Cuentas nómina de Banco Santander

Tu opinión nos importa:

Puntúa y deja tu comentario.

La alternativa más interesante para aquellos que quieran domiciliar su nómina en el Banco Santander es la Cuenta 1|2|3, que ofrece una remuneración por tus ahorros, dependiendo del saldo, de entre el 1% y el 3%, así como bonificaciones en tus recibos. Otra opción que tiene el banco que preside Ana Botín es la cuenta corriente Día a Día, que ofrece una serie de ventajas por domiciliar la nómina.

Ofertas de Cuentas nómina

  • Bancosantander
    Cuenta 1 2 3
    Cuentas nómina
    T.A.E. 3,00 %
    Ingresos Mín. Sin determinar
    Comisiones Si

¿Qué beneficios ofrece?

*Datos válidos a 22 de octubre de 2015

Cada una de las cuentas del Santander tiene sus propias características, por lo que, dependiendo de tu perfil, será más adecuada una u otra.

• La Cuenta 1|2|3 del Santander es una cuenta remunerada que ofrece una serie de ventajas, entre las que destacan una remuneración de los ahorros de entre el 1% y el 3% en función del saldo diario (1%, para saldos entre 1.000 y 2.000 euros; 2%, cuando el saldo se sitúa entre 2.000 y 3.000 euros, y 3%, para un saldo de entre 3.000 y hasta 15.000 euros). Además, devuelve entre el 1 % y el 3 % de los recibos domiciliados (el 1% de los tributos locales y Seguros Sociales, el 2% de los suministros del hogar y seguros, y el 3%, en los relativos a educación y ONGs). Esta oferta no tiene contrato de permanencia. Además, para darte la bienvenida al “Mundo 1|2|3”, te regala una acción de la entidad y si contratas algún producto extra con ellos (plan de pensiones, seguros…), te va premiando con nuevas.

• La Cuenta Día a Día del Santander es una cuenta corriente, con tarjeta de débito clásica asociada y contrato multicanal para que puedas gestionar tus ingresos y pagos en cualquier momento y lugar. Si domicilias tú nómina, puedes disfrutar de una cuenta sin comisión de mantenimiento y de la exención de la cuota de renovación de la tarjeta de débito.

¿Qué exigen a cambio?

Cada una de las cuentas tiene sus propios requisitos, más exigentes en el caso de la cuenta 1|2|3, que en la Día a Día. Son los siguientes:

• Para poder acceder a las ventajas de la Cuenta 1|2|3 es necesario que tengas domiciliada tu nómina, por una cantidad de 600 euros o más, tener domiciliados en dicha cuenta y pagados tres recibos de tres compañías emisoras diferentes en los últimos tres meses. Además, debes fijarte bien en la letra pequeña, puesto que la rentabilidad mínima (1%) se obtiene a partir de un saldo diario mínimo de 1.000 euros y los saldos a partir de 15.000 euros no se remunerarán. La devolución de recibos que podrás obtener también tiene limitaciones, ya que se bonificará un máximo de 1.000 euros al mes por cada una de las cinco categorías que establece el Santander (tributos, suministros del hogar, seguros, educación y ONGs). La cuenta implica unos gastos de 3 euros al mes de mantenimiento de la cuenta corriente (36 euros al año como mínimo) y utilizar la tarjeta de crédito o débito seis veces al trimestre. En total, las comisiones se pueden elevar hasta los 72 euros al año si se incluyen los tres euros al mes que la entidad cobra por tener tarjeta de crédito Mundo 1|2|3. Si no cumples las condiciones, la comisión de mantenimiento pasa de tres euros a ocho euros.

• Para que tu Cuenta Día a Día esté libre de comisión de mantenimiento debes domiciliar una nómina de, por lo menos, 600 euros al mes, tener domiciliados y pagados tres recibos de tres compañías emisoras diferentes en los últimos tres meses y realizar, por lo menos, seis movimientos con la tarjeta asociada a tu Cuenta Día a Día en los últimos tres meses. En caso de incumplir alguno de estos requisitos (durante tres liquidaciones consecutivas), la comisión mensual de la cuenta pasa a ser de ocho euros y la comisión de renovación de la tarjeta de débito pasa de ser gratuita a tres euros mensuales.

### Otros datos de interés

Si lo que quieres es conseguir una rentabilidad por tu nómina, dependiendo de cuál sea tu perfil, la Cuenta 123 no tiene por qué ser la opción más idónea. Si dispones de pocos ahorros y tienes pocos recibos que domiciliar (y además son por poco importe), con el producto del Santander puedes llegar a perder dinero. Y es que si no cumples con los requisitos exigidos, las ventajas desaparecen. Dependiendo del salario mínimo que domicilies y de si estás dispuesto a aceptar una cierta permanencia, la Cuenta Nómina Bankinter puede ser una buena opción, ya que te permite obtener una rentabilidad por tus ahorros del 5% TAE durante el primer año y del 2% en el segundo ejercicio. No tiene comisiones y ofrece la tarjeta de crédito gratis. Eso sí, tienes que domiciliar una nómina con un importe mensual de 1.000 euros o más, mantener ese nivel de ingresos durante dos años, cargar por lo menos un recibo o al mes o tres al trimestre y realizar con la tarjeta asociada un movimiento en compras al mes o tres en el trimestre.

Otra alternativa menos exigente es la Cuenta Self Nómina, de Selfbank, que no requiere importes mínimos, ni máximos para su contratación, aunque su remuneración es menor a la que ofrece Bankinter y el Santander. Está asociada a la cuenta ahorro Self (también gratuita), que tampoco requiere un saldo mínimo para recibir una remuneración que, durante los tres primeros meses es del 3%. Cumplido ese plazo, la retribución se reduce al 0,60%. La tarjeta de crédito siempre es gratuita, si la nómina que domicilias es de 800 euros o más.

La Cuenta Expansión de Banco Sabadell es una cuenta nómina que no tiene comisiones, con tarjeta de crédito y débito gratuitas. También te ofrece sin coste la tarjeta Repsol Máxima, que te permitirá obtener un descuento del 2% en el carburante y del 5% en tiendas y lavados en las estaciones de servicio de la red Repsol, Campsa y Petronor. Estos descuentos se suman a la devolución del 3% del importe de tus recibos de luz, gas, teléfono fijo, móvil e Internet domiciliados (hasta un máximo de 20 euros). Para poder acceder a estas ventajas, tienes que domiciliar una nómina con un importe mínimo mensual de 700 euros.