Consejos acerca de la ampliación de hipoteca

Shutterstock 200541344

Tu opinión nos importa:

Puntúa y deja tu comentario.
¿Necesitas una hipoteca?

Te ayudamos a conseguirla de forma inmediata

En estos últimos años de crisis muchas personas decidieron solicitar una ampliación de hipoteca, ya que el pago de la hipoteca es un pago fijo al mes, necesitan dinero de forma rápida y sus ingresos económicos se estaban viendo mermados. A continuación respondemos algunas preguntas acerca de esta práctica tan común estos años.

¿Qué es la ampliación de hipoteca?

La ampliación de hipoteca conocido técnicamente como novación, consiste en modificar las condiciones negociadas cuando se firmó el contrato hipotecario original. Habitualmente se lleva a cabo para incrementar la cantidad que dinero que se solicitó en un principio o bien para prolongar el plazo temporal de amortización.

¿Quién puede solicitar una ampliación de hipoteca?

En principio, cualquier persona que tenga suscrita una hipoteca con una entidad financiera puede solicitar su ampliación de hipoteca. Las entidades financieras las negocian directamente con sus clientes y dependiendo de su perfil crediticio y de las condiciones que le tengan que aplicar, se la otorgarán o no.

Normalmente las entidades las conceden aunque ponen más condiciones y trabas que tiempo atrás.

¿Cómo hacer una ampliación de hipoteca?

Existen varias maneras de llevar a cabo la ampliación de hipoteca pero entre ellas destacan tres formas más frecuentes son: en el plazo, en el importe y en ambos.

  • Ampliación del plazo: disminución de las cuotas mensuales pero soportando la deuda durante más tiempo y, consecuentemente, teniendo más intereses que pagar. Se suele pedir cuando descienden los ingresos familiares y no se pueden liquidar los pagos mensuales.
  • Ampliación del importe: implica obtener más dinero para sufragar nuevos pagos, adquirir otra vivienda, realizar unas obras o refinanciar la deuda. Se suele solicitar para obtener mayor liquidez.
  • Ampliación de ambos: cuando la situación no permite ni liquidar los pagos ni ampliar el plazo de amortización ya que la capacidad de hacer frente a los pagos ha descendido.

Cada solicitante tendrá que escoger una de ellas teniendo en cuenta las necesidades en la que se encuentra y las posibilidades que tiene de hacer frente a ellas.

Usuario calcula en Kelisto los gastos de la ampliación de su hipoteca

¿Qué requisitos se deben cumplir para ampliar una hipoteca?

Cuando se pide una ampliación de hipoteca, la entidad financiera estudiará la situación económica del solicitante. Las cuestiones más relevantes que les interesa conocer es:

  • Saber si está al corriente de sus pagos, si su nivel de endeudamiento es el correcto
  • Cuál es su situación laboral
  • Si se dispone de algún aval, persona o bien que respondería por los pagos si el titular no pudiera hacerles frente.

En el caso de cumplir con los requisitos y solicitar una ampliación de hipoteca, es probable que la entidad financiera pregunte a qué se destinará el dinero.

Si lo que solicita es una ampliación del plazo, la entidad pondrá especial control en que el plazo de la hipoteca original no supere los 40 años y que no haya otras cargas.

Se debe tener en cuenta que a la hora de realizar una ampliación de hipoteca la entidad financiera cambiará el diferencial que aplica al préstamo original.

¿Qué gastos supone una ampliación de hipoteca?

Hacer una novación implica unos gastos que debemos tener en cuenta, estos dependerán del tipo de modificaciones que se tengan que realizar en el contrato hipotecario del solicitante.

Destacamos que la ampliación de hipoteca suele ser más barata que la subrogación, igualmente todo eso dependerá de las condiciones y necesidades del solicitante.

Aquí presentamos los principales costes que supone una ampliación de hipoteca:

  • Comisión por novación: Gastos administrativos y de gestión.  Puede llegar a ser de hasta el 1% del importe pendiente de amortizar.
  • Gastos de tramitación: Están divididos en varios apartados:
    • Gastos de la gestoría: No suele superar los 150 euros.
    • Gastos de tasación: No siempre es un gasto fijo a la hora de realizar la ampliación pero cuando existe no supera los 300 euros.
    • Gastos de notario: Habitualmente oscila entre un 0,2% y un 0,5% del capital que le queda por pagar al solicitante.
    • Gastos del Registro de la Propiedad: Suele ser la mitad de los gastos de notaria.
  • Pago del Impuesto sobre Actos Jurídicos Documentados (IAJD): Solo se abona  cuando la ampliación de hipoteca incluya un aumento del capital. Suele ser de un 0,5% del importe que se está aumentando, aunque puede variar dependiendo de la Comunidad Autónoma.

¿Es una buena opción la ampliación de hipoteca?

Normalmente los bancos y cajas aprovechan la ampliación de hipoteca para aumentar el diferencial, lo cual no es nada positivo para el cliente ya que además de alargar su hipoteca tiene que pagar mucho más y apenas reduce su cuota mensual.

Es aconsejable negociar con la entidad bancaria de otra forma antes de realizar la ampliación de hipoteca, o bien otra opción puede ser subrogar la hipoteca con otro banco pero este caso solo interesa si el tipo de interés que ofrece el otro banco es al menos un 0,25% inferior al de tu entidad.

Palabras clave: Guía hipotecas
¿Necesitas una hipoteca?

Te ayudamos a conseguirla de forma inmediata

Kelisto te ayuda
¿Buscas una hipoteca?
Un experto te ayudará a encontrar la hipoteca idónea para tí