Imagen de proveedor

Cuentas bancarias de Banco Mediolanum

Compara todas las cuentas de Banco Mediolanum con Kelisto.

Otros productos bancarios

Todo sobre las cuentas bancarias de Banco Mediolanum

Las cuentas de Banco Mediolanum son uno de los productos que ofrece el banco para particulares que quieren administrar su dinero y beneficiarse de las ventajas que ofrece la entidad a cambio de ingresar en ella los ahorros de los que disponen. Para ello, podrás elegir entre las cuentas de Banco Mediolanum corrientes, nómina y remuneradas.

Ahora bien, dependiendo de tus características financieras, te convendrán más unas que otras: si lo único que quieres es tener un sitio en el que guardar tu dinero para poder disponer de él cuando te convenga, puedes optar por las cuentas corrientes de Banco Mediolanum, que funcionan como un depósito a la vista: es decir, que aunque el banco tenga tu dinero, podrás servirte de varios servicios que te permitirán gestionarlo a tu gusto a través de transferencias, domiciliaciones de recibos, extracciones en cajeros –gratis siempre que se hagan desde la red de cajeros de la entidad- o pagos con tarjeta.

Como no exigen más requisitos que el de que seas mayor de edad, las cuentas corrientes de Banco Mediolanum tampoco ofrecen muchos más beneficios más allá de los mencionados. La cosa cambia si decides domiciliar tu salario o pensión para que todos los meses se ingrese allí de forma automática, con lo que transformarías el producto en una de las cuentas nómina de Mediolanum. A cambio, nuevas ventajas se añaden a las que ya tenías: además de quedar libre de comisiones por hacer transferencias o el mantenimiento de tu cuenta, el banco te pagará un TIN (Tipo de Interés Nominal) que varía en función del dinero que tengas. A más cantidad guardada en el banco, mayor será el TIN que consigas.

Al ofrecerte una rentabilidad por tu capital, es decir, permitir que tu dinero crezca solo por mantenerlo, puedes reconvertir el producto en una cuenta remunerada de Mediolanum. Aunque tener una nómina domiciliada puede ser requisito para conseguir un interés por tus ahorros con algunos de los productos de la entidad, este no es imprescindible: hay otras cuentas remuneradas de Mediolanum que te permitirán sustituir el salario por otro tipo de ingresos, siempre que alcancen un mínimo y se hagan de forma regular. Con otras, bastará con tener tu dinero ingresado para que empiecen a pagarte por ello, pero también cambiarán las exigencias de la cuenta.

Como ves, al contrario de lo que ocurre en otros bancos, no hay productos exactamente diferenciados para cuentas de Banco Mediolanum corrientes, nómina o remuneradas: a veces una misma cuenta puede ser de dos tipos a la vez y, según la gestión que hagas de tu dinero y los requisitos que cumplas, podrás beneficiarte de unas u otras ventajas. Del mismo modo, si estás interesado en hacerte con una cuenta sin comisiones de Mediolanum es importante que tengas claro que una cuenta sin comisiones puede ser una cuenta corriente, nómina o remunerada, ya que en el catálogo de productos de la entidad están contempladas las tres posibilidades.

En cualquier caso, y como siempre te recomendamos, merece la pena que dediques tiempo a revisar la letra pequeña de las ofertas de Banco Mediolanum y de otras entidades, lo que te permitirá ver con cuál puedes sacar más rentabilidad o ahorrar al ingresar tu dinero.