Imagen de proveedor

Cuentas bancarias de Cajamar

Compara todas las cuentas de Cajamar con Kelisto.

Otros productos bancarios

Todo sobre las cuentas bancarias de Cajamar

Las cuentas bancarias de Cajamar ofrecen una gran variedad de funcionalidades para que puedas escoger aquella cuenta que estés buscando y, de esta manera, disponer de tu dinero cuando quieras. Entre las cuentas de Cajamar encontrarás cuentas corrientes, cuentas nómina y cuentas remuneradas.

Una cuenta corriente es un depósito a la vista en el que el cliente puede ingresar su dinero y disponer de él cuando quiera, además de permitir al usuario realizar operaciones bancarias básicas, como ingresos, traspaso de dinero o domiciliar algunos recibos. También podrás hacer uso de tarjetas de crédito o débito para realizar tus operaciones o, incluso, solicitar algún préstamo. En esta entidad tendrás acceso a cuentas corrientes de Cajamar, desde las más básicas hasta las que están dirigidas especialmente a jóvenes y niños. Además, dentro de estas cuentas corrientes también encontrarás aquellas que estén destinadas para personas con un perfil digital, ya que se podrán manejar de manera totalmente online.

Las cuentas nómina de Cajamar son aquellas con las que, por tener domiciliada tu nómina, podrás acceder a algunas ventajas. Además, por tener tu nómina con el banco también podrás ahorrarte las comisiones, aunque esto es algo que las entidades también suelen ofrecer en otras cuentas. Por ello, lo mejor es que revises la letra pequeña de la cuenta nómina de la entidad para tener claro cuáles son los beneficios a los que tendrás acceso, en especial si tu objetivo es contratar una de las cuentas sin comisiones de Cajamar y ahorrarte todos los gastos de mantenimiento y de tu operativa diaria.

Al domiciliar tu nómina en Cajamar tendrás acceso, al mismo tiempo, a las cuentas remuneradas de Cajamar. Con estos productos, los clientes obtendrán cierta rentabilidad a cambio de mantener su dinero durante un periodo de tiempo determinado. Sin embargo, una cuenta remunerada no es lo mismo que un depósito a plazo fijo: con la cuenta podrás recuperar tu saldo sin sufrir ningún tipo de penalización. Al contratar la cuenta remunerada de Cajamar y cumplir con los requisitos que exige a los clientes no tendrás que pagar ningún tipo de comisión de mantenimiento y conseguirás una remuneración desde el primer céntimo que ingreses.