¿Cómo ahorrar en tu seguro de moto?

Para ahorrar en el seguro de moto, es importante tener en cuenta aspectos como el historial del conductor, la potencia del vehículo o el lugar donde se guarda.

Aunque el precio de un seguro de moto es más económico que el que tendrá una prima anual para proteger un coche, sigue siendo un gasto anual a tener en cuenta dentro de las facturas del hogar. A este coste hay que sumarle otros aspectos, como los gastos del repostaje y el mantenimiento del vehículo. Por ello, ahorrar en tu seguro de moto puede convertirse en algo esencial para que tu presupuesto no se dispare, pero debes saber cómo hacerlo sin sacrificar coberturas en tu póliza.

Si tienes una motocicleta y quieres protegerla sin que esto te conlleve un gasto desmesurado, en Kelisto te damos algunas pistas sobre cómo elegir entre los seguros de moto más baratos.

¿Cuándo debes contratar para ahorrar en tu seguro de moto?

En el caso de los seguros de moto, el cuándo es importante. Durante los meses fríos y lluviosos (es decir, durante el invierno y el otoño), el número de este tipo de vehículos en carreteras se reduce. Este período es el ideal para contratar la póliza, ya que las compañías aprovechan la caída de la demanda para lanzar sus promociones.

¿Qué tipo de seguro quieres?

Otro aspecto a tener en cuenta para ahorrar en tu seguro de moto es elegir la modalidad que quieres. Entre las pólizas para este vehículo que podrás encontrar en Kelisto hay tres modalidades distintas:

– Seguros a terceros básicos: con este seguro tendrás la responsabilidad civil a terceros, obligatoria para poder circular. Además, estas pólizas suelen incluir otras coberturas como la defensa jurídica e, incluso, la asistencia en viaje (aunque esta prestación no es característica de esta modalidad).

– Seguros a terceros ampliado: a la responsabilidad civil del seguro a terceros se añaden otras coberturas adicionales, como los daños por robo e incendio y los accidentes que pueda sufrir el conductor. Además, algunas aseguradoras también incluyen un vehículo de sustitución en caso de que tu moto tenga que estar inmovilizada.

– Seguros a todo riesgo: son los más completos del mercado. A todo lo que ofrece un seguro a terceros ampliado se suman los daños propios de tu vehículo, es decir, que tu compañía responderá para reparar tu moto en los casos en los que hayas sido el culpable del siniestro.

Si acabas de comprarte la moto, puede que te plantees contratar un seguro a todo riesgo que proteja la inversión que acabas de realizar. El problema es que esta modalidad es la más cara, pero hay una forma de rebajar la prima: la franquicia.

La franquicia de tu seguro de moto te permitirá pagar una prima más barata a cambio de comprometerte a hacerte cargo de una parte de los gastos. Esta cantidad estará fijada en la franquicia de tu seguro. Por ejemplo, si tienes una franquicia de 200 euros y has sufrido un siniestro por un valor de 600 euros, tendrás que desembolsar la cantidad de la franquicia, mientras que de los otros 400 euros se hará cargo la aseguradora.

Contrata solo las coberturas que necesitas

En cuestión de seguros, a veces lo más barato sale caro, así que conviene valorar qué tipo de protección necesita tu vehículo. Contar con una cobertura completa puede ser útil, pero posiblemente no necesites todas las garantías existentes en el mercado. Estudia bien qué es lo que buscas y no te cargues con extras que solo aumentarán el precio. 

¿Pago único o fraccionado?

Las aseguradoras suelen ofrecer varias formas de desembolsar el dinero de la prima. Por lo general, el pago único es más barato, pero puede variar de unas compañías a otras.

Antes de contratar el pago fraccionado, calcula en cuánto se aumentará la prima debido a los intereses que esto conlleva. Es posible que te convenga hacer un pago único, aunque si no puedes hacer frente a ese desembolso en una sola vez, el fraccionamiento del pago es una buena solución.

No cometer infracciones te ayudará a ahorrar en tu seguro de moto

No cometer infracciones no solo te ahorrará el dinero de las multas, también puede ayudarte con el seguro de la moto. Los conductores que acumulan varios siniestros suelen encontrar primas más altas, ya que las compañías calculan sus precios en función del riesgo que asumen. Si, por el contrario, mantienes un historial de siniestralidad limpio, algunas compañías te recompensarán con una bonificación.

No mientas en tu póliza para ahorrar en tu seguro de moto

Otras particularidades del conductor, como la antigüedad del carnet y la edad, también influyen directamente en el precio del seguro. Aunque, en estos casos, no puedes hacer nada para cambiar la situación, no debes verte tentado a falsear los datos del contrato o incluir a otra persona de mayor edad como tomador para no pagar más, ya que en caso de siniestro la aseguradora no cubrirá los daños e, incluso, podrían expulsarnos del seguro.

Cuidado con la renovación del seguro

Si ya cuentas con una póliza, ten siempre presente la fecha de renovación para poder valorar con tiempo si quieres seguir en la misma compañía. Si vas a cambiar, vigila los plazos y notifica con un mínimo de un mes la cancelación.

Noticias relacionadas

Descubre más noticias de
Seguros
Te contamos la última hora
Consejos y Análisis

Comentarios