Imagen de proveedor

Cuentas bancarias de Abanca

Compara todas las cuentas de Abanca con Kelisto.

Otros productos bancarios

Todo sobre las cuentas bancarias de Abanca

Las cuentas de Abanca son los productos de la entidad con los podrás guardar tu dinero y disponer de él siempre que quieras, además de realizar todas las operaciones bancarias más importantes. Abanca pone a disposición del cliente cuentas corrientes, cuentas sin comisiones y cuentas nómina, aunque para operar con cualquiera de ellas podrás contratar la misma oferta y, en función de los requisitos que cumplas, disfrutarás de unas ventajas u otras. Las únicas excepciones son la cuentas bancarias de Abanca para niños y jóvenes, para los que la entidad dispone de ofertas específicas que proporcionan a estos clientes distintas ventajas según la franja de edad en la que se encuentren.

Una cuenta corriente funciona como un depósito a la vista: es un producto en el que podrás ingresar tu dinero y hacer operaciones básicas como sacar dinero o hacer transferencias. Sin embargo, con este producto no tendrás que esperar un tiempo determinado para poder acceder a tus ahorros. Además, podrás obtener ventajas como ahorro en comisiones. Las cuentas corrientes de Abanca están destinadas para varios tipos de clientes, por lo que podrás elegir aquella que más se ajuste a tus necesidades.

Si te interesa hacerte con una de las cuentas sin comisiones de Abanca has de saber que estos productos no te cobrarán por la administración ni por el mantenimiento, ni tampoco por realizar tu operativa bancaria (transferencias, ingreso de cheques, domiciliación de recibos, solicitud de tarjetas…). Una cuenta sin comisiones puede ser al mismo tiempo una cuenta corriente, una cuenta nómina o una cuenta de ahorro.

Si optas por contratar cuentas nómina de Abanca debes saber que se caracterizan por ofrecer ciertos beneficios a cambio de la domiciliación de la nómina del cliente. También podrás realizar las operaciones básicas de cualquier cuenta y entidad, y los regalos que recibas pueden ser materiales, o en forma de ahorro de comisiones o rentabilidad de tu cuenta. Para conocer todas las ventajas de una cuenta nómina y cómo acceder a ellas, lo más recomendable es leer la letra pequeña del producto. De esta manera, no tendrás sorpresas desagradables y sabrás qué requisitos tienes que cumplir para hacerte con alguno de estos beneficios.

En líneas generales, debes tener que las cuentas bancarias de Abanca se pueden contratar tanto en sus oficinas como por Internet. Sin embargo, la entidad suele ofrecer ciertas ventajas adicionales para quienes optan por el canal digital o, en su defecto, les exime de cumplir con ciertos requisitos para, por ejemplo, disfrutar de una política de cero comisiones.

En cualquier caso, antes de contratar cualquier oferta, recuerda que siempre es recomendable comparar las cuentas bancarias de Abanca con las del resto de entidades que operan en el mercado. De esa forma, podrás estar totalmente seguro de que estás eligiendo la oferta que mejor se adapta a tus necesidades, que te ofrece más ventajas y, sobre todo, que te cobra menos comisiones.