Claves para contratar la potencia eléctrica que necesitas

Shutterstock 68896465

Tu opinión nos importa:

Puntúa y deja tu comentario.
Ahorra hasta 194€ en tu factura de la luz
COMPARA AHORA

 

Disponer de la potencia eléctrica que más se adapta a tu consumo es el primer paso para no pagar de más por tu factura de la luz. En Kelisto, hemos analizado lo que necesitarían distintos perfiles de usuarios y te damos varias pistas para que sepas lo que más te conviene.

A la hora de elegir la potencia eléctrica que necesitas contratar en casa, tendrás que tener en cuenta el equipamiento del que dispones y el uso que le das. Incluso la comodidad de la que desees disfrutar puede ser un factor a tener en cuenta, tal y como asegura Francisco Valverde, presidente de la Asociación Nacional de Ahorro y Eficiencia Energética (ANAE). “Los hábitos de consumo, receptores conectados a una instalación y deseo de confort es algo tan personal que dudo que pueda generalizarse sin cometer grandes errores a la hora de analizar casos concretos”, señala.

Así, por ejemplo, un usuario con televisor, lavadora, frigorífico, lavavajillas, ordenador, aire acondicionado, horno, vitrocerámica y bombillas de bajo consumo tendría un consumo mensual total de 493,62 kWh y necesitaría contratar una potencia superior a los 5 kW.

Sin embargo, si ese usuario mantuviera todos estos aparatos pero no contara con horno, ni vitrocerámica ni lavavajillas, el consumo mensual estimado sería de 413,64 KWh y la potencia ideal a contratar necesaria sería de 2,18 kW.

Al contrario, si a ese mismo usuario le añadimos otros aparatos como la videoconsola y el microondas y cambiamos las bombillas de bajo consumo por otras normales, el consumo mensual total ascendería a 553,8 kWh, por lo que requeriría de 5,73 kW.

1. ¿En qué influye si el tipo de suministro es trifásico o monofásico?

Con el suministro trifásico, la potencia total del consumo se concentra en tres fases frente a una única fase en un equipo monofásico. Esto significa que, a igualdad de potencia, la intensidad en el trifásico es menor y, por tanto, si hay varios elementos conectados (electrodomésticos, iluminación, calefacción, etc.) a la vez es más difícil que salte el Interruptor de Control de Potencia (ICP), el botón que garantiza que la potencia utilizada no es superior a la contratada.

2. ¿Cómo sé si tengo menos potencia contratada de la que debería?

Si el ICP salta con demasiada frecuencia sería necesario contratar más potencia.

3. ¿Cuánto puedo ahorrar si bajo la potencia?

Según la ANAE, por cada tramo que puedas bajar –de 1,15 kW- el ahorro estimado al año sería de 61,5 euros, impuestos incluidos. El coste que supone es de 10,94 euros en concepto de “derechos de enganche”, el pago por la operación de conexión de la empresa eléctrica y dar servicio.

 

 

¿Qué te parece? Otros usuarios ya están comentando este artículo. Deja tu opinión aquí
Ahorra 168 euros en tu factura de la luz
COMPARA AHORA