Depósitos a plazo fijo de Cajamar

Tu opinión nos importa:

Puntúa y deja tu comentario.

Con los depósitos, los clientes se aseguran de resguardar su capital sacándole el mayor provecho posible a la misma vez. Por ello las entidades financieras ofrecen varias modalidades para que el cliente elija la que mejor se adapte a sus necesidades. Quienes buscan opciones para rentabilizar su dinero pueden optar por los depósitos a plazo fijo de Cajamar.

Cajamar ofrece diferentes productos de ahorro con variadas combinaciones de plazos, de liquidez y de modalidad de intereses, siempre garantizando la seguridad del capital, para que los clientes puedan seleccionar la opción que se adecue a sus requerimientos y objetivos.

Tipos de depósitos a plazo fijo de Cajamar

Esta entidad bancaria pone a disposición de los clientes tres modalidades de depósitos. La primera de ellas es FlexiDepósito, un producto multiopcional que se caracteriza precisamente por su flexibilidad. Ofrece rentabilidad garantizada fija y recuperación del 100% del capital al vencimiento.

Al contratar este tipo de depósitos a plazo fijo de Cajamar el cliente puede elegir la periodicidad tanto del abono de los intereses como de los plazos de duración, los cuales pueden ser mensuales, trimestrales, semestrales y anuales. Por otro lado puede establecerse que sean renovables a su vencimiento o que no lo sean.

El importe mínimo para la inversión son 600 euros y se permite la cancelación anticipada, bien sea total o parcial. Sin embargo, aplican algunas condiciones. Esta cancelación está sujeta a penalizaciones. Por ello, en caso de que el cliente requiera su dinero antes de la fecha de vencimiento del plazo, se penalizará con un 2% sobre el capital, el cual se aplicará sobre el período más ventajoso para el cliente.

El siguiente tipo de depósitos de Cajamar es AlfaDepósito, un producto que se puede fijar de forma libre y con toda flexibilidad desde la apertura del producto. Con este depósito la rentabilidad está garantizada y el cliente puede recuperar su capital al 100% al vencimiento.

Al contratar el Depósito AlfaDepósito el cliente recibe el abono de sus intereses al vencimiento del plazo. La inversión debe ser de 600 euros como mínimo y admite cancelación anticipada. Sin embargo, el cliente debe tener en cuenta que si cancela el depósito antes del plazo deberá pagar un penalización del 2% sobre el capital.

El tercer tipo de depósito es el Depósito Nómina/Pensión. Se trata de un depósito a plazo fijo que ofrece plena liquidez y una rentabilidad preferente en caso de que el cliente tenga la pensión, nómina, recibo de autónomo, desempleo o recibo de la Mutualidad de Previsión Social domiciliados.

Este depósito puede contratarse a 6, 12, 18 o 24 meses y el cliente puede elegir el plazo para el abono de intereses: mensual, trimestral, semestral, anual o a vencimiento. En este caso, la cantidad mínima para la contratación es de 3000 euros y admite cancelación anticipada. No obstante, es importante que el cliente sepa que aunque dispone de la opción de cancelar el depósito, si lo hace tendrá que pagar una penalización del 0,50% nominal anual sobre el importe cancelado.