Guía de seguros de moto

Motos2

Tu opinión nos importa:

Puntúa y deja tu comentario.
Ahorra un 60% en tu seguro de moto
COMPARA AHORA

Elegir el mejor seguro, el más adecuado para el conductor y su moto, no es tarea fácil. El elevado riesgo de accidentes y las particularidades de estos vehículos hacen que convenga prestar especial atención a coberturas y precio antes de contratar la póliza.

El coste de la prima del seguro de moto nbsp;puede variar en función de las características del vehículo, el conductor y hasta el lugar donde se contrate. Antes de optar por una póliza u otra hay que analizar si queremos añadir prestaciones al seguro obligatorio para adaptarlo a nuestras necesidades. Desde Kelisto te detallamos los cinco puntos que necesitas conocer antes de contratar tu seguro.

1. ¿Por qué asegurar tu moto?

Todas las motos que circulen por las carreteras españolas deben contar con un seguro de Responsabilidad Civil Obligatoria. Este seguro cubre los daños materiales y personales que ocasione nuestro vehículo a otras personas o cosas. 

2. ¿Qué ocurre si tu moto no está asegurada?

La consecuencia más importante de circular sin seguro es que si el conductor es responsable de un accidente el Consorcio de Compensación de Seguros le reclamará el importe de todos los costes materiales y personales derivados del siniestro.

Además, no estar asegurado conlleva una sanción administrativa que oscila entre los 601 y 3.005 euros. La cuantía de la multa dependerá de diferentes factores: si el vehículo estaba circulando en el momento en el que se impuso la multa, si el conductor estaba realizando alguna otra infracción como conducir de forma temeraria, si es reincidente, si es un vehículo profesional o privado, o el tiempo que la moto ha circulado sin seguro.

3. ¿Qué modalidades de seguros existen?

Existen tres tipos de seguros de moto terceros, terceros ampliado y todo riesgo. La mayoría de las motos que circulan por nuestras carreteras lo hacen con un seguro a terceros, debido al elevado precio de las modalidades superiores y a que muchas compañías sólo admiten el todo riesgo para vehículos de gama alta.

  • Seguro a terceros. Es la opción básica y también la más económica, ya que sólo incluye las coberturas obligatorias por ley. Obviamente, también es la que menos protección ofrece.

¿Qué cubre? Cubre los daños a terceros en caso de accidente. No cubre ningún daño ni del conductor ni de la propia moto. En el caso de que el conductor lleve un pasajero, esta persona sí estaría cubierta por el seguro y en función de la compañía, esta póliza puede incluir también defensa jurídica y asistencia en viaje.

¿A quién le interesa? Es la opción más extendida y la recomendada para los conductores ocasionales de moto o aquellos cuyo vehículo tenga un valor bajo o medio.

  • Seguro a terceros ampliado. Es una opción intermedia entre el seguro más básico y el todo riesgo. Es algo más caro que la opción anterior pero la protección es notablemente mayor.

¿Qué cubre? Además de las garantías obligatorias, incluye un límite mayor para la cobertura de responsabilidad civil, seguro para el conductor y otros servicios, como la asistencia en carretera, gestión de multas, moto de sustitución en caso de accidente o cobertura por robo o incendio, entre otras.

¿A quién le interesa? A aquellos conductores que utilicen la moto a menudo y, por tanto, tengan un riesgo mayor de sufrir un accidente. También es interesante para aquellos que aparquen la moto en la calle, ya que su vehículo estará cubierto ante un robo.

  • Seguro a Todo Riesgo. Es la opción más completa y por tanto la más cara. Ofrece la mejor cobertura tanto para el conductor como para la moto y se puede contratar con o sin franquicia.

¿Qué cubre? Incluye todas las garantías del seguro a terceros ampliado y, además, los daños propios del vehículo. No todas las compañías comercializan esta modalidad de seguro por el riesgo que tienen las motos de sufrir caídas y desperfectos.

¿A quién le interesa? A los conductores de motos de gama alta porque es la única opción que cubre los daños de nuestra moto ante un golpe o accidente del que seamos responsables.

