Imagen de proveedor

Cuentas bancarias de Revolut

Compara todas las cuentas de Revolut con Kelisto.

Otros productos bancarios

Todo sobre las cuentas bancarias de Revolut

Si estás buscando un producto de financiación que te permita almacenar tus ahorros y beneficiarte de algunos de los servicios que ofrecen los principales bancos, puedes echar un vistazo a las condiciones de las cuentas de Revolut.

Estos productos, que funcionan como una especie de depósito a la vista, están pensados para facilitar al usuario la gestión de su dinero. Aunque sea el banco el que guarda tus ingresos, dispondrás de liquidez total, lo que quiere decir que podrás recuperarlos siempre que quieras sin que el banco te cobre nada. Para que te resulte más sencillo administrar tus finanzas, las cuentas de Revolut también te permitirán domiciliar tu nómina –o cualquier otro tipo de pago que percibas de forma regular- y tus recibos.

Si tuviéramos que catalogarlas, diríamos que Revolut ofrece diferentes variantes de una cuenta corriente. Dentro de esta clasificación, la principal particularidad de las cuentas corrientes de Revolut es que, con un solo producto, podrás disfrutar de dos cuentas: una en Reino Unido y otra Euro IBAN. Además, con ella recibirás una tarjeta prepago.

El resto de ventajas vinculadas a las cuentas corrientes de Revolut cambian según la versión que elijas. Por ejemplo, aunque podrás sacar dinero gratis en cualquier cajero del mundo, los límites varían en función de las comisiones que aceptes pagar. Si adquieres la modalidad más premium de la cuenta corriente de Revolut, podrás también conseguir beneficios adicionales, relacionados con seguros de viaje, compras online o las criptomonedas. Es importante que, si quieres hacerte con una de las cuentas sin comisiones de Revolut, leas bien la letra pequeña de tu contrato para asegurarte de que no te cobran nada por la comisión, la administración ni la operativa básica.

Aunque los productos de la entidad están pensados como cuentas corrientes, también pueden funcionar como cuentas nómina de Revolut, ya que, si el cliente quiere, puede optar por recibir su salario, prestación por desempleo o ingresos regulares en una de ellas. Normalmente, esta práctica permite aprovecharse de regalos o sacar rentabilidad a tus ahorros –es decir, conseguir que el banco te pague un interés a cambio de mantener tus ahorros en Revolut. Por eso, antes de contratar cualquiera de las cuentas de Revolut, es importante que analices qué es lo que quieres conseguir con este producto y, sobre todo, que revises qué es lo que te ofrece cada banco y los requisitos que te piden para hacerte con ello, poniendo especial atención a la letra pequeña detrás de cada propuesta.