MENU

Información de Abanca

La hipoteca variable que Abanca pone a disposición de sus clientes es la denominada Hipoteca Mari Carmen Variable. Es un préstamo hipotecario que se caracteriza por su flexibilidad y que se ofrece con un TAE variable del 2,22%. La entidad la comercializa con un euríbor de +1,25% a partir del tercer año de vigencia de la hipoteca, y un TIN desde 1,75% durante los dos primeros años. Entre las ventajas de la hipoteca variable de Abanca se encuentra la posibilidad de aplazar el pago de las cuotas correspondientes durante 2 años. No exige a su vez el abono de ningún tipo de comisión, ya sea de apertura, estudio o renovación.

La hipoteca Mari Carmen Variable de Abanca puede solicitarse por hasta el 80% del valor de tasación de la vivienda o del precio de compraventa, siempre considerando el valor menor. El plazo para la devolución del préstamo depende de la edad del solicitante. Si el prestatario tiene menos de 45 años, el plazo máximo en el que podrá devolver la hipoteca es de 30 años. Sin embargo, si su edad es mayor, el plazo deberá ser más reducido ya que la entidad establece la obligación de abonar la devolución de la hipoteca antes de cumplir los 75 años.

Abanca ofrece la posibilidad de aplazar el pago de hasta 24 cuotas. Para ello, establece como condición haber satisfecho los 60 primeros pagos y que queden menos de 5 años para el término de la hipoteca. Esta posibilidad de aplazar los pagos sólo puede solicitarse dos veces durante toda la vigencia del préstamo. Mientras dure ese aplazamiento, el interés a cobrar aumentará un 1%, que será liquidado al finalizar el plazo en el que no se pagan las cuotas. También puede sumarse al capital restante a devolver.

Para poder solicitar una hipoteca variable de Abanca es necesario que por lo menos uno de los solicitantes tenga suscrita y sea titular de una tarjeta de crédito Visa Clásica de la entidad.

¿Necesitas una hipoteca?

Te ayudamos a conseguirla de forma inmediata
Ver ofertas

Otras Entidades