Seguros especiales

Hoy en día las compañías ajustan sus productos a las distintas características de los conductores y los vehículos a asegurar (motos deportivas, scooters, quads, ciclomotores, etc.) para ofrecer las coberturas más apropiadas para cada caso. De este modo, algunas aseguradoras cuentan también con garantías específicas para cada riesgo concreto.

  • Seguro para motos clásicas. Debido al valor económico, histórico y sentimental de las motos clásicas, las compañías de seguros han desarrollado pólizas adecuadas para los riesgos específicos de estos vehículos, como robos, daños ocasionados durante su transporte o exposición, etc. El precio del seguro dependerá de las características de la moto y, por lo general, para poder contratarlo se fijan ciertos requisitos, como un límite de recorrido máximo anual, un mínimo en la edad del propietario y determinada antigüedad en el carné de moto.
  • Seguros para jóvenes. Los menores de 25 años son el grupo de edad más penalizado debido a su inexperiencia. Sin embargo, gracias a la competencia, algunas aseguradoras ofrecen pólizas con precios ajustados dirigidas  a este colectivo.   
  • Seguros por días. Se trata de un producto novedoso que permite asegurar tu moto durante un período menor a 28 días de forma instantánea a través de Internet. Lo puedes encontrar en seguropordias.com, que ofrece una póliza por 12 euros el primer día y alrededor de 3 por cada día consecutivo.

4. Factores que condicionan el precio del seguro

Antes de elegir un seguro de moto hay que tener en cuenta una serie de aspectos que condicionarán su precio:

  • El tipo de vehículo. La cilindrada de la moto influye en el precio de la póliza por las diferencias en la tasa de siniestralidad. Los grupos con mayor número de accidentes son los vehículos de entre 500 y 1.000 cc. y los de baja cilindrada, entre 75 y 150 cc., muy comunes entre los más jóvenes.
  • La edad del conductor. Los menores de 25 años son considerados conductores de riesgo, por lo que el precio para este segmento es algo mayor. A partir de los 45, el precio del seguro de moto se reduce ligeramente.
  • La antigüedad del carnet de conducir. Se relaciona con la pericia a la hora de conducir y, por tanto, con las posibilidades de tener un accidente. Cuanta mayor antigüedad tengamos en el carné, más barato será el seguro.
  • Historial de siniestralidad. El pasado cuenta mucho en el precio de la póliza, por lo que si el conductor ha declarado muchos siniestros en el pasado, es muy probable que la aseguradora aumente el precio del seguro.
  • El lugar de residencia. Teniendo en cuenta las estadísticas de los siniestros, las aseguradoras miden los riesgos también en función de nuestro lugar de residencia. Canarias es la comunidad autónoma más cara de España para contratar seguros para motos y ciclomotores, mientras que La Rioja es la más barata.
  • Uso del vehículo. Los precios varían en función de la utilización que se le da a la moto. No es lo mismo si se trata de un scooter para circular por una zona rural, una moto de mensajería o una de motocross. También se tienen en cuenta aspectos como si el propietario dispone de garaje o si la moto será conducida por más de una persona.

5. Cómo ahorrar en el seguro de tu moto

Si tienes moto y vas a contratar un seguro, ten en cuenta una serie de recomendaciones para ahorrar en tu póliza.

  • Analiza qué coberturas necesitas, teniendo en cuenta el uso que le vas a dar y las características de la moto, y compara siempre entre varias compañías.
  • Lee atentamente todas las condiciones y la letra pequeña para comprobar que los posibles riesgos que puedes sufrir están cubiertos
  • Consulta con tu compañía de seguros de coche vida o vivienda si ofrecen un seguro de moto. Si ya eres cliente es probable que te hagan una oferta.
  • Añadir un seguro por robo a tu póliza incrementa el precio, por lo que si cuentas con garaje y es un vehículo poco utilizado y de escaso valor, quizá sea buena idea prescindir de esta cobertura para ahorrar algo en la prima.
  • No dejes que tu seguro de moto se renueve automáticamente, aprovecha la fecha de renovación para volver a revisar las ofertas del mercado y ver cómo han cambiado los precios. Comparadores como el de Kelisto te ayudan a encontrar el seguro que mejor se ajuste a tus necesidades.

Fuentes: aseguradoras

Ahorra 175 euros en tu seguro de moto con Kelisto
COMPARA AHORA
Logo seguros home