Un conductor menor de 25 años paga de media un 158% más por su seguro de coche que uno de 40 años

Driving 562613 1280

Tu opinión nos importa:

Puntúa y deja tu comentario.
Ahorra hasta un 65% en tu seguro de coche
COMPARA AHORA

Los conductores de entre 18 y 25 años pagan una media de 1.581 euros por su seguro de coche, según el análisis realizado por Kelisto sobre los precios medios del seguro para diferentes perfiles de conductor en los últimos seis meses. Esto supone que los jóvenes pagan un 105,9% más por sus pólizas que los conductores de entre 26 y 35, que pagan 768 euros de media, y un 158% más que un asegurado de entre 36 y 50 años, que abonan una media de 612 euros por su seguro.

El seguro a todo riesgo es la modalidad que registra mayor desigualdad. En este caso, un conductor de entre 18 y 25 años paga un 182% más que uno de entre 36 y 50. El precio medio de este seguro para los más jóvenes es de 3.283 euros, mientras que los conductores entre 26 y 35 pagan 1.510 euros de media, los de 36 a 50 años, 1.160 euros, y los conductores con más de 50 años, 1.217 euros.

El seguro a terceros básico para un joven conductor cuesta una media de 709,74 euros, un 83% más que para un conductor de entre 26 y 35 años, que paga de media 386,25 euros por el mismo seguro, y un 114% más que un asegurado de entre 36 y 50 años (331,24 euros de prima media).

Por su parte, los jóvenes conductores que quieran contratar un seguro a terceros ampliado pagarán una media de 752,13 euros, un 84,6% más que los de 26 a 35 años y un 116,8% más que los del siguiente tramo de edad (36-50 años), cuya prima media alcanza los 346,9 euros.

Los jóvenes son considerados por las compañías de seguros como conductores de riesgo debido a su índice de siniestralidad. Por ello, a este colectivo se aplican primas más elevadas que pueden hasta triplicar el precio de lo que pagan otros perfiles más ‘seguros’. Sin embargo, cada vez son más las aseguradoras que ofrecen productos específicos para este colectivo centrados en el pago por uso, con el fin de no castigar a aquellos jóvenes que son conductores responsables y gozan de un buen historial de siniestralidad.

La falta de experiencia al volante también se penaliza

Al igual que ocurre con la edad, la experiencia al volante es otro de los aspectos clave que marca el precio del seguro. A medida que los conductores suman años en su carné de conducir, el precio del seguro se reduce. En los últimos seis meses, un conductor con menos de cinco años de antigüedad pagó por su seguro una media de 1.445 euros por su seguro de coche, mientras que los que contaban con entre 15 y 20 años de experiencia consiguieron una prima media de 557,4 euros, un 159% menos.

Muy relacionado con la edad se encuentra la falta de experiencia de los conductores que, según las estadísticas que manejan las compañías de seguros, incrementa el riesgo de accidente. Por ello, a medida que el asegurado va aumentando los años de antigüedad con el carné de conducir, las primas que debe pagar por su seguro van descendiendo. Los que cuentan con una experiencia como conductores de entre 15 y 20 años son los que menos pagan por su seguro, una media de 557,3 euros.

Cuatro consejos para ahorrar a la hora de asegurar a un joven entre de 18-25 años

  • La diferencia de precio entre los productos de las distintas compañías del mercado puede ser elevada por lo que es importante no quedarse con la primera opción y comparar las ofertas de varias aseguradoras. No siempre hay que decantarse por la más barata, ya que una pequeña diferencia de precio puede estar justificada si el seguro dispone de coberturas más amplias.
  • Se recomienda adaptar el vehículo al perfil del conductor. Para un conductor novel, un coche de menor cilindrada e incluso de segunda mano permitirá pagar menos por el seguro.
  • La prima varía sustancialmente dependiendo de la modalidad que contratemos. Si bien el seguro a terceros o terceros ampliado presenta un precio asumible, la prima a todo riesgo alcanza en algunos productos un coste prohibitivo para un conductor joven y novel. La mayor parte de los siniestros en los que se ven envueltos los jóvenes son leves, por lo que si se trata de un vehículo de segunda mano y con cierta antigüedad, quizá convenga optar por soluciones de aseguramiento más básicas.
  • Si el conductor tiene entre 18 y 25 años, aunque la prima sea alta, no es recomendable incluir a un familiar con experiencia al volante como conductor principal, porque, si se ve involucrado en un accidente, la aseguradora podría interpretar el engaño como mala fe y, como consecuencia, suprimir el efecto del seguro, por lo que el conductor se deberá hacer cargo de todos los gastos e indemnizaciones que se deriven del siniestro.
Ahorra 120 euros en tu seguro de coche con Kelisto
COMPARA AHORA
Logo seguros home