viajar niños seguridad

¿Cómo viajar de forma segura en coche con menores?

Ahorra un 80% en tu seguro de coche

  • Te ofrecemos las claves para que los niños viajen en coche este verano en las mejores condiciones de seguridad

Este verano, se estima que se efectuarán 89 millones de desplazamientos en coche según la DGT, que calcula que los españoles realizarán una media de 500 kilómetros por carretera hasta llegar a sus destinos.

Respetar las leyes de seguridad establecidas y contar con un buen seguro de coche en caso de accidentes son algunas de las medidas fundamentales que deben tomar quienes para quienes cojan el coche en estas fechas, que exigen un mayor cuidado al volante, especialmente cuando hay niños a bordo. Por ello, la startup Help Flash ha elaborado una lista con los mejores consejos para garantizar la seguridad en los viajes en coche con menores de edad.

Asegúrate de que los menores están sujetos correctamente

La legislación obliga a usar sistemas de retención infantil adecuados al peso y altura, lo cual reduce en un 75% las muertes y en un 90% las lesiones en caso de sufrir un accidente. Hasta los 135 centímetros de altura deben usar sistemas de sujeción que cumplan con la homologación europea.

Menores de 15 meses, a contramarcha

Los bebés de entre 0 y 15 meses deben viajar en sentido contrario a la marcha, lo cual reduce cinco veces la fuerza de cualquier impacto. Esta medida también es recomendable para los niños que miden menos de 104 centímetros de altura y los que pesen menos de 18 kilos con el fin de evitar lesiones cervicales, en caso de choque frontal.

Adapta el sistema de retención a cada niño

Como ya se ha señalado, los niños que midan menos de 135 centímetros deberán usar un sistema de retención homologado y adecuado a su tamaño, dentro de los grupos que establece la legislación: los del grupo 1 (de 9 a 18 kilos y entre 1 y 4 años aproximadamente) requieren sillas con cinturones propios de cinco puntos de anclaje, los del grupo 2 (de 15 a 25 kilos) deben utilizar una silla e ir sujetos con el propio cinturón del vehículo y los del grupo 3 (de 22 a 36 kilos) que no aún hayan alcanzado los 150 centímetros de altura será necesario usar un elevador con respecto al respaldo para asegurar una mejor sujeción de los hombros y que el cinturón de seguridad actúe correctamente en caso de impacto lateral.

Comprueba la temperatura del interior del vehículo

La exposición del vehículo sin ventilar a altas temperaturas aumenta el calor en el interior hasta extremos que pueden provocar golpes de calor y mareos en los más pequeños. Según un estudio realizado el pasado año por la Fundación Mapfre y la Asociación Española de Pediatría, en dos horas y media sin ventilación, la temperatura dentro del coche llega a ser un 88% mayor que en el exterior. Ventilar el coche, intentar que el sol no dé sobre las superficies que ocupará el niño y usar el aire acondicionado son algunas de las cosas que podemos hacer para evitar problemas de calor.

Ropa cómoda y ligera

Los menores deben llevar ropa cómoda que permita libertad de movimientos. La ropa de mayor grosor hace que el arnés se apriete más sin sujetar mejor al menor, por lo que en caso de accidente aumenta el riesgo de que este salga despedido del vehículo.

Evita objetos sueltos durante el trayecto

Algunos juguetes o aparatos de tecnología que pueden parecer útiles para entretener a los niños y facilitar su comodidad durante el viaje, pueden ser causa de lesiones para los menores u otros pasajeros en caso de frenazo. Por eso, se recomienda que los niños lleven consigo juguetes blandos que eviten cualquier golpe en caso de que se produzca algún movimiento brusco al volante. Si llevamos aparatos tecnológicos como los aparatos tecnológicos, como DVD portátiles, hay que asegurarse de que vayan sujetos adecuadamente.

Tu opinión nos importa

Puntúa y deja tu comentario

Ahorra un 80% en tu seguro de coche