Cuentas nómina de Cajamar

Tu opinión nos importa:

Puntúa y deja tu comentario.

Todos aquellos que deseen abrir cuentas nómina en Cajamar tendrán que optar por la Cuenta.i, un producto de la entidad que funciona como un depósito a la vista en la que se puede domiciliar cobros (como un salario) o pagos (como los recibos del hogar).

Como ocurre con cualquier depósito a la vista, este tipo de cuentas nómina de Cajamar permite que el consumidor disponga de su dinero en cualquier momento. Por tanto, al contrario de lo que podría suceder con un depósito a plazo fijo, el usuario no tendrá que abonar ninguna penalización por retirar el dinero en cualquier momento. Además, este producto permite que el consumidor realice operaciones bancarias básicas, como transferencias, domiciliaciones, extracción de efectivo en cajeros o emisión de cheques.

Características de las cuentas nómina de Cajamar

En cuanto a sus características específicas, estas cuentas nómina de Cajamar se pueden contratar por Internet y no disponen de correspondencia tradicional, sino que toda la información llegará a manos del cliente por vía digital. Al operar con ellas sucede algo parecido: todas las gestiones se realizan a través de banca electrónica, banca telefónica o mediante la red de cajeros de Cajamar.

Entre las ventajas de estas cuentas nómina de Cajamar destaca su interesante política de comisiones, ya que no cobran cargos por mantenimiento ni administración. Además, permite que se domicilie tanto un salario como una pensión y/o recibos. Una vez abierta, posibilita que el consumidor solicite una tarjeta de débito que podrán personalizarse.

A día de hoy, estas cuentas nómina de Cajamar no disponen de ninguna retribución aunque la entidad recuerda que, si algún día cambiara esta condición, el dinero recibido sería considerado como un rendimiento del capital mobiliario por lo que el usuario tendría que rendir cuentas ante Hacienda por la cantidad obtenida. En concreto, si la cantidad conseguida fuera inferior a 6.000 euros, tendría que abonar un 19% del total en concepto de impuestos.

La entidad también recuerda que quienes quieran contratar cuentas nómina de Cajamar podrán rechazar el contrato firmado durante un total de 14 días si no quieren tener que hacer frente a una posible penalización.