¿Cuánto ganarás, de verdad, con un depósito?

Capture

Tu opinión nos importa:

Puntúa y deja tu comentario.
Cta saving arrow depositos
Gana hasta un 25% en tu depósito
  • Plazo fijo
  • Estructurado
  • Combinado
Compara ahora
Finanzas

Antes de contratar un depósito para sacar partido a tus ahorros, debes saber que hay factores que recortarán la rentabilidad que vas a recibir: por ejemplo, lo que te tocará pagar a Hacienda o las comisiones que te cobrarán si decides cancelarlo antes de tiempo

Los depósitos llevan un tiempo de capa caída. Su rentabilidad no ha hecho más que descender desde 2013 y los rendimientos de hasta el 4% que veíamos hace un par de años parecen casi un espejismo. Pese a ello, siguen siendo los productos favoritos de los pequeños ahorradores. ¿La razón? Son sencillos, seguros y permiten disponer del dinero en cualquier momento, aunque para ello (en muchos casos) haya que pagar una comisión.

Sin embargo, antes de decidirte por una oferta, es necesario que cojas la calculadora y hagas cuentas. En primer lugar, debes saber qué significa la TAE que te ofrece tu banco. Como ya te contamos en Kelisto, este indicador muestra cuál es la rentabilidad que te dará tu entidad por depositar tu dinero durante un año. Pero ¿qué sucede si lo que contratas es un depósito a seis meses? Pues que a partir de la TAE que te indique la oferta, tendrás que hacer cálculos.

Imagina, por ejemplo, que quieres contratar el Depósito 1.5 de Banco Mediolanum, que aparece en nuestro ranking de mejores opciones del mes. Este producto ofrece una TAE del 1,5%, pero ¿cómo podrías traducir eso a euros? Con una simple operación:

Cantidad (6.000) x Interés (1,5) x días (180)/días del año x 100 (36.500)= 44,4 euros

Eso sí, debes tener en cuenta que los cálculos no acaban ahí. Existe una serie de factores que puede hacer que la rentabilidad final de tu depósito se reduzca. Te contamos cuáles son:

1. Fiscalidad

A ojos de Hacienda, el dinero que ganes gracias a un depósito te está generando un “rendimiento del capital mobiliario” por el que tendrás que tributar. El Fisco establece tres tipos distintos en función a lo que ganes: el 21% para los primeros 6.000 euros; el 25% para las cantidades que vayan de los 6.001 a los 24.000 euros; y del 27% para lo que supere los 24.001 euros.

En un caso como el de nuestro ejemplo, Hacienda se quedará con el 21% de lo que recibas, es decir, 9,32 euros. Por tanto el rendimiento después de impuestos será de 35,07 euros.

2. Penalización por cancelación

La gran mayoría de los depósitos a plazo fijo te permitirá recuperar el dinero que hayas invertido a cambio de una comisión, aunque hay excepciones. Por ejemplo, el Depósito Bienvenida de Openbank, no te cobrará nada si decides recuperar tus ahorros anticipadamente.  

Entre los que sí te aplican una penalización, puedes encontrar casos distintos:

a) Los que te restan un porcentaje fijo sobre el dinero que hubieras invertido. Es lo que hace Caja Almendralejo, que por retirar los ahorros antes de tiempo cobra un 5% sobre el capital que hayas depositado.

b) Los que reducen los intereses que cobrarás, teniendo en cuenta el tiempo que ha transcurrido desde que contrataste el depósito: por ejemplo, si cancelas anticipadamente el Depósito 12 meses de Bancopopular-e, la entidad te remunerará al 0,39% TIN por el período que haya transcurrido desde que lo contrataste hasta que decidiste retirar tus ahorros.  

c) Los que reducen los intereses que cobrarás o aplican una comisión en función del tiempo que falte para la cancelación, como sucede con el Depósito Online del Banco Sabadell.

d) Los que aplican una reducción de los intereses fija, sin que importe el tiempo que haya pasado o el que falte para que llegue el vencimiento del depósito. Por ejemplo, Banco Pichincha descuenta al interés un 1% cuando se realice la cancelación. 

Sea cual sea el formato que apliquen, debes saber que, según el Banco de España, este castigo por recuperar antes tu dinero nunca debería ser mayor que los intereses brutos (antes de impuestos) que hubieras recibido antes de cancelar el producto.

Además, recuerda que algunos depósitos tienen lo que se conoce como “ventanas de liquidez”, es decir, determinados momentos en lo que puedes disponer de tu dinero sin que te apliquen una penalización (o con una penalización menor), como ocurre en el Depósito Bikain, de Kutxabank.

3. Gastos por la cuenta corriente en la que cobras tus intereses

Normalmente, la entidad con la que contrates un depósito (salvo que sea la tuya habitual) te obligará a abrir una cuenta corriente para abonarte los intereses. Según el Banco de España, no pueden cobrarte gastos de mantenimiento por este tipo de cuentas, pero es que posible que alguna entidad se atreva a hacerlo. En ese caso, no dudes en presentar una reclamación siguiendo los pasos que te explicamos en Kelisto.

4. Productos vinculados ligados a los depósitos

Algunas entidades ofrecen una mayor rentabilidad si el cliente se vincula contratando otros productos (desde la nómina, hasta tarjetas, pasando por un seguro, otro producto de inversión…). En otras, incluso, la rentabilidad que ofrecen sus depósitos está ligada directamente a que se contrate una serie de productos, como pasa con el Depósito Creciente 3 años de Unicaja. Entre otras cosas, los clientes de la entidad tendrán que contratar una tarjeta de crédito o débito con la que tendrán que hacer compras por un importe mínimo de 1.200 euros al año. Estas tarjetas son gratis el primer año. Sin embargo, según confirman desde su Servicio de Atención al Cliente, a partir del segundo ejercicio, habrá que pagar una comisión por mantenimiento (20 euros en las de débito y 35 euros en las de crédito) si no se alcanza un mínimo de 3.600 euros anuales en compras. 

¿Qué te parece? Otros usuarios ya están comentando este artículo. Deja tu opinión aquí
Cta saving arrow depositos
Ahorra hasta 2.050 euros al año al elegir tu depósito con Kelisto
  • Plazo fijo
  • Estructurado
  • Combinado
Compara ahora
Finanzas