Imagen de proveedor

Cuentas bancarias de Orange Bank

Compara todas las cuentas de Orange Bank con Kelisto.

Otros productos bancarios

Todo sobre las cuentas bancarias de Orange Bank

Las cuentas de Orange Bank son un producto pensado para quienes necesitan un depósito a la vista para hacer sus operaciones básicas del día a día, o bien, para quienes están pensando en sacar partido a sus ahorros, pero con su dinero siempre disponible, ya que lo que Orange Bank propone a sus clientes son dos tipos de ofertas: cuentas corrientes y cuentas remuneradas. No obstante, a diferencia de lo que sucede con sus competidores, sus ofertas no se comercializan de forma individual, sino que forman parte de un mismo pack, en el que también se incluye una tarjeta de débito.

Con la cuenta corriente de Orange Bank el cliente gestionará su dinero como quiera, es decir, podrá disponer de él siempre que lo desee. Además, puede utilizarse para cualquier tipo de gestión diaria, como domiciliar cobros (como la nómina) o pagos (como los recibos del hogar), o realizar transferencias. La gran ventaja de la cuenta corriente de Orange Bank es que no cobra comisiones por ninguna de estas operaciones, y tampoco tiene permanencia. Esta oferta funciona como una cuenta sin comisiones de Orange Bank, es decir, te libera de la comisión de administración y mantenimiento y de los gastos de tu operativa diaria (transferencias, depósito de cheques…).

Junto con esta cuenta corriente, el pack de lanzamiento del banco del operador naranja también incluye la cuenta remunerada de Orange Bank, que te dará una rentabilidad por la cantidad de dinero que ingreses cuando haya pasado un tiempo determinado. Estos productos financieros son parecidos a los depósitos a plazo fijo, con la diferencia de que el cliente podrá disponer de sus ingresos siempre que quiera y sin tener que abonar ninguna penalización.