MENU

Tres montones de monedas se sitúan a la izquierda de una casa de madera

Cómo invertir tu dinero

Ahorra hasta 250 euros en tu cuenta corriente

  • El riesgo que puedes asumir, el plazo que puedes permitirte o los objetivos que quieres cumplir son algunas de las cosas que deberás plantearte a la hora de pensar en cómo invertir tu dinero. En Kelisto hemos recopilado las claves esenciales para que puedas sacar el máximo partido a tus ahorros.

Si tienes unos pequeños ahorros y te has empezado a plantear cómo invertir tu dinero para sacarle algo de partido, es importante que tengas en mente una cosa: lo mínimo que debes pedir a cualquier producto de ahorro o de inversión es que te permita que tu dinero crezca al ritmo que avance la inflación. Es decir, tus ahorros deberían aumentar a la misma velocidad que sube el coste de la vida para que, de esa forma,  no pierdas poder adquisitivo.

A partir de ahí, las opciones son casi infinitas y, para dar con la que mejor se adapta a tus necesidades, es fundamental que te hagas varias preguntas. En Kelisto te contamos cuáles son las más importantes y te explicamos qué opciones tendrías si quieres invertir dinero sin riesgo.

Cinco preguntas básicas sobre cómo invertir tu dinero

1. ¿Con qué objetivo quiero invertir mi dinero?

A la hora de plantearte cómo invertir tu dinero, es esencial que pienses en cuáles son tus necesidades, es decir, con qué objetivo inviertes. ¿Te preocupa tener un fondo de emergencia para afrontar una situación de desempleo o gastos imprevistos? ¿O quieres ahorrar para gastos importantes, como la compra de un coche, pagar la entrada de una casa o montar un negocio? Otra opción sería que quisieras complementar lo que ganas cada mes con unas rentas regulares o que, incluso, pensando en el largo plazo, ya estuvieras empezando a plantearte cómo ahorrar de cara a tu jubilación.

2. ¿Qué plazo tengo para obtener cierta rentabilidad por mis ahorros?

Definir el plazo para el que te planteas tus objetivos es una cuestión crucial a la hora de pensar en cómo invertir tu dinero. En el mercado existen productos de inversión que te permitirán revalorizar tu dinero en días (incluso en horas), en meses o en años. Por tanto, saber cuál es tu punto de partida y cuánto tiempo necesitas para llegar a tu meta es una cuestión que siempre debes analizar.

Además, es importante que sepas durante cuánto tiempo puedes prescindir de tu dinero, ya que no todos los productos son igual de “líquidos”. La liquidez determina la facilidad con la que un producto de inversión puede convertirse, de nuevo, en dinero contante y sonante. En el mercado podrás encontrar productos con total liquidez (como las cuentas remuneradas), productos con una liquidez limitada (que solo te permiten recuperar el dinero llegado un determinado momento o bajo el pago de una penalización) y otros con escasa liquidez, o bien porque dispongan de plazos cerrados o bien porque, de recuperarse anticipadamente, te harían perder dinero.

3. ¿Qué riesgo puedo asumir?

El riesgo es un factor esencial a la hora de invertir. Por tanto, debes analizar cuál es el “peligro” que pueden correr tus ahorros, o si puedes permitirte que una parte de tus inversiones sean más arriesgadas, mientras que  mantienes el resto en productos más conservadores. Seas como seas, la clave para acertar siempre está en la diversificación, es decir, en no poner todos los huevos en la misma cesta, de forma que puedas minimizar los riesgos que corre tu dinero.

 4. ¿Cómo tributan los productos en los que quiero invertir?

Analizar qué impuestos habrá que pagar por lo que ganes con tus inversiones es casi tan importante como elegir el producto adecuado o diversificar. Recuerda que los impuestos que te reclamará Hacienda por ganar dinero con una cuenta remunerada no son los mismos que los que tendrías que abonar si destinas tus ahorros a fondos de inversión o a comprar inmuebles. Además, no olvides que, dependiendo del producto que elijas, los tributos podrían tener que pagarse en un momento o en otro, algo que podrías utilizar en tu favor si diseñas una buena estrategia de inversión.

 5. ¿Qué peligros me pueden acechar cuando decida cómo invertir mi dinero?

Cuando empieces a pensar en cómo invertir tu dinero, ten en mente dos cosas: nadie ofrece duros a pesetas y nunca deberías tomar decisiones de forma inmediata. Por un lado, recuerda que la rentabilidad siempre está ligada al riesgo así que, si alguien te ofrece un producto con el que puedes ganar mucho dinero, este también estará sujeto a un peligro que no todo el mundo puede asumir. Por otro, es esencial que el banco o la firma de inversión con la que vayas a trabajar te facilite una documentación lo más completa posible sobre el producto que te interesa, y que leas detenidamente su letra pequeña para conocer todas sus ventajas, desventajas y requisitos.

Dónde invertir dinero sin riesgo

Si lo que buscas es invertir dinero sin riesgo, las opciones que tendrás en el mercado son limitadas, pero existen. Las que ofrecen una mayor seguridad son las cuentas de ahorro y los depósitos a plazo fijo. ¿El motivo? Por un lado, te permiten saber de antemano cuánto vas a ganar y, por otro, cuenta con la protección del Fondo de Garantía de Depósitos:

  • Cuando contratas una cuenta de ahorro un depósito a plazo fijo, el banco debe contarte qué interés vas a recibir cuando recuperes tus ahorros. Ese interés nunca va a cambiar, aunque con los depósitos a plazo fijo debes tener cuidado: si decides  recuperar tus ahorros antes de tiempo, es posible que tu entidad te penalice y que, por este motivo, solo recuperes tu inversión, pero no recibas intereses.
  • El Fondo de Garantía de Depósitos es un mecanismo que permite que, en caso de quiebra de una entidad, puedas recuperar tu dinero, aunque con límites: nunca recibirás más de 100.000 euros por entidad y titular. Por ejemplo, si tuvieras 120.000 euros en una cuenta de ahorro en un banco y este quebrara, tendrías la seguridad de que recibirías 100.000 euros, pero te arriesgas a perder los 20.000 restantes. Por ello, siempre que inviertas en uno de estos productos, lo más recomendable es que no deposites más de 100.000 euros en cada banco, de forma que puedas estar totalmente protegido.

Si quieres invertir tus ahorros en alguno de los productos sin riesgo de los que te hemos hablado en este artículo, te recomendamos que visites nuestros comparadores de cuentas remuneradas y de depósitos a plazo fijo.

Otros artículos que también te pueden interesar:

Tu opinión nos importa

Puntúa y deja tu comentario

Ahorra hasta 250 euros en tu cuenta corriente