¿Qué es un seguro de vida?

Siempre te han hablado de la importancia de estar protegido ante cualquier eventualidad pero, ¿sabes realmente qué es un seguro de vida? Antes de contratar una de estas pólizas conviene tener claras algunas cuestiones sobre este producto.

El seguro de vida en España es un ramo diferente al resto de productos del sector asegurador, ya que las entidades financieras controlan la mayor parte de la cuota de mercado al estar ligada su contratación, en muchos casos, a los préstamos hipotecarios.

Tras los seguros de coche, las pólizas de vida son los productos aseguradores más contratados en España. En el año 2016, el número de pólizas en esta rama era de 22,66 millones, según los últimos datos de UNESPA. Si estás pensando en contratar un seguro de vida, en Kelisto encontrarás todo lo que debes saber para encontrar el que mejor se adapte a tus necesidades.

Tipos de seguro de vida

Existen dos tipos de pólizas que puedes contratar: las de Vida Riesgo y las de Vida Ahorro.

  • Seguros de Vida Riesgo

Puedes encontrar la modalidad entera, en los que la póliza está vigente mientras viva el asegurado, o temporales, que se pueden contratar durante un tiempo limitado, por ejemplo, mientras el asegurado está pagando una hipoteca.

En los seguros de vida entera, los beneficiarios reciben como indemnización la cantidad que establezca el contrato, lo que se denomina capital asegurado. A este capital, se añaden los beneficios acumulados y se descuentan los gastos.

Con los seguros temporales, los beneficiarios reciben el capital asegurado si el tomador del seguro fallece durante la fecha de vigencia del contrato. Los seguros temporales pueden ser renovables, ampliándose el plazo de la cobertura.

Este seguro puede cobrarse o bien en el momento de fallecimiento del asegurado o, si la póliza cubre estas situaciones, cuando el asegurado haya sufrido algún tipo de invalidez temporal o permanente. En estos casos puede hablarse de seguros de baja laboral o incapacidad laboral, y es común en autónomos: se paga un subsidio determinado por no poder trabajar.

  • Seguros de Vida Ahorro

Estos permiten obtener una rentabilidad por el dinero invertido. Estos productos establecen un tipo de interés y un plazo durante el cual tu dinero estará invertido.

¿Cómo se calcula el capital asegurado y la prima de un seguro de vida?

Ahora que ya sabes qué es un seguro de vida, debes saber qué capital debes asegurar. Para tenerlo claro,se recomienda calcular, al menos, una cantidad equivalente a cinco veces tu salario neto anual. Es decir, si tu sueldo neto anual es de 24.000 euros, el capital asegurado de tu póliza debería ser de 120.000 euros.

Además, si vas a contratar un seguro de vida con tu hipoteca -o la tienes ya en el momento de la adquisición de la póliza-, es conveniente añadir el importe aún pendiente del pago ya que, de este modo, en caso de fallecimiento o invalidez tus familiares podrán hacer frente al pago de las cuotas.

Pero para calcular la prima, además del capital asegurado, entran en juego otros factores como la edad, si se tiene algún hábito poco saludable como el tabaco, la profesión, etc. La mayoría de las compañías solicitan un detallado cuestionario sobre el estado de salud del futuro asegurado e, incluso, en algunos casos será necesario someterse a un reconocimiento médico, algo más habitual en los asegurados de mayor edad.

Como ejemplo, para un hombre de 35 años, soltero y no fumador, con un sueldo neto mensual de 1.500 euros, asegurar unos 90.000 euros con un seguro de vida para casos de fallecimiento le supondría pagar una cuota anual de entre 95 y 125 euros.

¿Qué hay tener en cuenta antes de contratar un seguro de vida?

Si has decidido contratar un seguro de vida merece la pena detenerse antes de formalizar el contrato y prestar atención a las siguientes cuestiones:

  • Compara entre las diferentes ofertas del mercado. De esta manera, podrás elegir la póliza que mejor se adapte a tus necesidades al mejor precio posible.
  • Despeja cualquier duda antes de formalizar el contrato. Por lo general, las condiciones de estos seguros son muy extensas, con multitud de cláusulas, por lo que es recomendable asegurarse de entender la póliza a la perfección.
  • Presta atención a los límites de tu póliza. Asegúrate de conocer las posibles exclusiones que tu contrato puede tener, como la indemnización derivada de la práctica de deportes de riesgo o la participación en carreras de coches.
  • Comprueba que el capital asegurado responde a tus necesidades. Confirma que este capital pueda cubrir gastos como la hipoteca pendiente en caso de fallecimiento o invalidez.
  • Revisa que los beneficiarios del capital asegurado están bien reflejados en la póliza. Esto evitará futuros problemas con la reclamación de la indemnización.

Los mejores seguros de vida

En Kelisto podrás encontrar una clasificación con los seguros de vida más baratos del mercado para varios perfiles. En esta tabla encontrarás las mejores pólizas con cobertura de fallecimiento e invalidez para un hombre de 41 años, administrativo, no fumador y que quiere asegurar un capital de 100.000 euros.

Noticias relacionadas

Descubre más noticias de
Seguros
Te contamos la última hora
Consejos y Análisis

Comentarios