España, el quinto país con la luz más cara de Europa

Un estudio de la Comisión Europea concluye que España es el quinto país con la luz más cara de Europa, por detrás de Alemania, Dinamarca, Bélgica y Portugal. Vigilar el stand by o usar bombillas LED son algunos de los mejores consejos para ahorrar en la factura de la luz.

Ahorra hasta 110€ en tu factura de la luz.

Un reciente informe de la Comisión Europea (CE) sobre precios y costes de la energía concluye que España es el quinto país con la electricidad más cara de Europa. En enero el precio de la luz se ha disparado en nuestro país, mes en el que ha llegado a alcanzar los 74,74 euros/mWh en el pasado día 15. Sin embargo, la luz en España sigue por debajo del precio de la electricidad en Alemania, Dinamarca, Bélgica y Portugal.

Pero no todo son malas noticias. Este informe de la CE también concluye que el precio de la luz medio que pagan los hogares españoles descendió en 2017 un 3%, la primera bajada desde el año 2008.

En España, los impuestos representan casi el 50% del precio medio, mientras que en Europa se sitúan en el 40%. La decisión del Gobierno de suspender el impuesto de generación eléctrica y el conocido como céntimo verde durante seis meses el pasado octubre no ha sido suficiente para que los gravámenes sigan siendo una parte fundamental de la factura de los consumidores finales.

Cómo ahorrar en tu factura

Ante la escalada de precios de la electricidad en España, cualquier medida para ahorrar en el precio de la luz y el gas será bienvenida. Las olas de frío y nieve típicas del invierno hacen que los hogares consuman más electricidad, por lo que en Kelisto hemos recopilado nuestros mejores consejos para que puedas ahorrar en tu factura de la luz, además de algunas medidas para ahorrar en calefacción.

  • Comparar precios

Lo primero que debes hacer para ahorrar en tu factura es comprobar que tienes la tarifa más económica posible. Con un comparador de electricidad como el de Kelisto podrás encontrar las tarifas de luz más baratas del mercado al usar los datos de tu propia factura.

  • Ajustar la potencia contratada

Una de las medidas más eficaces y que poca gente tiene en cuenta es la de cuánto se puede ahorrar al cambiar la potencia eléctrica. El 40% de los hogares españoles desconoce qué tipo de potencia tiene contratada, por lo que podrían estar pagando por una potencia que, en realidad, no necesitan.

Después de la nueva normativa que introdujo el Gobierno sobre los saltos de tramo, ahora es posible contratar la potencia en múltiplos de 0,1 kilovatios, lo que puede suponer un ahorro de hasta cinco euros anuales por cada bajada.

  • Contratar una tarifa con discriminación horaria

Otra de las medidas que pueden ayudar a disminuir el precio anual de tu factura es contratar una tarifa de discriminación horaria. Con este tipo de tarifa, pagarás menos por las horas en las que la electricidad sea más barata, pero tendrás que adaptar tu consumo a estas horas en las que el precio de la electricidad es menor. Por ejemplo, si tienes que poner una lavadora, puedes hacerlo a partir de las 22:00 horas, momento en el que empiezan las llamadas horas valle y la electricidad está más barata.

Tener una tarifa de discriminación horaria puede suponer un ahorro de hasta el 30% en el recibo de la luz anual.

  • Cuidado con el stand-by

Uno de los hábitos que está haciendo que consumas más electricidad es el de no desenchufar los aparatos eléctricos totalmente, lo que se conoce como dejarlo en stand-by. Por ejemplo, irte a la cama y dejar la televisión con el piloto rojo encendido o dejar el ordenador en modo suspensión en lugar de apagarlo totalmente.

Apagar todos los aparatos en stand-by puede suponer un ahorro anual del 10% en la factura de la luz.

  • Usar bombillas LED o de bajo consumo

Desde el pasado mes de septiembre las bombillas halógenas han dejado de fabricarse, por lo que desaparecerán dentro de poco. La mejor manera de sustituirlas es usar bombillas LED, mucho más eficientes energéticamente y que, además, contaminan mucho menos.

El uso de estas bombillas puede suponer un ahorro de más de 13 euros en la factura anual.

  • Ahorro en la calefacción

Sobre todo en estos meses de invierno, debes de tener cuidado con el consumo que hagas de tu calefacción, tanto si es de electricidad como de gas.

Mantener una temperatura de 21º es suficiente para mantener la casa agradable. Si sigues este consejo, podrás ahorrar entre 60 y 100 euros al año en tu factura. Si tu calefacción es de gas, te recomendamos que revises la caldera y, si es posible, la cambies por una de bajo consumo. Son más caras, pero a la larga te ayudará a reducir tu consumo y, por consiguiente, a ahorrar en tu factura.

Si quieres revisar tu contrato de gas para encontrar la oferta más barata, no te pierdas nuestro ranking mensual con las mejores tarifas de gas del mercado.

Ahorra hasta 110€ en tu factura de la luz.

Noticias relacionadas

Descubre más noticias de
Energía
Te contamos la última hora
Consejos y Análisis

Comentarios