seguro de coche

5 coberturas que debe incluir tu seguro de coche a terceros

Ahorra un 80% en tu seguro de coche

Llámanos al 91 122 74 92

  • Las coberturas varían de una póliza a otra y determinan el precio y calidad del producto. En Kelisto no solo podrás informarte sobre qué cubre un seguro de coche a terceros, sino que también te diremos aquellas prestaciones que no pueden faltar en tu póliza. 

Todos los seguros de coche parten de la misma garantía básica: la responsabilidad civil obligatoria, que cubre los daños que un conductor pueda provocar a terceros y que es necesaria para circular de forma legal. A partir de ahí, cada póliza ofrece diferentes prestaciones que, por norma general, tienden a subir el precio de la prima.

¿Quiere esto decir que, para ahorrar en tu seguro de coche, lo mejor es quedarse con el producto más básico? Es posible que tu presupuesto sea limitado, pero si acabas de comprar un vehículo nuevo, lo utilizas todos los días o sueles sacarlo a la carretera, merece la pena que, además del precio, tengas en cuenta los servicios que incluye tu póliza.

Saber que tu seguro de coche te protegerá si sufres una avería en medio de un viaje o si alguien te rompe los cristales, puede librarte de gastos innecesarios aunque implique pagar algo más. De hecho, si analizas las condiciones de los seguros de coche más baratos, verás que no hace falta irse a las primas más caras para contar con un servicio completo, incluso dentro de las pólizas más básicas.  Para que no pierdas de vista las prestaciones más demandadas por los conductores, te contamos qué cubren los seguros de coche a terceros y las garantías que son imprescindibles para que circules tranquilamente.

1. Responsabilidad Civil

Es la mínima cobertura que debes contratar y la que más identifica a los seguros de coche a terceros. Se trata de aquella prestación que garantiza que tu aseguradora se hará cargo de los daños que puedas producir a terceros en caso de tener un accidente. 

Eso sí, ten en cuenta que no todas las situaciones están contempladas en la cobertura de responsabilidad civil: si el siniestro se ha producido con un coche robado, si el conductor estaba bajo los efectos del alcohol o las drogas o, incluso, si se ha tenido el accidente con el cónyuge o un familiar hasta el tercer grado de consanguinidad.

2. Asistencia en carretera

¿Eres de los que les gusta sentarse al volante para viajar? Entonces es fundamental que tu coche cuente con un servicio de asistencia en carretera. Muchos conductores creen que están cubiertos en caso de que se produzca una avería mientras conducen, pero lo cierto es que muchos seguros de coche a terceros no incluyen esta prestación.

La asistencia en viaje puede llegar a incluir noches de hotel por si los ocupantes se quedan tirados, la reposición de combustible, la pérdida de llaves o el cambio de rueda. Algunas, como la de Génesis Seguros o Regal, ofrecen ayuda a personas en todo el mundo y asistencia a vehículos en toda Europa, con lo cual es una excelente opción a considerar si te desplazas fuera de España con tu vehículo durante escapadas o vacaciones.

3. Defensa jurídica

¿Qué cubre un seguro de coche a terceros en caso de infracción? Aunque las pólizas no cubren los daños que se produzcan mientras se comete una ilegalidad (por ejemplo, si conduces bajo los efectos del alcohol tu aseguradora puede decidir no hacerse cargo de los daños), productos como el de Regal incluyen hasta 3.000 euros de gastos en defensa jurídica, recurso de multas o asesoramiento legal telefónico en caso de que te quiten los puntos del carné.

Qualitas Auto también cuenta con defensa jurídica y reclamación de daños: incluye libre elección de abogado y cubre las tasas, derechos y costas judiciales, los gastos notariales y de otorgamiento para pleitos así como también los honorarios de los peritos.

4. Indemnizaciones

Los seguros de automóvil a terceros pueden incluir indemnizaciones en caso de accidente que cubran tanto la invalidez permanente como el fallecimiento del asegurado, aunque esto no es algo obligatorio.

Lo normal es que las compañías no incluyan indemnización por invalidez temporal, aunque hay aseguradoras que sí la ofrecen en sus seguros más básicos.

5. Asistencia sanitaria no concertada

Por último, las aseguradoras suelen ofrecer en sus sus pólizas básicas la asistencia sanitaria no concertada, que te garantizará servicio médico en caso de necesitarlo si has sufrido algún accidente. 

Estas son las prestaciones esenciales que cubre un seguro a terceros que se precie. Sin embargo, existen otras coberturas igual de interesantes que son exlusivas de otras modalidades, como la garantía de lunas, robo e incendio en los seguros a terceros ampliado y los daños propios de las pólizas a todo riesgo.

Otros artículos que te pueden interesar

Tu opinión nos importa

Puntúa y deja tu comentario

Ahorra un 80% en tu seguro de coche

Llámanos al 91 122 74 92