Consejos para contratar un seguro de moto para jóvenes

643309 61403465

Tu opinión nos importa:

Puntúa y deja tu comentario.
Ahorra un 60% en tu seguro de moto
COMPARA AHORA

Asegurar una moto cuando eres joven es algo más complicado y costoso que hacerlo cuando tienes varios años de experiencia. En Kelisto te damos algunas pistas para que puedas elegir la mejor opción sin pagar de más.

Sea cual sea el uso que le des a tu vehículo de dos ruedas debes tener contratado un seguro de moto desde el momento en que conduzcas por primera vez. Para elegir una póliza, los más jóvenes lo tienen más difícil que los motoristas veteranos: las coberturas son más limitadas, los precios de las pólizas son más caros y la oferta es escasa. A continuación, te contamos lo que debes tener en cuenta antes de contratar tu seguro.

  • A menor edad, más precio. Según las estadísticas, los jóvenes tienen un índice de siniestralidad más elevado, con lo que cuanto más joven sea el motorista, más caro será el seguro. De hecho, un joven motorista de 18 años que quiera asegurar una moto de pequeña cilindrada a terceros puede tener grandes dificultades para encontrar compañía aseguradora. Para motoristas de 20 años, el mercado ofrece seguros a terceros que oscilan entre los 110 y los 600 euros, en función de las coberturas adicionales que se quieran contratar. Ya con 24 años, podrá asegurar la misma moto a partir de 89 euros.
  • Poca experiencia en la carretera. Junto a la edad, la experiencia es la segunda variable clave que determina el precio del seguro de moto. A partir de los cinco años de experiencia en el permiso de conducir las pólizas reducen su precio hasta en un 10%. A esto se suma el historial de siniestralidad: si el motorista ha tenido algún siniestro en el pasado, también influirá en el precio de la prima.
  • Ten en cuenta la potencia de la moto. La cilindrada es otro aspecto que afecta al precio del seguro porque existe una relación directa entre potencia y siniestralidad. Si la moto es muy potente y el conductor es muy novel, las posibilidades de asegurar la moto a un buen precio se reducen. Por ejemplo, el seguro de moto para un conductor con poca experiencia que quiere asegurar una Honda de 125 centímetros cúbicos tendrá un coste mínimo de 100 euros al año en la compañía más económica para este supuesto. Sin embargo, si la moto que quiere asegurar es una BMW de alta cilindrada y prestaciones, como la BMW R1200 RT, el gasto se sitúa entre los 380  y los 1.300 euros al año.
  • Sin oferta en el mercado. Cada vez es menos frecuente, pero podría darse el caso de que ninguna compañía quiera asegurar tu moto debido a la edad, tipo de moto o historial de siniestralidad del conductor. Para estos supuestos, hay que recurrir al Consorcio de Compensación de Seguros que solo ofrece el seguro obligatorio de responsabilidad civil. Si queremos contratar otras coberturas como asistencia en viaje, seguro del conductor o defensa jurídica, por ejemplo, es necesario consultar otras entidades especializadas, como clubes de automóviles, despachos de abogados o servicios de asesoramiento y cobertura legal. 
  • Cuidado con las exclusiones. Antes de firmar la póliza, debemos leer con detalle el condicionado y analizar los supuestos y las situaciones en las que el seguro no te protege a ti o a tu moto. Revisa, por ejemplo, si tu póliza incluye cobertura para el acompañante o si sólo cubre siniestros en carretera (si vas a usar la moto por caminos de tierra es muy probable que no te ofrezcan asistencia).
  • Coberturas no incluidas. El riesgo inherente a la conducción de una moto provoca que las coberturas que ofrecen las compañías sean bastante reducidas. La mayoría de los productos comercializados para jóvenes motoristas son seguros a terceros que incluyen la responsabilidad civil obligatoria, daños corporales del conductor y, en algunos casos, asistencia en carretera. Sin embargo, por lo general se dejan fuera las coberturas de robo e incendio. Si tu moto es de alto valor y no dispones de garaje es conveniente que busques una compañía que te ofrezca cobertura de robo, aunque es muy probable que el precio de la póliza se eleve de forma considerable.
  • Busca y compara coberturas extra. Dada la menor oferta y el mayor precio de las coberturas adicionales en los seguros de moto para jóvenes, es conveniente valorar los paquetes con prestaciones adicionales que ofrecen algunas aseguradoras y que incluyen garantías como la asistencia médica en caso de siniestro para el conductor y el acompañante, coberturas por invalidez, etc. Estudia con detenimiento este tipo de detalles y valora si te interesa contratarlos antes de elegir tu seguro.
  • Compara ofertas. No todos los seguros son iguales y en el caso de los jóvenes motoristas algunas compañías tienen una oferta muy limitada. Por ello, debes comparar entre todos a los productos del mercado para elegir el más completo, el que se ajuste a tus necesidades, al mejor precio posible.
¿Qué te parece? Otros usuarios ya están comentando este artículo. Deja tu opinión aquí
Ahorra 175 euros en tu seguro de moto con Kelisto
COMPARA AHORA
Logo seguros home