Cinco claves para comprar móviles de segunda mano

Shutterstock 157563671

Tu opinión nos importa:

Puntúa y deja tu comentario.
¡Ahorra hasta un 75% en tu tarifa móvil!

Compara las mejores ofertas de telefonía móvil

  • CONTRATO
  • PREPAGO
COMPARA AHORA

La tecnología avanza a pasos agigantados y, por ello, intentar estar a la última puede resultar muy complicado y costoso. Con el boom de la movilidad, las grandes empresas fabricantes de tecnología parecen obsesionadas con inundar el mercado de propuestas de teléfonos móviles llenos de atributos que superen a la de la competencia, lo que provoca que cada año salgan al mercado decenas de modelos de smartphones que buscan posicionarse como líderes en ventas.

Ante ese panorama se encuentra un consumidor cada vez más necesitado de soluciones tecnológicas que le permitan enfrentar los retos del día a día, pero que no necesariamente quiere hacer un gran desembolso para hacerse con un teléfono móvil de última generación. Así, al poner en una balanza las necesidades tecnológicas reales, las aspiraciones influenciadas por la moda y el presupuesto del que se dispone para renovar el terminal, surge una propuesta interesante: comprar teléfonos móviles de segunda mano.

Y es que los móviles de segunda mano representan una buena oportunidad para disfrutar de tecnología de calidad sin tener que dejarse el sueldo en ello. La diferencia de precios entre los teléfonos móviles usados y los móviles nuevos es muy destacada y, en muchas ocasiones, no se justifica (para muestra, échale un vistazo a nuestro artículo con los 10 móviles baratos recomendados). Es decir, si tienes claro qué tipo de teléfono móvil necesitas en tu día a día y cuánto puedes o quieres pagar por él, merece la pena que eches un vistazo a las cinco claves para comprar con seguridad móviles de segunda mano que te detallamos a continuación:

Móvil de segunda mano

1.- Ventajas y desventajas de los móviles de segunda mano

Si comenzamos por los puntos a favor de los móviles de segunda mano lo primero que tenemos que resaltar es su precio. Sin lugar a dudas éste será el principal aspecto que nos haga evaluar la posibilidad de revisar las opciones de teléfonos móviles usados que encontremos en venta para tratar de encontrar un modelo que nos convenza. Y es que el precio de los teléfonos móviles usados puede ser entre un 25% y un 50% más barato que el de los teléfonos móviles nuevos.

Si tomamos en consideración, además, que a la hora de negociar el precio de los móviles de segunda mano por lo general estaremos tratando directamente con su propietario, la posibilidad de conseguir un descuento adicional es mayor que con los terminales nuevos que se pueden adquirir en una tienda o con una operadora. Por ejemplo, si entre los teléfonos móviles usados que estás analizando para comprar, alguno presenta un desperfecto simple como un pequeño rasguño en la pantalla o algún signo de caída, por ejemplo, ya tendrás un elemento para negociar una rebaja en su precio, lo cual es ventajoso si se trata de pequeños daños que no afecten el funcionamiento del móvil como tal.

Por otra parte, está el hecho de que al evaluar comprar móviles de segunda mano es más posible dar el llamada “salto de gama”, es decir, que si buscas cuidadosamente y logras fichar un buen terminal, puede que termines llevándote a casa un teléfono móvil de alta gama (de segunda mano, claro está) a precio de un gama media o gama baja nuevo. ¿Compensa este cambio? Pues si se trata de móviles de segunda mano en buen estado sí que puede compensar, y mucho.

Ahora bien, no todo es perfecto al comprar móviles de segunda mano: hay algunos riesgos asociados a este tipo de transacción, y debemos ser conscientes de ellos para evitar disgustos posteriores. Por ejemplo, uno de los principales problemas que tiene la compra de móviles de segunda mano tiene que ver con las averías ocultas: no sabemos a ciencia cierta qué trato ha recibido el terminal, si ha sufrido caídas o accidentes que puedan haber afectado su funcionamiento aunque no sean evidentes a simple vista. En este caso, la solución sería negociar con el vendedor la posibilidad de probar los teléfonos móviles usados con detenimiento: así podrás asegurarte de que sus funciones principales estén en buen estado.

