Cómo calcular los intereses que pagarás por un préstamo

¿Necesitas un préstamo?

Te ayudamos a conseguirlo de forma inmediata
  • El tipo de interés nominal, las comisiones, el plazo de devolución… Cuando contratas un préstamo personal, recibes gran cantidad de información pero ¿realmente sabes cómo calcular el interés que acabarás pagando a tu banco? En Kelisto te damos las claves.

Un préstamo personal es un producto bancario relativamente sencillo por el que una entidad presta dinero a un cliente a cambio de que este se comprometa a dos cosas: la primera, a devolver la cantidad prestada en un plazo determinado de tiempo; y la segunda, a reintegrar una cantidad extra, además de la que ya debía al banco: los intereses.

Dicho así, la explicación parece sencilla. Sin embargo, si analizas muchas de las ofertas que hay en el mercado, es posible que haya conceptos que te suenen a chino: el Tipo de Interés Nominal (TIN), la Tasa Anual Equivalente (TAE), el plazo de amortización, las comisiones por apertura y estudio…

TIN y TAE: dos indicadores para hablar del interés de un préstamo

Para averiguar cuánto te tocará pagar al banco por un préstamo y, sobre todo, para poder comparar dos ofertas de distintas entidades, siempre tendrás que buscar un cifra: la de la TAE, un dato que debe aparecer tanto en la publicidad de cualquier oferta de financiación, como en la información que te facilitará tu banco antes de firmar el préstamo y en el propio contrato, tal y como establece la normativa vigente.

La TAE indica cuál será el coste total de un préstamo, expresada en forma de porcentaje sobre la cantidad que te haya dejado el banco, y en ella se incluyen varios conceptos:

1. El TIN o tipo de interés nominal

Es lo que suelen utilizar las entidades para publicitar sus préstamos e indica el interés (en porcentaje) que tendrás que pagar por lograr financiación. Ahora bien, el problema de este indicador es que no ofrece toda la información necesaria para que calcules el coste real, ya que excluye otros gastos (como las comisiones) y no tiene en cuenta el plazo de devolución del dinero.

2. Otros gastos

Cuando hablamos de préstamos personales, los gastos adicionales suelen limitarse a las comisiones, que pueden ser de dos tipos:

Las comisiones de apertura y estudio: son los gastos que habrá que abonar por las gestiones que realiza el banco antes de concederte  el préstamo  y por el análisis que efectuará acerca de tu situación financiera.

Lo más habitual es que las comisiones sse expresen en forma de porcentaje: por ejemplo, en el Préstamo Coche de BBVA, la de apertura es del 2,30% sobre la cantidad solicitada. Sin embargo, en otros, se puede establecer un porcentaje, sujeto a un mínimo. Eso es lo que ocurre con el Préstamo Consumo de Caja de Ingenieros: este producto aplica una comisión de apertura del 1,25% con un mínimo de 100 euros. Es decir, aunque el 1,25% de la cantidad que solicitaras no llegara a 100 euros, la entidad te seguiría cobrando este mínimo fijo por el concepto de apertura.

La comisión por cancelación total o parcial: es la que cobra una entidad si decides saldar tu deuda (o parte de ella) antes de tiempo y permite establecer una compensación por lo que dejaría de ganar en forma de intereses. Normalmente también se expresa en forma de porcentaje sobre la cantidad que vayas a anticipar.

3. El plazo

Es el período que establecerás para devolver a tu banco la cantidad prestada. De este plazo dependerá el coste anual que puede tener un préstamo ya que, cuanto mayor sea, más se diluye en el impacto que tienen, por ejemplo, algunos costes iniciales como las comisiones.

Pese a que la TAE debe aparecer obligatoriamente en la publicidad y los contratos de los préstamos personales, es posible que tú también quieras hacer tus propios cálculos. Para evitar complicados cálculos matemáticos, el Banco de España pone a disposición de los consumidores una calculadora con la que resulta muy sencillo hacer cuentas: tan solo tendrás que introducir la cantidad que deseas pedir, el TIN, el plazo de amortización y los gastos que pudiera tener el producto que quieres contratar (por ejemplo, las comisiones). Con esa información, la herramienta te proporcionará la TAE de una oferta, para que puedas comparar distintas opciones que encuentres en el mercado.

Tres ejemplos que explican el significado del TIN y la TAE

Para que te hagas una idea de cómo impactan, en la práctica, el TIN y la TAE, veamos tres ejemplos:

Un préstamo al 0% ¿es realmente gratuito?

