Los mejores seguros de vida para autónomos

Capture

Tu opinión nos importa:

Puntúa y deja tu comentario.
Ahorra hasta un 40% en tu seguro de vida
COMPARA AHORA

Los trabajadores autónomos tienen que protegerse de forma distinta que los trabajadores por cuenta ajena, ya que detener su actividad profesional por cualquier causa supone detener también sus ingresos.

En España hay más de tres millones de trabajadores autónomos o por cuenta propia, según la última Encuesta de Población Activa (EPA), y no cuentan con el mismo nivel de protección que los empleados por cuenta ajena. Si eres uno de ellos, en Kelisto te ayudamos a escoger el seguro de vida que más te conviene, y te contamos qué debe incluir y qué compañías ofrecen los mejores productos.

¿Qué debe incluir un seguro de vida para un trabajador autónomo?

Aunque la protección pública de los trabajadores autónomos ha mejorado en la última década, sus condiciones aún están lejos de las de un asalariado. Por eso, la gran mayoría recurre a seguros privados pensados específicamente para ellos.

En caso de incapacidad permanente, un trabajador autónomo cobra, de media, 285,60 euros menos que un empleado por cuenta ajena, según los datos de la Federación de Organizaciones Profesionales Autónomos y Emprendedores (OPA). Por eso, es imprescindible incluir invalidez absoluta y permanente por cualquier causa en el seguro. Además, si así se desea, el capital asegurado se puede doblar en caso de accidente y triplicar en caso de accidente de tráfico.

Es conveniente completar la cobertura con invalidez temporal, subsidio o indemnización por baja laboral, de modo que se puedan compensar los ingresos que se dejan de obtener en caso de no poder ejercer su profesión o trabajo habitual a causa de una enfermedad, una operación o un accidente.

Para elegir el importe del subsidio, hay establecidos unos mínimos y máximos para las distintas profesiones, aunque esta cantidad también puede variar si se aplica o no franquicia -a partir de la cual se cobra la prestación-, y en función del periodo de tiempo, que en la mayoría de los casos es de un año. 

Modalidades de contratación

El seguro para autónomos admite dos modalidades de contratación, según se tenga en cuenta la causa de la baja o su duración.

En el primer caso, el pago se recibe de manera inmediata, una vez que se acredite la baja médica y el motivo de la misma. En el segundo caso, se recibirá subsidio por el total de los días que no se ha podido trabajar. En este caso, la compañía realiza un seguimiento periódico total de la situación del autónomo. Esta modalidad se puede ampliar en casos de hospitalización, de modo que a la cantidad diaria que se recibe por estar de baja se añadiría otra, de menor o igual cuantía, por el tiempo de permanencia en el hospital.

¿Qué compañías ofrecen los mejores productos para este colectivo?

Como es lógico, un autónomo puede contratar un seguro de vida con cualquier compañía, pero si lo hace con una Mutua de Previsión Social (entidades aseguradoras, de carácter voluntario y complementario al sistema de Seguridad Social obligatoria), podrá desgravarse hasta el 100% de la prima pagada, aunque esto dependerá, entre otros factores, de la base liquidable del autónomo y de la Comunidad Autónoma de residencia.

Ejemplos de primas de seguro de vida sin subsidio

A continuación podemos ver las diferentes primas que aplican distintas compañías de seguros en un seguro de vida sin subsidio para un varón, de profesión veterinario, nacido el 06/03/1973 que haya asegurado 100.000 euros en caso de fallecimiento e invalidez.

 

SEGURO DE VIDA

PRIMA ANUAL

OBSERVACIONES

ASISA

176,78 €

Sin prestaciones adicionales.

ANTARES

189,70 €

Incluye gastos de sepelio.

ZURICH

192,01 €

Incluye adelanto por enfermedades graves, orientación médica telefónica y orientación legal, gestión sucesiones y 2ª opinión médica.

MURIMAR

195,23 €

Sin prestaciones adicionales.

GENERALI

197,14 €

Sin prestaciones adicionales.

FIDELIDADE

211,78 €

Sin prestaciones adicionales.

PREBAL

215,58 €

Desgravación de hasta el 51% de la prima pagada (Ley IRPF35/2006) al contratar con una Mutua de Previsión Social.

ASEQ

220,46 €

Desgravación de hasta el 51% de la prima pagada (Ley IRPF35/2006) al contratar con una Mutua de Previsión Social.

AXA

224,15 €

Incluye adelanto para gastos de sepelio, segunda opinión médica por enfermedad grave y orientación médica.

PREVISORA GENERAL

231,13 €

Desgravación de hasta el 51% de la prima pagada (Ley IRPF35/2006) al contratar con una Mutua de Previsión Social.

OCASO

231,26 €

Incluye asesoramiento y gestión en sucesiones.

AEGON

237,50 €

Incluye gastos de sepelio, tramites impuesto de sucesiones y donaciones, orientación legal y psicológica.

CASER

238,74 €

Sin prestaciones adicionales.

FIATC

251,40 €

Sin prestaciones adicionales.

PLUS ULTRA

284,31 €

Sin prestaciones adicionales.

Fuente: tarificaciones realizadas el 25/08/14 en kelisto, ocaso y previsora general.

En algunos casos resulta más económico contratar con una Mutua, como Prebal o Previsora General, pero en otros puede ser más ventajoso hacerlo con una seguradora de otro tipo.

Ejemplos de primas de seguro de vida con subsidio

Puesto que las compañías prefieren separar el seguro de vida del seguro de subsidio, en esta modalidad hay menos opciones, pero a nuestro juicio incluir ambas en un mismo producto es la opción más recomendable para un autónomo. De nuevo hemos tomado como ejemplo a un varón de 41 años, veterinario, que ha asegurado un capital de 100.000 euros en caso de fallecimiento e invalidez.

SEGURO DE VIDA CON SUBSIDIO

PRIMA ANUAL

OBSERVACIONES

PREBAL

927,81 €

Incluido subsidio desde el día 1 de baja por enfermedad y accidente de 50€ día con un máximo de 365 días.

851,19 €

Incluido subsidio desde el día 3 de baja por enfermedad y accidente de 50€ día con un máximo de 365 días.

599,03 €

Incluido subsidio desde el día 15 de baja por enfermedad y accidente de 50€ día con un máximo de 365 días.

Fuentes: Tarificaciones realizadas el 25/08/14 PREBAL.

Hay que tener en cuenta que los autónomos que coticen en régimen de estimación directa pueden deducir como gasto las primas de seguros de enfermedad.

Nuestro análisis

Dadas las condiciones del sistema público de previsión social, un trabajador autónomo saldrá ganando si contrata un seguro de vida que incluya subsidio o, en su defecto, un seguro específico que incluya enfermedad o accidente, por el ahorro fiscal que ello conlleva. Por ello, por lo general resultan más atractivas las ofertas de las mutuas de previsión social.

En cualquier caso, hay que tener siempre en cuenta antes de contratarlo la base liquidable, la Comunidad Autónoma de residencia y el tipo de cotización, en caso de incluir subsidio por enfermedad o accidente.

¿Qué te parece? Otros usuarios ya están comentando este artículo. Deja tu opinión aquí
Ahorra hasta un 40% en tu seguro de vida con Kelisto
COMPARA AHORA
Seguros salud