Seguro a terceros: ¿qué debe cubrir un seguro de coche básico?

Ahorra un 80% en tu Seguro de Coche

Imagen de banner
Si estás pensando en hacerte con una póliza para tu coche, los seguros a terceros son los más baratos, pero también los más básicos. Aun así, tienen unas coberturas más que suficientes para proteger al vehículo y a su conductor.

En el mercado asegurador puedes encontrar hasta tres tipos de pólizas distintas: los seguros a terceros (los más básicos), los seguros a terceros ampliados (con cobertura de daños en las lunas, por robo y por incendio) y los seguros a todo riesgo (los que incluyen los daños propios del vehículo). Elegir la modalidad que más te convenga dependerá de varios factores, entre los que se encuentran las características del coche que quieres asegurar, como su antigüedad, y el uso que haces de él. Sin embargo, debes saber que la contratación de una póliza es obligatoria, por lo que tu coche debe contar con, al menos, un seguro a terceros.

¿Cómo elegir el seguro más conveniente?

A la hora de elegir el mejor seguro para tu vehículo, lo más importante es fijarse en las coberturas y en el precio. Dentro de lo que cubre un seguros a terceros se encuentra la misma garantía básica: la responsabilidad civil obligatoria, que incluye los daños que un conductor pueda provocar a otras personas o bienes y que es necesaria para circular de forma legal. A partir de ahí, cada póliza ofrece diferentes prestaciones que, por norma general, tienden a subir el precio de la prima. En la siguiente tabla te mostramos los seguros a terceros más económicos según nuestro comparador de seguros de coche:

Seguros a terceros más baratos

Imagen de proveedor Mapfre

TERCEROS

PRIMA ANUAL

111€

Imagen de proveedor Direct Seguros

TERCEROS

PRIMA ANUAL

121€

Imagen de proveedor Axa

TERCEROS

PRIMA ANUAL

127€

Fuente: Kelisto. Tarificaciones realizadas el 07/01/2021. Perfil analizado: conductor de 35 años residente en Madrid con carnet desde los 18 años, que trabaja como administrativo, está casado y no tiene hijos menores a su cargo. Conduce un Volkswagen Golf Plus de 2017 que realiza hasta 12.000 kilómetros al año y duerme en garaje. El conductor mantiene un historial de siniestralidad limpio y ha estado asegurado desde hace más de 10 años.

¿Quiere esto decir que, para ahorrar en tu seguro de coche, lo mejor es quedarse con el producto más básico? No necesariamente. Es posible encontrar seguros muy económicos sin necesidad de renunciar a coberturas básicas. Además, si tu vehículo es nuevo, lo usas todos los días o lo sueles utilizar para viajes largos por carretera, es importante que no solo te fijes en el precio de tu póliza, sino en todos los servicios que te incluye.

Saber que tu seguro de coche te protegerá si sufres una avería en medio de un viaje o si alguien te rompe los cristales, puede librarte de gastos innecesarios aunque implique pagar algo más. De hecho, si analizas las condiciones de los seguros de coche más baratos, verás que no hace falta irse a las primas más caras para contar con un servicio completo, incluso dentro de las pólizas más básicas.  Para que no pierdas de vista las prestaciones más demandadas por los conductores, te contamos qué cubren los seguros de coche a terceros y las garantías que son imprescindibles para que circules tranquilamente.

¿Qué deben cubrir los seguros a terceros?

La Responsabilidad Civil

Es la mínima cobertura que debes contratar y la que incluyen hasta los seguros de coche a terceros más baratos. Se trata de aquella prestación que garantiza que tu aseguradora se hará cargo de los daños que puedas producir a terceros en caso de tener un accidente. Por ley, la responsabilidad civil obligatoria cubre hasta 70 millones en daños corporales y hasta 15 millones para daños materiales. Además, es habitual que las pólizas de seguros a terceros también incluyan la responsabilidad civil voluntaria, que complementa a la obligatoria con hasta 50 millones extra.

Eso sí, ten en cuenta que no todas las situaciones están contempladas en la cobertura de responsabilidad civil: si el siniestro se ha producido con un coche robado, si el conductor estaba bajo los efectos del alcohol o las drogas o, incluso, si se ha tenido el accidente con el cónyuge o un familiar hasta el tercer grado de consanguinidad.

Asistencia en carretera

Si sueles usar tu coche para viajar, ya sea por placer o por cuestiones de trabajo, entonces es fundamental que tu vehículo cuente con un servicio de asistencia en carretera. Muchos conductores creen que están cubiertos en caso de que se produzca una avería mientras conducen, pero lo cierto es que muchos seguros de coche a terceros no incluyen esta prestación.

Además, también es necesario saber que no todas las aseguradoras cubren la asistencia en viaje de la misma manera. Por ejemplo, el seguro a terceros de Axa cubre solo una asistencia básica, es decir, te prestará servicio desde el kilómetro cero (desde el momento en el que empiezas a usar tu coche) y te cubrirá en caso de necesidad de traslado de heridos o repatriación de fallecidos, pero deja fuera la cobertura en caso de pinchazo de rueda, falta de combustible o pérdida de llaves. Estas garantías sí están incluidas en el seguro de coche a terceros de Mapfre, que además también te ofrece noches de hotel por si los ocupantes se quedan tirados a mitad de destino.

Defensa jurídica

Es decir, qué cubre un seguro a terceros en caso de infracción. Aunque las pólizas no cubren los daños que se produzcan mientras se comete una ilegalidad (por ejemplo, si conduces bajo los efectos del alcohol, tu aseguradora puede decidir no hacerse cargo de los daños), productos como el seguro a terceros de Qualitas Auto incluye la defensa y reclamación de daños que hayas podido sufrir en un accidente de tráfico, ya sea como conductor, como peatón o si ibas en otro vehículo como un monopatín o una bicicleta.

En su cobertura de defensa jurídica, Qualitas incluye la libre elección de abogado, las tasas judiciales y un adelanto de indemnización de hasta 6.000 euros.

Indemnizaciones

Los seguros de coche a terceros pueden incluir indemnizaciones en caso de accidente que cubran tanto la invalidez permanente como el fallecimiento del asegurado, aunque esto no es algo obligatorio.

Lo normal es que las compañías no incluyan indemnización por invalidez temporal, aunque hay aseguradoras que sí la ofrecen en sus seguros más básicos. Por ejemplo, el seguro a terceros de Pelayo ofrece la opción de contratar la indemnización por invalidez temporal, con la que te pagarán 20 euros por días que estés de baja.

Asistencia sanitaria no concertada

Por último, las aseguradoras suelen ofrecer en sus seguros de coche a terceros la asistencia sanitaria no concertada, que te garantizará servicio médico en caso de necesitarlo si has sufrido algún accidente. 

Ahorra un 80% en tu Seguro de Coche

Imagen de banner

Noticias relacionadas

Descubre más noticias de
Seguros
Te contamos la última hora
Consejos y Análisis

Comentarios