Entre la oferta de financiación de BMN se encuentra el Préstamo Ahora, un producto con el que se pueden solicitar hasta 6.000 euros, con un plazo mínimo de 12 meses y para cualquier finalidad, a un 0% TIN. Ahora bien, ¿significa eso que el dinero te va a salir gratis? Por supuesto que no. El quid de la cuestión está en su comisión de apertura, que asciende al 2,90%. Si quisieras pedir un préstamo de 6.000 euros, a pagar en un año, con una comisión de 174 euros (el 2,90% de 6.000 euros), la TAE que abonarías sería del 5,60%.

Préstamo Ahora

Préstamo Ahora

Banco Mare Nostrum

Más detalles Menos detalles

Importe mínimo
-
Importe máximo
-
Comisión estudio
-
Comisión cancelación
-
Comisión cancelación anticipada
-
Ingresos mínimos
Sin determinar
Dirigido a nuevos clientes
No
Dirigido a antiguos clientes
No

La importancia de la comisión de apertura: Pichincha e ING Direct

Imagina que deseas pedir un préstamo por valor de 7.500 euros a pagar en dos años y que, tras mucho mirar, hay dos ofertas que te convencen: la del Préstamo Pichincha, al 6,45% TIN, con una comisión de apertura del 1,5%; y la del Préstamo Naranja de ING Direct, al 6,95% TIN, sin comisión de apertura. Visto así, el préstamo de ING Direct podría parecer más caro, pero ¿qué ocurre si echas cuentas y calculas la TAE? Pues que la conclusión se da la vuelta: mientras que Pichincha estaría aplicando una TAE del 8,23%, ING Direct tan solo se quedaría en el 7,17% TAE.

Prestamo Personal

Prestamo Personal

Banco Pichincha

Más detalles Menos detalles

Plazo máximo (años)
10
Importe mínimo
-
Importe máximo
100000,0 €
Comisión estudio
-
Comisión cancelación
0,0 %
Comisión cancelación anticipada
0,0 %
Ingresos mínimos
3000,0 €
Dirigido a nuevos clientes
Dirigido a antiguos clientes

Préstamo Naranja

Préstamo Naranja

ING

Más detalles Menos detalles

Plazo máximo (años)
7
Importe mínimo
6000,0 €
Importe máximo
40000,0 €
Comisión estudio
0,0 %
Comisión cancelación
0,0 %
Comisión cancelación anticipada
0,0 %
Ingresos mínimos
Sin determinar
Dirigido a nuevos clientes
Dirigido a antiguos clientes

El impacto de las comisiones, menor cuanto mayor sea el plazo de amortización

Una de las ventajas de la TAE es que tiene en cuenta el plazo de devolución del préstamo, un elemento crucial para averiguar su coste. Por ejemplo, imagina que deseas solicitar 10.000 euros mediante el Préstamo Coche de BBVA, que cobra un 6,5% TIN con una comisión de apertura del 2,3%. Si decidieras devolverlo en tres años, la TAE del préstamo sería del 8,37%. En cambio, si ampliaras el plazo hasta los cinco años, el impacto de la comisión se diluiría y la TAE a pagar se quedaría en el 7,73%.

Prestamo Personal

Prestamo Personal

Banco Pichincha

Más detalles Menos detalles

Plazo máximo (años)
10
Importe mínimo
-
Importe máximo
100000,0 €
Comisión estudio
-
Comisión cancelación
0,0 %
Comisión cancelación anticipada
0,0 %
Ingresos mínimos
3000,0 €
Dirigido a nuevos clientes
Dirigido a antiguos clientes

Préstamo Naranja

Préstamo Naranja

ING

Más detalles Menos detalles

Plazo máximo (años)
7
Importe mínimo
6000,0 €
Importe máximo
40000,0 €
Comisión estudio
0,0 %
Comisión cancelación
0,0 %
Comisión cancelación anticipada
0,0 %
Ingresos mínimos
Sin determinar
Dirigido a nuevos clientes
Dirigido a antiguos clientes

¿Qué conceptos no están incluidos en la TAE?

Pese a que la TAE es el indicador que te dirá, de forma más exacta, cuál es el coste de un determinado préstamo, debes tener en cuenta que hay algunos gastos que deja fuera.

Normalmente, son conceptos que suelen ser más comunes en los préstamos hipotecarios, como los gastos de notaría o los impuestos.

Ahora bien, hay otros que sí pueden aparecer con más frecuencia en los préstamos personales, como el coste de los productos vinculados. Es decir, imagina que una determinada entidad oferta un préstamo con un interés del 7,5% TIN, que puede quedarse en el 6,5% TIN si el cliente contrata una cuenta nómina y una tarjeta de crédito con una cuota anual de 45 euros. El coste de este medio de pago, por ejemplo, nunca estaría incluido en el cálculo de la TAE del préstamo en cuestión.

¿Necesitas un préstamo?

Te ayudamos a conseguirlo de forma inmediata