MENU

Conducir Con Lluvia

Consejos para conducir con lluvia

Ahorra un 80% en tu seguro de coche

  • Hay veces en las que el mal tiempo llega en el momento menos oportuno. Si no te queda otro remedio que coger el coche mientras está lloviendo, sigue estos consejos de Kelisto para mantener siempre la máxima seguridad en carretera.

La lluvia puede hacer su aparición en cualquier momento, aunque lo más habitual es que se presente de forma reiterada durante los meses de otoño o primavera. Si tienes que coger el coche cuando el tiempo no acompaña, en Kelisto te ofrecemos estos ocho consejos para conducir con lluvia que te permitirán ir tranquilo y seguro en tu viaje.

Antes de ver estas recomendaciones, es importante que sepas si tu seguro de coche incluye cobertura de asistencia en carretera. Para ello, puedes usar un comparador de seguros de coche como el de Kelisto, en el que no solo encontrarás las ofertas más baratas, sino que también podrás comprobar qué coberturas incluye cada una.

Una vez que has verificado que tu seguro de coche tiene una asistencia en carretera que te prestará servicio si tienes algún problema durante tu viaje, es momento de repasar los consejos de Kelisto para conducir en días de lluvia.

Consulta el estado de las carreteras

Lo primero que debes hacer es asegurarte de que la ruta que vas a seguir se encuentra en condiciones favorables para la conducción. Antes de conducir con lluvia visita la página web de la DGT o cualquier otra aplicación oficial para comprobar que no ha habido desprendimientos de tierra o cualquier otro problema en las carreteras por las que vas a tener que circular.

Revisa tus neumáticos

Algo esencial es realizar una puesta a punto de tu vehículo antes de conducir en viajes, sobre todo si son trayectos largos. Si en el momento en que tienes que emprender tu camino va a estar lloviendo, asegúrate de que tus ruedas tienen el grosor adecuado, que normalmente ronda los 1,6 mm. La presión también es muy importante, aunque esta dependerá de lo recomendado por cada fabricante. Aun así, lo ideal es mantenerla en unos 2,5 bares.

¡Cuidado con el aquaplaning!

Cuando la carretera está muy mojada a consecuencia de la lluvia, es posible que nuestro vehículo haga lo que se conoce como aquaplaning:, lo que puede descontrolar nuestra conducción. Si conduces en días de lluvia asegúrate de no realizar movimientos bruscos y de no ir demasiado deprisa para evitar el aquaplaning.

Mantén una distancia de seguridad adecuada

Siguiendo con las recomendaciones a la hora de conducir con lluvia, otra de las cosas que debes hacer es mantener una distancia de seguridad con el coche de delante mayor que la que mantendrías en un día despejado. Esto se debe a que, con el asfalto mojado, tu vehículo tardará más en frenar, ya que puede perder un poco de tracción. Por lo tanto, es mejor anticiparse a este problema y no pegarse demasiado a la trasera del vehículo que tienes delante.

Reduce la velocidad si es necesario

No tengas prisa por llegar a tu destino: conduce a una velocidad adaptada al estado de la carretera, aunque esto signifique que tengas que ir a una velocidad por debajo del límite establecido. Eso sí, ten cuidado de no ir demasiado lento, ya que esto también podría contribuir a provocar un accidente.

Lleva las luces encendidas

En los días nublados la visibilidad se reducirá mucho más, ya que habrá menos luz natural. Es importante que lleves las luces de cruce encendidas, no solo para que puedas ver mucho mejor, sino también para que te vean a ti. Esto es especialmente recomendable para coches con colores blancos o grisáceos, ya que pueden confundirse más fácilmente con los tonos del cielo cubierto y la carretera.

Lleva una conducción suave

Otra de las cosas a la que prestar atención a la hora de conducir en días lluviosos es que no debes mantener una conducción brusca: evita los frenazos innecesarios o los virajes violentos. Con el riesgo de aquaplaning, esto puede hacer que pierdas el control de tu coche.

Limpiaparabrisas a punto

Quizá, uno de los puntos más importantes. Asegúrate de que las escobillas de tu limpiaparabrisas están en perfecto estado ya que, de lo contrario, podría acumularse suciedad o barro en la luna de tu coche, sobre todo si la lluvia es escasa y se levanta más polvo de la carretera.

Otros artículos que pueden interesarte

Tu opinión nos importa

Puntúa y deja tu comentario

Ahorra un 80% en tu seguro de coche