Por otro lado, el uso y el paso del tiempo afectan a los móviles de segunda mano de forma distinta a los móviles nuevos: cuando compramos teléfonos móviles usados, aunque para nosotros sean ‘nuevos’, en realidad tienen un recorrido a sus espaldas, y para nadie es un secreto que la obsolescencia programada existe. No se puede comparar, por ejemplo, lo que va a durar la batería de los móviles nuevos con lo que funcionará en el caso de los teléfonos móviles usados: es un deterioro propio del uso y hay que ser consciente de que existe. Por tanto,  al evaluar si nos conviene o no comprar móviles de segunda mano debemos tenerlo en cuenta.

Sobre el paso del tiempo hay otro aspecto importante a tomar en consideración si estás evaluando comprar teléfonos móviles usados: los accesorios y los repuestos de los móviles de segunda mano pueden ser más complicados de conseguir cuanto más viejos sean los terminales. No es lo mismo buscar una batería o una carcasa compatible con un teléfono de hace tres años que el mismo accesorio para un móvil nuevo.

Móviles segunda mano

2.- Busca un vendedor de confianza

Si estás comparando móviles de segunda mano para comprar uno, lo primero que deberías averiguar es si alguien de tu círculo de confianza tiene algún terminal usado para vender: puede que un amigo, un familiar, un compañero de trabajo, o hasta un vecino tengan un teléfono que ya no utilizan y quieran venderlo. ¿La ventaja? Pues que sabemos que nos comentará el estado real en el que se encuentra el dispositivo.

Ahora bien, si no encuentras móviles de segunda mano en tu círculo de confianza no hay problema: existen tiendas especializadas en la venta de terminales móviles usados donde, incluso, puedes ir en persona y probar los teléfonos. Además, debes saber que hay tiendas online que venden móviles de segunda mano que, si bien no te da la opción de probarlos directamente, sí que permiten consultar datos como la reputación del vendedor, el tiempo que tiene su perfil dado de alta en la página web, la cantidad de artículos vendidos y, sobre todo, los comentarios de otros compradores.

 

3.- Elige opciones con garantía

Hay tiendas especializadas en la venta de móviles de segunda mano que ofrecen garantías en la compra de este tipo de terminales. Es el caso de la operadora Amena o PhoneHouse, por ejemplo, que cuentan con un catálogo de móviles de segunda mano y ofrecen una garantía de 12 meses a todos los modelos de teléfonos que venden aunque estén usados.

Es importante destacar que, más allá de la garantía, una ventaja considerable de comprar móviles de segunda mano a operadoras o tiendas de telefonía que ofrecen este servicio es que los teléfonos que están en venta previamente han sido revisados por sus técnicos, lo cual te da la tranquilidad de que están en buenas condiciones.

Móvil de segunda mano

4.- Evalúa con detenimiento

La clave al adquirir móviles de segunda mano es la paciencia: una vez que estés analizando varios modelos para comprar, no te dejes llevar por las apariencias, piensa en frío y, si tienes oportunidad, prueba y compara las funciones del terminal para asegurarte de que está completamente operativo.

Lo primero que debes evaluar son los aspectos del exterior: recuerda que las marcas externas pueden dar cuenta de daños internos así que, si bien a simple vista una raya o un golpe en la pantalla te pueda parecer insignificante, analiza en profundidad si existe un daño oculto. Luego prueba las funciones principales del teléfono: introduce la SIM y observa que esté liberado para utilizar sin problemas con tu operador; revisa que la cámara funcione correctamente; cambia la tarjeta microSD (si lleva) para garantizar que la reconoce, etc.

 

5.- ¡También puedes vender tu móvil usado!

Ahora bien, si estás analizando móviles de segunda mano para renovar tu teléfono, merece la pena que te detengas a pensar: ¿qué vas a hacer con tu terminal usado? Si aún lo tienes y funciona correctamente, puede que te resulte interesante considerar la opción de venderlo. Bien podrías ofrecerlo a tus amigos o familiares, o bien podrías venderlo en una tienda especializada en teléfonos móviles usados o vía Internet a través de portales de compra/venta.

Si te parece una opción interesante, lo primero que debes hacer es evaluar cuánto cuesta en el mercado de  móviles de segunda mano tu teléfono viejo y, en función de eso, fijar un precio atractivo, tomando en consideración, además, que los portales de compra/venta suelen cobrar comisiones. Así que junto a los gastos de envío, ten presente este importe a la hora de calcular el precio al que ofrecerás tu móvil viejo.

Palabras clave: Telefonía móvil Guía
¡Ahorra hasta un 75% en tu tarifa móvil!

Compara las mejores ofertas de telefonía móvil

  • CONTRATO
  • PREPAGO
COMPARA AHORA

Ahorra hasta un 75% en tu tarifa móvil

Ver ofertas