tus datos a terceros. 

¿Cómo puedes sacar un extracto bancario?

En la actualidad, obtener un extracto bancario es muy fácil y se puede conseguir a través de dos vías: en la banca online de tu entidad o en cualquiera de sus sucursales. Si te basta con sacar un extracto bancario digital, la mayoría de los bancos permiten consultar este documento de forma online y gratuita. Por tanto, podrás tener un control de tus movimientos bancarios siempre que quieras y estés conectado a Internet y a la plataforma electrónica de tu entidad. Si necesitas sacar un extracto bancario en papel, en las oficinas de tu banco podrás pedir que te envíen el extracto bancario en papel por correo ordinario. Ahora bien, el envío de este documento puede tener un cargo adicional que variará en función del banco al que pertenezcas. Por ello, te recomendamos que antes de solicitarlo, preguntes a tu banco el importe que te harán pagar.

¿Me pueden cobrar por enviarme un extracto bancario?

Cobrar por enviarte un extracto bancario es una práctica que pueden realizar algunas entidades dependiendo del formato en que necesites este documento (físico o digital) y de la política de comisiones de tu cuenta. En este sentido, ten en mente que: 

  • El Banco de España establece que todos los bancos están obligados a enviar a sus clientes, sin coste alguno, un informe mensual de todos los movimientos de su cuenta. Sin embargo, no existe una normativa al respecto del modo en el que han de hacértelo llegar, es decir, no tienen por qué enviarte un extracto físico, sino que también pueden mandártelo por correo electrónico. Esto es especialmente importante en el caso de algunas cuentas 100% online, como, por ejemplo, la Cuenta Clara de Abanca . Los titulares de esta clase de depósitos a la vista se comprometen a realizar toda su operativa bancaria por Internet, por lo que, si solicitan un extracto bancario físico, tendrán que asumir las comisiones que les cobre su entidad. 
Imagen de banco Abanca
Cuenta Clara de ABANCA
  • Si quieres consultar un histórico de tu cuenta (por ejemplo, los movimientos que realizaste con ella en 2018) y tu entidad no te facilita esta información online, tendrás que acudir presencialmente a una sucursal. Este trámite podría tener un coste en función de la política de comisiones bancarias de tu entidad. 
  • Debido al avance de la digitalización, muchos bancos ponen a disposición de sus clientes su extracto bancario online en todo momento. El documento puede consultarse gratuitamente desde la página web del banco o desde su aplicación móvil en cualquier momento. 

Ahora que ya conoces todas las claves de los extractos bancarios, recuerda que, si estás pensando en cambiar tu cuenta de banco, tienes a tu disposición nuestro comparador de cuentas corrientes, nuestro comparador de cuentas nómina y  nuestro comparador de cuentas remuneradas. Con estas herramientas, te ayudaremos a localizar la oferta que mejor se adapte a ti en cuestión de minutos, y podrás contratarla a golpe de clic. Si prefieres que hagamos el trabajo por ti, también puedes consultar nuestros top 10 de las mejores cuentas corrientes, las mejores cuentas nómina y las mejores cuentas remuneradas, que actualizamos cada mes para que nuestros lectores siempre tengan acceso a las propuestas más atractivas del mercado. 

Si tras descubrir lo que significa tu número de cuenta bancaria y las implicaciones que tiene necesitas contratar uno de estos productos bancarios, te recomendamos que visites nuestro comparador de cuentas corrientescuentas nómina o cuentas remuneradas. Con nuestras herramientas, podrás comparar todas las ofertas del mercado, entender cuáles son sus puntos fuertes y débiles y contratar la que más te interese a golpe de clic.


Sobre Abanca

Nacida en 2014, Abanca forma parte del top 10 de entidades españolas por volumen de activos y cuenta con más de 4.600 empleados que prestan servicio cada día a más de 2 millones de clientes. Con más de 600 oficinas repartidas por España y otros nueve países de Europa y América, Abanca basa su estrategia en lo que la entidad denomina “Sentir común”, una forma de hacer banca apoyada en los valores de responsabilidad, confiabilidad, calidad e innovación. 

Abanca comercializa productos para particulares y empresas, y en su catálogo comercial figuran cuentas y tarjetas, préstamos personales e hipotecas, seguros, planes de pensiones y productos de inversión. La práctica totalidad de sus ofertas se puede contratar por Internet y, además, la entidad dispone de su propia app de banca móvil -que se complementa con otras apps propias como ABANCA Pay- y de servicios online exclusivos como APPlázame -para aplazar pagos y compras en un solo clic- y ABANCA Cash -para retirar dinero en cajeros solo con un teléfono móvil. 

Consigue las cuentas con más ventajas y menos comisiones

Imagen de banner

Noticias relacionadas

Descubre más noticias de
Finanzas
Te contamos la última hora
Consejos y Análisis

Comentarios