¿Merece la pena invertir en coches clásicos?

Maserati 3500 Gti

Tu opinión nos importa:

Puntúa y deja tu comentario.
Ahorra hasta un 65% en tu seguro de coche
COMPARA AHORA

Los coches clásicos son una de las inversiones más rentables pero no todos los vehículos se revalorizan del mismo modo y, en ocasiones, comprar una ‘joya’ del motor puede suponer más gastos que beneficios.

La compra-venta de coches clásicos puede resultar, además de una afición, una forma de inversión muy rentable. Según un estudio de la consultora Knight Frank algunos coches clásicos comienzan a revalorizarse desde el primer mes de compra. Concretamente, un coche catalogado como clásico (más de 25 años) aumenta su valor un 28% después del primer año, un 115% en un plazo de unos cinco años y hasta un 430% pasada una década. Desde luego, los números superan con creces a los de otros sectores como el arte o las joyas, quizá más reconocibles hasta ahora como bienes de inversión.

Tabla revalorización (%) de inversiones en bienes de lujo (1-5-10 años)1

Tabla%201_coches%20clasicos

Fuente: Kelisto.es con datos de Knight Frank. 

Además, de acuerdo con un estudio elaborado por Díez y Medrano (2006)2 y en el que se analizaron 95 coches de colección, el 75% de estos vehículos lograban revalorizarse con el paso del tiempo, mientras que sólo el 25% restante no eran aptos como inversión.

Tomando como base el Índice de Inversión en Bienes de Lujo 2013 de la consultora Knight Frank, hemos simulado las variaciones del valor de mercado que experimentarían con el paso del tiempo cinco de los coches clásicos más representativos.

Fiat 124 Sport 1969

Fiat-124_sport_spider_1969

Año:1966-72
Tasación máxima: 17000€
Valor 1 año: 21760€
Valor 5 años: 36550€
Valor 10 años: 90100€

Ford Thunderbird

Ford-thunderbird-1955

Año: 1955
Tasación máxima: 48000€
Valor 1 año: 61440€
Valor 5 años: 103200€
​Valor 10 años: 90100€

Maserati 3500 GTi

Maserati%203500%20gti

Año: 1964-66
Tasación máxima: 115000€
Valor 1 año: 147200€
Valor 5 años: 247250€
​Valor 10 años: 609500€

Porsche 356 B 1600 Super 90 Rds

Porsche_356b_1600_spr90-1960

Año: 1960-61
Tasación máxima: 163000 €
Valor 1 año: 208640€
Valor 5 años: 350450€
​Valor 10 años: 863900€

Ferrari 250 GT Pininfarina

Ferrari%20250%20gt%20pininfarina%201958

Año: 1958-60
Tasación máxima: 310000€
Valor 1 año: 396800€
Valor 5 años: 666500€
​Valor 10 años: 1643000€

Fuente: Kelisto.es con datos de cotizaciones de vehículos de “Motor Clásico” (Junio 2014) 

Con estos datos, no resulta extraño que cada vez sean más los que deciden invertir su dinero en coches clásicos, con vistas a rentabilizar la compra en un espacio determinado de tiempo. Pero, ¿es realmente la compra-venta de este tipo de vehículos una inversión más segura que las joyas? ¿Qué aspectos debemos tener en cuenta a la hora de iniciarnos en el negocio del coche clásico? Para responder a estas preguntas es necesario analizar varios aspectos:

1. Estado del vehículo

Una vez hemos escogido el modelo que mejor se adapta a nuestro presupuesto y pretensiones, debemos revisar minuciosamente el estado en el que se encuentra. Como es lógico, el valor del coche y su potencial de revalorización dependerá en gran parte de este factor.

La mayoría de las revistas especializadas elaboran periódicamente completas tablas de tasación de automóviles clásicos. En estas listas se ofrece un precio de referencia para cada modelo que se corresponde con un vehículo original, en un buen estado de conservación o correctamente restaurado.

