cómo evitar el robo de tu moto

¿Cómo evitar el robo de tu moto?

El año pasado se robaron en España más de 35.000 vehículos, una cantidad elevada que responde al trabajo de bandas organizadas y a la facilidad con la que se cometen estos delitos. Por ello, en Kelisto te damos algunos consejos para evitar el robo de tu moto.

A finales de 2019, el parque de motos en España estaba compuesto por 3,6 millones de unidades, una cifra que ha crecido cerca de un 29% en los últimos seis años, según datos de la Dirección General de Tráfico (DGT). En este contexto, cada vez son más quienes se interesan por cómo evitar el robo de la moto, un vehículo relativamente sencillo de sustraer y “bastante improbable de recuperar”, según fuentes de Grupo Detector.

Esto sucede, sobre todo, porque el principal objetivo de estos delitos es desguazar las motos para después vender sus piezas en el mercado negro, donde en ocasiones se encuentran un 40% más baratas, según señala Sonia Calzada, directora de Negocios de Segmento de Personas del Grupo Zurich en España. Si los vehículos de dos ruedas constituyen tu medio de transporte habitual, te recomendamos que leas esta guía para evitar que te roben la moto.

Cómo proteger tu moto contra robos

1. Intenta que la moto pernocte en un garaje

Dejar tu moto en un garaje hará que tus noches, sin duda, sean mucho más tranquilas y, además, reducirá el importe de tu seguro de moto. Con frecuencia, los conductores de coche con plaza de garaje comparten su espacio con motoristas, lo que abarata el precio de la misma al repartir gastos. Estudia esta opción si quieres ofrecer a tu moto la máxima seguridad.

2. Evita los lugares poco frecuentados

Aunque se tiende a pensar que la noche y los fines de semana son el momento favorito de los ladrones para apropiarse de motos ajenas, por la escasa ausencia de público, la tendencia no siempre es la misma. Siempre que se quiera evitar el robo una moto, también hay que preocuparse de las calles comerciales a plena luz del día.

De hecho, existe un momento en el que más se concentran los robos de moto: al final de la jornada, cuando la persona aparca su vehículo y no vuelve a utilizarlo hasta el día siguiente. Por ello, si tu moto no pernocta en un garaje, es recomendable que la aparques en lugares de difícil acceso. Evita aparcar en recintos públicos no vigilados ni iluminados, procura estacionar cerca de una cámara de video-vigilancia o entre una pared y un coche.

3. Procura anclar la moto siempre a un puesto fijo

La principal forma de robar una moto es cargando a peso el vehículo e introduciéndolo en un furgón. Por tanto, otro consejo útil sobre cómo proteger tu moto contra robos es que la ates con una cadena a un puesto fijo, como una farola.

4. Protege tu vehículo con sistemas antirrobo

En el mercado encontrarás multitud de sistemas que te ayudarán a evitar el robo de tu moto. Desde una cadena, con fuertes eslabones para atar tu vehículo a puestos inmóviles, hasta antirrobos de disco –con o sin alarma– que impiden el movimiento de la rueda del vehículo.

Algunos sistemas antirrobo incluyen, además, alarmas sonoras que se activan ante cualquier movimiento de la moto y que, sin duda, disuadirán al ladrón de cometer sus fechorías.

5. Incluye la cobertura de robo en tu seguro de moto

A diferencia de lo que sucede en el seguro de coche, la cobertura de robo no suele incluirse en los seguros de moto más baratos. Para cubrir este riesgo, las compañías suelen ofrecer una modalidad a terceros ampliado con este tipo de garantías. Su prima dependerá directamente del valor de la moto, su potencia y sus años de antigüedad.

Imagen de proveedor Pelayo

TERCEROS AMPLIADO

220€

Imagen de proveedor Axa

TERCEROS AMPLIADO

276€

Imagen de proveedor Fiatc

TERCEROS AMPLIADO

321€

Fecha de tarificación: 19/06/2020. Perfil de un conductor de 35 años que conduce una moto BMW R 1200 de 125 CV, con primera matriculación de 2017. Se usa para trayectos cotidianos (hasta 12.000 kilómetros al año) y duerme en garaje. El conductor ha estado asegurado por más de 10 años y mantiene un informe de siniestralidad limpio.

Te recomendamos que estudies y compares las ofertas de las aseguradoras que cuentan con la opción de contratar la cobertura de robo (en la modalidad de terceros ampliado o a todo riesgo) porque, aunque tengas que hacer frente a un importe más elevado, evitarás disgustos.

6. Identifica las piezas del vehículo con el número de bastidor

Uno de los principales destinos de las motos robadas es el desguace y la venta posterior de sus piezas en fragmentos sueltos por Internet o en el mercado negro.  Esto ocurre, principalmente, porque “en estas operaciones ilegales se ofrecen recambios a un precio un 30% o un 40% más baratos que los del producto original”, según Calzada.

Para evitar el robo de tu moto, existen determinados geles que se aplican con una plantilla y que permiten imprimir el número de bastidor  –lo que se puede considerar el DNI de la moto– sobre las distintas piezas del vehículo. Este identificador permanece por encima de la pintura o la chapa y sólo es visible  mediante luz ultravioleta. El ladrón, por tanto, tendrá que lijar la pieza si quiere venderla en el mercado –lo que disminuirá su valor– y el comprador podrá identificar si el recambio que está instalando en su moto es robado o no.

Además, con las piezas correctamente identificadas, será más fácil respaldar tu denuncia en caso de que sufras un delito de estas características o reclamarlas si han sido localizadas.

7. Conoce el `modus operandi´ de las bandas

Saber cómo actúan los ladrones de motos es esencial si para evitar que te roben la moto. Las bandas suelen estar compuestas por cuatro o cinco personas y, cada una de ellas, se encarga de una fase del delito.

Primero, se roba la moto cargándola en una furgoneta (por eso, es importante que esta se encuentre atada un punto fijo) y, posteriormente, se deja “enfriar” en un lugar concurrido, por si hubiera algún sistema de localización activo y alguien intensase encontrarla a través del mismo.

Pasados dos o tres días, acude una persona diferente para transportarla hasta el taller y comenzar el despiece, con el fin de empaquetar todas las piezas. Aunque en una sola jornada son capaces de hacerse con cuatro o cinco motos, según datos del Grupo Zurich, estos ladrones suelen ser profesionales pero no tan organizados y especializados como sucede con el robo de vehículos.

8. No guardes los documentos de la moto en el maletero

Procura no dejar la documentación oficial en el interior del vehículo. Si te roban la moto, tendrás que facilitar, precisamente, esta información.

9. Denuncia rápidamente el suceso

En el caso de que no hayas podido evitar el robo de la moto, acude cuanto antes a las fuerzas y cuerpos de seguridad para denunciar el hecho. Cualquier dato que puedas aportar sobre las características y situación del vehículo será de gran ayuda para la policía, aunque localizar una moto robada no es nada fácil.

10. Utiliza Internet para localizar tu moto

Existen portales web que ayudan a localizar motos robadas: te permiten publicar los datos del vehículo por si otros usuarios la localizan o se encuentran con ella.  Además, los responsables de estos portales difunden a través de sus medios el delito para evitar el robo de tu moto.

Noticias relacionadas

Descubre más noticias de
Seguros
Te contamos la última hora
Consejos y Análisis

Comentarios