Cuentas nómina de Triodos Bank

Tu opinión nos importa:

Puntúa y deja tu comentario.

Quienes deseen contratar cuentas nómina en Triodos Bank deben tener en cuenta que el banco ético no dispone de un producto específico para esta finalidad, sino que permite que el cliente disfrute de la operativa habitual de uno de estos productos a través de la Cuenta Corriente Triodos.

Este producto permite que el consumidor disponga de una cuenta corriente con la que podrá realizar las operaciones bancarias básicas, como domiciliación de pagos y cobros, emisión de cheques, transferencias o disposición de dinero en cajeros. Además, ofrece total liquidez: es decir, el consumidor puede extraer su dinero cuando quiera sin tener que abonar ninguna penalización por ello.

Beneficios de las cuentas nómina de Triodos Bank

En cuento a su ventajas, estos productos que funcionan como cuentas nómina de Triodos Bank, ofrecen una interesante política de comisiones: el consumidor no tendrá que abonar costes por abrir o mantener la cuenta, y podrá domiciliar su nómina y recibos de forma gratuita, una gestión que se llevará a cabo desde la propia entidad sin aplicar coste alguno al consumidor.

Asimismo, al abrir cuentas nómina en Triodos Bank el cliente podrá solicitar una tarjeta de débito de la entidad, sin coste y con la que podrá disponer de efectivo de forma gratuita en más de 8.000 cajeros de todo el país.

En cuanto a su retribución, este tipo de productos no ofrecen ningún interés por los ahorros que el cliente mantenga ya que originariamente son simples cuentas corrientes. Ahora bien, Triodos Bank permite que sus clientes asocien este tipo de depósitos a la vista con cualquiera de los productos de ahorro de la entidad, de forma que el consumidor pueda tener una herramienta para cada finalidad: una para su operativa diaria y, la otra, para sacar partido a su dinero.

Para poder acceder a una de las cuentas nómina de Triodos Bank, el consumidor podrá realizar los trámites por correo postal o por teléfono. Al utilizar el primer método, el consumidor solo tendrá que enviar un formulario de contratación con sus datos y la fotocopia de su identificación a la dirección que facilita la entidad. Si prefiere la vía telefónica, el banco le hará llegar por e-mail toda la documentación que debe leer para que, posteriormente, le sea devuelta junto con otros documentos que pudiera requerir la entidad.