Según la tabla de cotizaciones en la que hemos basado este análisis hay diferentes grados de conservación de un coche clásico, de forma que podremos calcular la variación del precio de tasación en función del estado en el que se encuentre nuestro vehículo:

  • 120%: vehículo excepcionalmente conservado, original en todos sus componentes y con su mecánica perfecta. Restauración a las mismas o mejores condiciones que nuevo.
  • 100%: vehículo bien conservado, con todos sus componentes, carrocería sana y en buenas condiciones de funcionamiento. Restauración respetando la originalidad.
  • 80%: vehículo original o restaurado hace tiempo al que hay que revisar la mecánica o algunas partes de la carrocería.
  • 60%: vehículo en funcionamiento con necesidad de trabajos en carrocería, interior y mecánica.
  • 40%: vehículo incompleto o con mecánica en mal estado pese a que pueda funcionar. Necesidad de una restauración a fondo.
  • 20%: vehículo de difícil restauración, con su mecánica fuera de servicio. Recuperable con una fuerte inversión o utilizable como fuente de repuestos.

A partir de aquí, en nuestras manos quedará estudiar cada caso, sacar la calculadora para hacer una previsión de los gastos de restauración en el caso de que fueran necesarios y contar con un dinero extra que habrá que ir invirtiendo periódicamente para el correcto mantenimiento de nuestro coche clásico.

2. Antigüedad y valor, no siempre directamente proporcionales 

Para entender la evolución del valor de los diferentes modelos de coches clásicos, resulta fundamental poseer al menos unos conocimientos básicos acerca de la historia de la industria automovilística. Nos ayudará a detectar las oportunidades y a comprender por qué más antiguo no es necesariamente sinónimo de mayor revalorización. De hecho, los coches fabricados en los años 50 son los que más se revalorizan, alcanzando el 142%, seguido de los de los años 60 (128%) y 40 (95%).

Esto responde, en gran parte, al auge vivido por el sector automovilístico tras la Segunda Guerra Mundial. Las empresas competían entre ellas por lanzar al mercado el coche más exuberante y atractivo, los motores V8 comenzaban a sustituir a los 6 cilindros, se podía disfrutar de los primeros sistemas de aire acondicionado…

3. Historia propia como valor añadido

Además de la propia historia del sector automovilístico, debemos tener en cuenta que cada coche ha tenido la suya propia y algunas han sido más interesantes que otras. Los precios que pueden alcanzar en subasta automóviles clásicos ya de por sí con gran caché se disparan si han pertenecido a algún personaje famoso, participado en alguna película o, en definitiva, tienen detrás una historia curiosa e interesante que aporte un valor añadido al producto.

Nuestro análisis

El mercado español de los coches clásicos es muy limitado todavía, por lo que la mayor parte de los modelos se compran y venden fuera de nuestras fronteras.  

Pero, aunque pueda parecer que estamos ante un sector reservado para inversores con una posición económica acomodada, lo cierto es que se puede realizar alguna pequeña inversión sin necesidad de ser millonario. Con unos pocos miles de euros, conocimientos en la materia y un poco de suerte para encontrar lo que buscamos, podemos hacernos con clásicos con buen potencial de revalorización, como por ejemplo el Alfa Romeo GT Veloce. Además, están comenzando a surgir fondos especializados en coches clásicos. Uno de los más conocidos es el ‘Family Classic Cars Fund’, en California (EE.UU.), que ofrece a los inversores que aporten un mínimo de 10.000 dólares la posibilidad de comprar una parte del vehículo.

Queda claro que la compra-venta de coches clásicos puede resultar un negocio muy rentable. Sin embargo, al igual que ocurre con el mercado inmobiliario, el contexto económico actual puede hacer que vender nuestro coche clásico nos cueste más tiempo y esfuerzo de lo esperado o nos veamos obligados a rebajar nuestras pretensiones económicas.

Fuentes:
(1) Consultora Knight Frank; Luxury Investment Index Q2 2013
(2) DÍEZ Martín, Francisco y MEDRANO García, María Luisa. Factores de valoración del mercado de coches clásicos (2006). Universidad Rey Juan Carlos. 

¿Qué te parece? Otros usuarios ya están comentando este artículo. Deja tu opinión aquí
Ahorra 120 euros en tu seguro de coche con Kelisto
COMPARA AHORA
Logo seguros home